Página 5 de 6 PrimerPrimer ... 3456 ÚltimoÚltimo
Resultados 121 al 150 de 158

Tema: España. Prensa Rosa en el kiosko

  1. #121
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Sofía de Suecia: un abrigo tartán y una falda plisada a lo Letizia para un look de otoño 10
    Junto a su marido, el príncipe Carlos Felipe, ha reaparecido para visitar un hospital en su país y nosotras nos quedamos con su nuevo outfit


    El príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofia de Suecia visitan un hospital en Karlstad. (Cordon Press)

    Por Paula Mata
    28/10/2020 - 11:40 Actualizado: 28/10/2020 - 11:48

    Ni el mal tiempo ni la lluvia han impedido que Carlos Felipe y Sofía de Suecia vuelvan a hacer acto de presencia en público. La ocasión así lo merecía. La pareja real ha visitado el Hospital Central de Karlstad, una bonita ciudad al norte de Suecia, y lo han hecho para conocer de primera mano cómo el personal sanitario, otros trabajadores y pacientes están viviendo la lucha contra el coronavirus.

    El viaje y la posterior visita al hospital fueron anunciados ayer por el propio príncipe de Suecia a través de su perfil en Instagram y, con esa información de antemano, la expectación por ver de nuevo al matrimonio royal era tremenda.

    https://www.instagram.com/p/CG2hAM_H...ource=ig_embed

    Muy implicada en todo lo relativo a la lucha frente a la pandemia y siempre dispuesta a ayudar -recordemos que Sofía de Suecia incluso actuó como auxiliar de enfermería en el hospital de Sophiahemmet (Estocolmo) durante los meses más duros de la expansión del virus-, la princesa ha acudido de nuevo a un centro hospitalario con la misma ilusión y ganas que hace unos meses, eso sí, esta vez para escuchar las historias de sus sanitarios, detectar cuáles son las necesidades inmediatas que tienen y poner su granito de arena como representante de la familia real de Suecia. Para pisar el hospital, la princesa Sofía ha aparcado su uniforme de enfermera y se ha enfundado en un look otoñal perfecto.


    Carlos Felipe y Sofía. (CP)

    A simple vista la primera prenda del outfit que despierta nuestra atención es el abrigo: un diseño de corte oversize de líneas clásicas, largo midi y confeccionado en lana con un bonito motivo tartán en tamaño XL que combina el beige, el naranja y el gris. Lo que en moda se entiende por un abrigo ideal para esta estación tan evocadora del año. Bajo él, un jersey de cuello alto de color negro y aquí viene otra de las piezas clave del look de Sofía, una falda midi plisada en color nude que nada más verla nos ha recordado a la falda de Massimo Dutti de doña Letizia, esa que volvió a lucir hace solo unos días. Comparaciones a un lado, lo cierto es que a la princesa sueca también le sienta como un guante la falda. Para rematar el outfit, unas botas de piel de inspiración seventy en el mismo tono que la falda. Así ha puesto el broche de oro Sofía a su nuevo look de temporada.


    Los príncipes. (CP)

  2. #122
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Brad Pitt, de nuevo soltero: rompe con la modelo Nicole Poturalski
    Se conocieron en un restaurante en Berlín que pertenece al marido de la modelo, Roland Mary, con quien mantiene un matrimonio abierto


    Nicole Poturalski y Brad Pitt

    ABC
    Actualizado:29/10/2020 11:16h

    Tras casi cuatro años separado de Angelina Jolie, y aún inmerso en un complejo proceso de divorcio, Brad Pitt (56 años) parecía que había sentado la cabeza con la modelo alemana Nicole Poturalski (27), pero la cosa no ha llegado a buen puerto. El intérprete vuelve a estar soltero, como así ha confirmado un portavoz del estadounidense a Page Six. «Nunca fue tan serio como se dijo». Aclara que aunque se ha hecho público ahora, la ruptura «fue hace un tiempo».

    Pitt y Poturalski se conocieron en un restaurante en Berlín que pertenece al marido de la modelo, Roland Mary, con quien mantiene un matrimonio abierto. Fueron «cazados» en el hotel Du Cap, al que llegaron en un jet privado procedente de París, donde disfrutaron de unos días de vacaciones juntos en el sur de Francia. La modelo, que responde profesionalmente al nombre de Nico Mary, habla cinco idiomas y es una lectora voraz, como así demuestran sus redes sociales.

    Aunque no se conocen los detalles de la ruptura del actor con su primera conquista tras su tediosa separación, puede que lo del matrimonio abierto de Poturalski no haya convencido a Brad Pitt, que ahora mismo ya tiene suficientes problemas. Que ella viva en Alemania y tengan que tener una relación a distancia, seguro que también ha sido un factor fundamental a la hora de romper.

    Custodia de los hijos
    Una noticia que se hace pública horas después de que se conozca que Priya Sopori ya no será la abogada de Angelina Jolie en el juicio contra Pitt. Representaba a la actriz desde que Laura Wesser dejó su caso, como adelanta el Daily Mail. Por el momento se desconocen los detalles de esta «ruptura».

    Se espera que el juicio, en el que al menos 30 personas serán llamadas a testificar para decidir sobre el futuro de la custodia de los hijos de los que fueron uno de los matrimonios más envidiados de Hollywood, tenga lugar de forma privada.

    https://www.abc.es/estilo/gente/abci...9_noticia.html

  3. #123
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Sara Carbonero sabe cómo llevar las dos piezas estrella del otoño

    La periodista vuelve a inspirar con un estilismo perfecto para esta temporada

    REDACCIÓN, BARCELONA 29/10/2020 11:49

    Hablar de Sara Carbonero significa hablar de tendencias. La periodista es una de las ‘influencers’ más seguidas por su estilo boho chic que inspira a miles de chicas que siguen sus publicaciones en Instagram. La empresaria no solo es experta en poner de moda varias prendas y complementos, como su inseparable sombrero, también muestra cómo combinarlas para obtener un look de diez.

    Esta semana Sara ha conquistado de nuevo con una de las piezas de la colección de Slow Love para Cortefiel. La firma de moda que tiene con su íntima amiga, la también periodista Isabel Jiménez, ha llegado a las tiendas físicas gracias a la emblemática empresa española. Una colaboración que ha permitido a las fans de la ‘influencer’ poder vestir como ella por un precio bastante asequible.

    https://www.lavanguardia.com/de-moda...ias-otono.html

  4. #124
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    SEPARADOS DESDE HACE UNA DÉCADA


    Esta es la poderosa razón por la que Carolina de Mónaco no se divorcia de Ernesto de Hannover
    La revista alemana 'Bunte' ha desvelado el verdadero motivo por el que la princesa no quiere el divorcio. Y tiene mucha relación con Ernesto Jr., su hijastro

    A. Rodríguez
    29/10/2020 - 19:07 Actualizado: 29/10/2020 - 19:07

    Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover se casaban en una ceremonia secreta en el Palacio de Grimaldi el 23 de enero de 1999.

    Había pasado una década cuando empezaron a vivir separados, sin que nunca hubiera una información oficial al respecto.

    Hoy, más de 20 años después, Carolina y Ernesto siguen oficialmente casados: nunca hubo trámites de divorcio ni, aparentemente, intención de solicitarlo.

    De hecho, en la página web del Principado, la hermana de Alberto de Mónaco sigue apareciendo con el título de princesa de Hannover, de más rango que el de princesa de Mónaco.

    Según los expertos, el mantener este prestigioso título era el motivo por el que Carolina de Mónaco no solicitaba el divorcio de su todavía marido.
    Pero la revista alemana 'Bunte' acaba de desvelar cuál es la verdadera razón, y no es otra que conservar el título y propiedades que heredaría el hijo mayor del príncipe alemán, Ernesto Jr. Se lo explicamos. Padre e hijo mantienen un agrio enfrentamiento por las propiedades de la Casa de Hannover, por lo que su relación es actualmente más que tensa, al igual que la que Ernesto mantiene con su hijo pequeño, Christian.

    Llegado el momento, esas propiedades irían a parar a manos de Ernesto júnior, así como el título de príncipe de Hannover, tal y como se regula en la Ley de la Cámara de 1836, que dice claramente que el hijo mayor sería el heredero natural.

    Pero existe una condición para que el primogénito pueda recibir todo el legado, a la que temen que se aferre el todavía marido de Carolina de Mónaco. Y es que el propio jefe de la Casa, en este caso Ernesto de Hannover, hubiera dado el consentimiento para el matrimonio del heredero, algo que al parecer no sucedió -y tampoco en el caso de Christian- y que el alemán podría alegar para que ninguno de sus dos hijos herederan lo que les corresponde.


    Ernesto y Christian de Hannover, con sus respectivas esposas. (Cordon Press)

    Y la única solución para evitar esta posible maniobra de Ernesto de Hannover es que no haya otro heredero, algo que está en manos de Carolina.

    Según explica 'Bunte', la aún princesa de Hannover teme que, si se divorcian, Ernesto pueda contraer matrimonio con su actual pareja, a la que parece que ya ha dado esperanzas de que puedan casarse. Una boda que facilitaría que el príncipe alemán tuviera un hijo legítimo, en manos del que dejar el título y las propiedades de la Casa de Hannover. Así que Carolina se ha 'sacrificado' y sigue casada con el príncipe alemán para evitar una futura boda, a pesar de los disgustos que se ha llevado durante su matrimonio, las polémicas que protagonizó siendo aún su marido de facto y su vida de excesos, que también han hecho que su salud se resienta, y mucho.

    Y esta decisión de la princesa Carolina demostraría dos cosas. Por un lado, la buena relación que tendría con Ernesto Jr. y Christian, los dos hijos que el príncipe alemán tuvo con su primera mujer, Chantal Hochuli. Por otro, que no se fía del que es su todavía marido. El primer punto no es novedoso: la princesa de Mónaco ya se puso del lado del hijo mayor en el enfrentamiento que mantiene con su padre por las propiedades de la Casa de Hannover. Además, Ernesto Jr. ha ejercido de hermano mayor y protector de Alexandra, la hija pequeña de Carolina y Ernesto de Hannover, convirtiéndose en una figura paterna para ella, incluso más que el propio príncipe. Por eso, Carolina tiene un vínculo especial con él y mucho que agradecerle.

    El segundo punto tampoco es en absoluto sorprendente: los últimos tiempos de Ernesto de Hannover no han sido los mejores. Las recientes detenciones, órdenes de alejamiento y numerosos altercados que ha protagonizado indican que no está en su máxima estabilidad mental y que sus decisiones y acciones son totalmente imprevisibles.


    Ernesto de Hannover, en una de sus últimas apariciones públicas, la boda de su hijo Christian. (EFE)
    Última edición por dani55; 30-10-2020 a las 05:15:11

  5. #125
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    El decimoquinto cumpleaños de una princesa responsable



    Carmen Enríquez
    29/10/2020 19:31

    La Princesa de Asturias cumple este fin de semana 15 años, una edad lo suficientemente adulta como para que su figura vaya tomando cada vez más relevancia dentro de la institución de la Corona, sobre todo, dado su papel de sucesora de su padre, el actual Jefe del Estado español. Es evidente que conforme la Princesa Leonor -una joven esbelta, de rasgos suaves y gestos muy contenidos en los actos públicos- vaya haciéndose mayor, irá en aumento el interés público por ella, por conocer detalles de su personalidad y carácter y por saber si la joven Leonor es consciente de la vida que tiene por delante y las cargas que tendrá que asumir por ser la heredera al trono.

    En los últimos meses, algunos medios han planteado en sus publicaciones una pregunta crucial sobre el futuro de la primogénita de los actuales Reyes. No es otra que preguntarse si Leonor llegará algún día a ser Reina de España. Es, sin duda, la pregunta del millón de euros porque nadie, en un momento de incertidumbres como el que estamos viviendo, es capaz de aventurar que va a pasar dentro de diez o veinte años. No hay certezas absolutas de casi nada y menos aún de la evolución que experimentarán las sociedades en los años venideros. Las previsiones constitucionales están ahí, por supuesto, pero la historia a veces da giros impredecibles que serían impensables poco antes de que sucedan.

    Sin embargo, hay algo que está muy claro para los integrantes de la Familia Real y es que ellos deben seguir cumpliendo con sus obligaciones, lo que incluye como tarea prioritaria en estos momentos la formación adecuada de la Princesa Leonor para ser la próxima Reina y Jefa del Estado español. Una tarea para la que ella se está preparando de forma concienzuda en distintos niveles: en el Colegio al que asiste, por supuesto, pero por encima de todo, por todo lo que aprende cada día de sus padres, volcados en sus hijas desde su nacimiento. Los Reyes Felipe y Letizia han inculcado a la Princesa Leonor y a su hermana, la Infanta Sofía, un claro sentido de la responsabilidad por ser quienes son. No sólo no les han permitido gesto alguno de prepotencia y arrogancia por el lugar que ocupan en la sociedad sino todo lo contrario, lo que les han inculcado es que ellas tienen que ser más responsables y cumplir con todos sus deberes por ser quienes son y formar parte de la Familia Real.

    Así que, por encima de todas las incertidumbres que pueda haber de cara al futuro de la monarquía española, podemos tener la certeza absoluta de que la actual sucesora al trono tiene más que asumida su enorme responsabilidad de cara a la sociedad y a los ciudadanos que la componen. Así lo expresó ella misma hace un par de semanas, en el acto de entrega de los Premios Princesa de Asturias, momento en que se pudo intuir ya la talla de una joven a punto de cumplir 15 años que tanto recuerda en el carácter y en los gestos a su padre.

    https://okdiario.com/opinion/decimoq...nsable-6357409

  6. #126
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    ANIVERSARIO

    Cuando Maradona hacía barbacoas en el salón de su mansión de Pedralbes

    El Pelusa cumple 60 años este 30 de octubre: hablamos con sus compañeros y amigos durante sus años en el Barça. Todos le recuerdan como un chaval sencillo y humilde.


    Diego Armando Maradona, con la camiseta del Barça. (Cordon Press)

    Silvia Taulés
    30/10/2020 - 05:00 Actualizado: 30/10/2020 - 09:12

    Maradona está vivo gracias a la pelota, y espero que dentro de 10 años me llames de nuevo para hablar de Diego y su 70 cumpleaños como hablamos hoy de los 60, se merece vivir cien años, lo adoro, siempre fue un amigo especial para mí". Habla Franciso José 'Lobo' Carrasco, mito del fútbol español, compañero de vestuario de Diego Armando Maradona en el Barça en los 80. El Pelusa cumple 60 este 30 de octubre y el Lobo nos habla de algo sagrado, de una amistad que está por encima de todo.

    "Maradona está vivo gracias a la pelota, y espero que dentro de 10 años me llames de nuevo para hablar de Diego y su 70 cumpleaños como hablamos hoy de los 60, se merece vivir cien años, lo adoro, siempre fue un amigo especial para mí". Habla Franciso José 'Lobo' Carrasco, mito del fútbol español, compañero de vestuario de Diego Armando Maradona en el Barça en los 80. El Pelusa cumple 60 este 30 de octubre y el Lobo nos habla de algo sagrado, de una amistad que está por encima de todo. Mantienen contacto, dice que el argentino está muy bien, y quiere recordar al mejor Maradona, una versión que destacan todos quienes le conocen o le conocieron durante sus años catalanes, dos temporadas llenas de fiestas, amigos, discotecas y algún accidente. Maradona no logró el éxito esperado en parte, aseguran, por su círculo, casi todos llegados de Argentina con él. Aquel chico humilde, generoso, buena persona, combatiente, como lo recuerdan sus amigos, es alguien con una inseguridad que pocas veces asoma cuando lo vemos. Aunque en la intimidad, nos destacan, sigue siendo el mismo.


    Diego Armando Maradona, en 2009 en el Camp Nou. (EFE)

    “Es y ha sido siempre un tipo sencillo, un chico de barrio que vive como tal”. Cuando Josep Maria Minguella conoció a Maradona, en Buenos Aires, el Pelusa tenía 17 años. “Era muy tímido, bajaba la mirada cuando le hablabas -recuerda- y así siguió cuando conseguí que fichara por el Barcelona: introvertido, inseguro, siempre fue así, incluso ahora, a pesar de todo”. Minguella era representante de futbolistas y estaba en Argentina en el 76-77 oteando jugadores cuando se topó con Diego Armando Maradona. Se obsesionó por que fichara por el FC Barcelona y lo logró años después, en 1982.
    "Fuera de su hábitat"
    “El día de su presentación -evoca Pichi Alonso, compañero de vestuario del argentino en el Barça-, nos fuimos de pretemporada a Andorra. Nos sentamos juntos en el autocar, le pregunté por sus cosas y recuerdo a un chiquillo que no sabía bien dónde había ido a parar, pelín asustado; fueron pasando los días, las semanas, y seguía igual, no era una chaval preparado para ser un líder, además sentía mucha nostalgia de su país. Estaba fuera de su hábitat natural, por eso se trajo a sus amigos y por eso nunca estaba solo”.

    Maradona y su enorme grupo de amigos, familiares, chicas… En aquellos años, Maradona ya salía con Claudia Villafañe, con quien se casó en 1989 y es la madre de sus hijos, una mujer que sigue al pie del cañón pese a los grandes enfrentamientos que han tenido a lo largo de la vida. Con ella también se trasladaron a Barcelona sus padres y los padres del Pelusa.


    Diego Maradona, junto a su exmujer, Claudia Villafañe, en 2008. (EFE)

    “Cuando se mudó a una mansión en Pedralbes, por la calle Panamá, nos invitó a toda la plantilla a un asado -relata Alonso-. Cuál fue nuestra sorpresa cuando entramos en la casa y vimos que había unas 20 o 25 personas allí metidas. Amigos, primos, la novia… Llegué a la conclusión de que allí comían, bebían y vivían a costa de Diego Armando Maradona. Era poco extrovertido y excesivamente joven para la época, tenía 21 años, por eso se llevó a sus amigos”.

    “Lo del grupo de amigos y familia era increíble -ríe Minguella-. Cuando viajaba con el equipo, no salía de su habitación, solo estaba cómodo con su entorno, recuerdo ir a su casa, a cualquier hora, y siempre había gente allí, veían pelis de Funes de madrugada, reían, hacían chistes, era entonces cuando Diego estaba a gusto”. El promotor inmobiliario encargado de la casa a su marcha, un empresario que prefiere no dar su nombre, nos cuenta: "Cuando fuimos a revisar la casa, estaba hecha un desastre, hasta tenía el techo negro de las barbacoas que habían hecho dentro porque fuera tenían frío”.


    Diego Armando Maradona fuma un puro en Cuba. (Reuters)

    Asados, piscina, tenis, Casa Maradona era una vivienda en la que la fiesta era continua. Unas fiestas que pasaron factura al jugador, quien sufrió una hepatitis de la que muchos han llegado a decir en varios reportajes televisivos que fue una enfermedad venérea. Minguella nos subraya entre risas que él no lo sabe, que podría ser. Y narra que vivía “en una mansión en la zona más cara de la ciudad, con una enorme salón y un comedor con una mesa gigantesca en la que siempre había alguien comiendo”.

    Ese grupo con el que vivía el astro se hizo famoso en las noches barcelonesas: les bautizaron como el clan Maradona. Él entrenaba y sus amigos salían de fiesta, casi cada noche estaban en la discoteca Up&Down, la más elitista de aquella época, noches en las que Maradona también participaba a menudo. “Cuando llegó a Barcelona, su amigo y mánager, Jorge Cysterzpiler, me llamó, el Diego quería quedar conmigo, así que lo llevé a ver el Trofeo Ciutat de Barcelona que jugaba El Espanyol, donde yo estaba en aquella época”, rememora Raúl Longhi, futbolista argentino afincado en Barcelona desde hace décadas. Guarda con devoción algunas fotos de esos años: “Cuando iba a su casa para un asado, siempre había gente allí, Diego nunca estaba solo, lo acompañaban unas 20 o 25 personas”. Es un clásico en todas las respuestas, un mantra que se repite: “Diego nunca estaba solo, era un chico muy afectuoso, muy auténtico, natural, agradable, era de orígenes muy humildes y, pese a ser tan conocido, mantuvo esa humildad y me lo ha demostrado siempre”.


    Raúl Longhi y Diego Armando Maradona. (Archivo personal)

    Maradona se trajo a sus amigos de Argentina y creó un grupo con otros argentinos afincados aquí, quienes le guiaban y le ayudaban a situarse. Era muy joven y no había salido nunca de su casa. “Iniciamos una relación amistosa, con respeto y cariño, alguna vez, pocas en mi caso, coincidimos de fiesta en el Up&Down, pero, sobre todo, cenábamos en la pizzería Corrientes 348, que era su favorita”.

    Jorge Vallejos, propietario de aquella pizzería, nos cuenta que Diego siempre iba acompañado de su familia: “Era un buen chico, pero tuvo mala suerte aquí, primero la hepatitis, después de la lesión que le rompió el tendón de Aquiles, para los argentinos que vivimos aquí fue un desastre no poder ver su mejor versión”. Maradona iba a la pizzería, en la zona de Mandri, después de los partidos y para celebrar cumpleaños. “Le gustaba la pizza pero sobre todo los asados -dice con cierta melancolía-. Venía con su familia y con los amigos, su problema fue que de toda la gente que le rodeaba le quería el 90%, que es mucho, pero ese 10%...”. Problemas que sus amigos citan por encima: “Hablé ayer con su hermano y me dijo que está muy bien después de tantos problemitas, que le preocupa el coronavirus y sabe que se tiene que cuidar, en eso está ahora”.


    Foto dedicada por Maradona a Raúl Longhi. (Archivo personal)

    Longhi y Vallejos conocieron a un mito y destacan a la persona. Todos lo hacen. Todos a quienes hemos preguntado por Maradona coinciden en eso, en hablar de “un chaval normal”, nos apunta Minguella, “todos tenían feeling con él, jamás tuvo un enfrentamiento, y seguramente esa es la clave de su enorme éxito. Eso y su fútbol, claro”.

    'Lobo' Carrasco, quien le dedicó un capítulo de su libro ‘Regate y propina’ (T&B Editores, 2011), se acuerda de momentos especiales, gestos del Pelusa que “lo dicen todo”. “Como aquella vez, cuando tras un partido, a Maradona le dieron una prima y me pide -yo compartía siempre habitación con él- que avise al resto del equipo. ¿Sabes qué hizo? ¡Repartió el dinero entre todos! Eso no lo hace nadie…”.


    Francisco José 'Lobo' Carrasco, con libros sobre Maradona. (EFE)

    Quien se muestra menos benevolente es Pichi Alonso: “Maradona tocó techo, esa sensación de que lo has conseguido todo, que estás ya por encima, su entorno y las drogas no ayudaron. Ha vivido mal acostumbrado por ese entorno que te cuento, gente que no le ha puesto los pies en el suelo, que le han dicho que es el mejor, que es Dios, y así ha acabado”.

    Minguella ha seguido en contacto con Maradona y no puede dejar de recordar una visita que le hizo a Nápoles, a donde se fue tras su paso por el Barça: “Aquello era algo fuera de lo normal, fue una explosión de popularidad extraordinaria, la desgracia es que allí se enganchó a la droga, pero aun así, sigue siendo un elemento con mucha personalidad, a pesar de sus excentricidades”.

  7. #127
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Boda sorpresa: Scarlett Johansson se casa con Colin Jost en una íntima ceremonia
    La pareja no ha querido esperar más y se ha dado el «sí, quiero» en la localidad de Palisades, en el estado de Nueva York


    Scarlett Johansson y Colin Jost - EFE

    ABC
    Actualizado:30/10/2020 10:26h

    Scarlett Johansson (35 años) y el comediante, actor y guionista del veterano «Saturday Night Live» Colin Jost (37) no han querido esperar más. La pareja ha contraído matrimonio el pasado fin de semana en una ceremonia íntima a la que solo han acudido sus familiares y amigos más cercanos, siguiendo todas las medidas de seguridad para evitar contagios de coronavirus. Han preferido celebrar una boda discreta con los suyos antes que retrasar más su enlace por la pandemia.

    Así lo ha adelantado la organización caritativa Meals on Wheels (Comida sobre ruedas), que reparte comida para mayores en situación vulnerable. «Estamos encantados de anunciar que Scarlett Johansson y Colin Jost se casaron este pasado fin de semana», aseguran desde la ONG a través de las redes sociales.

    Solicitan donaciones para celebrar el gran día de la pareja, como así han querido tanto Scarlett Johansson como Colin Jost. Junto al anuncio publicaron una fotografía del ferry de Staten Island en las afueras de Nueva York con latas atadas al final y el texto "Jost Married".

    https://www.instagram.com/p/CG8Cx8qs...ource=ig_embed

    El lugar escogido para la celebración ha sido la localidad de Palisades, en el estado de Nueva York, donde afirman que la actriz compró una casa por cuatro millones de dólares en 2018. Fue en mayo de 2019 cuando la pareja se comprometió tras tres años de relación. Él le regaló un anillo de pedida de 11 quilates.

    Sus vidas se cruzaron mucho antes de comenzar una relación en 2017. Se conocieron en 2010, cuando Scarlett acudió al programa «SNL» como estrella invitada. Parece que es su gran amor. «Lo que ves es lo que hay. Es optimista, tranquilo, divertido, agradable... Eso es lo que realmente me atrajo de él», dijo la actriz en una entrevista sobre el que por aquel entonces era su prometido.

    La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 obligó a confinar a la pareja en Nueva York y retrasar un enlace que para Scarlett, a sus 35 años, sería el tercero tras dos fallidos matrimonios con el actor canadiense Ryan Reynolds (entre 2008 y 2011) y el periodista francés Romain Dauriac (de 2014 a 2017), padre de la única hija de la actriz, Rose Dorothy. Para Colin Jost es el primer matrimonio. «Este no es el momento de reunir a todos nuestros parientes mayores y en riesgo en un grupo grande. No sé cuándo será ese momento», explicaban hace unos meses.

    https://www.abc.es/estilo/gente/abci...6_noticia.html

  8. #128
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Enrique Ponce, operado de urgencia en Jaén por culpa de una hernia

    Á. RONDÁN
    30.10.2020 - 13:01H


    El torero Enrique Ponce.GTRES

    El excelente momento vital de Enrique Ponce, ajeno a las críticas y exultante con su nuevo amor, Ana Soria (quien se ha cambiado de universidad para poder seguir con sus estudios y vivir en su nuevo hogar con él), se ha visto truncado este viernes con una visita al hospital.

    Lo ha hecho para ser operado de urgencia, tal y como ha revelado en exclusiva la revista Semana. A pesar de que no se sabía de ninguna dolencia del diestro, ni a través de sus redes sociales ni en las de su pareja (con las que sin embargo sí que ha presumido en Tik Tok de ático, el cual tiene unas increíbles vistas al mar de Almería), lo cierto es que a las 11.30h ha entrado en quirófano.

    El matador está en la clínica Cristo Rey, en Jaén, y el motivo no es otro que una hernia de estómago que a buen seguro le hará parar de su alto ritmo profesional, dado que no solo estaba en plena temporada taurina sino también en su búsqueda discográfica puesto que ya tiene grabado su primer álbum, que contiene un dueto con su buen amigo Julio Iglesias.

    A su lado en el centro de salud se encuentra Soria, que no se separa de él ni un solo instante. Este tipo de hernia, conocida como hiatal ya que afecta al hiato, una pequeña abertura a través de la cual pasa el tubo alimenticio o esófago en su unión al estómago, no es demasiado grave, aunque si es demasiado grande -la parte superior del órgano sobresale por el diafragma- provoca que tanto la comida como los ácidos retrocedan, lo que conlleva un ardor de estómago y haga necesaria la intervención.

    Por ahora no se conoce cuánto tiempo deberá permanecer ingresado el torero, aunque todo parece indicar que no serán demasiados días, debido sobre todo a la crisis sanitaria que estamos atravesando y en la que Andalucía es de las zonas más afectadas.

    https://www.20minutos.es/noticia/443...de-una-hernia/
    Última edición por dani55; 30-10-2020 a las 11:27:01

  9. #129
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Carlota Casiraghi y Carolina de Mónaco, la entrevista en la que se mojan más que nunca
    Madre e hija protagonizan un espectacular reportaje en el que hablan muy abiertamente de cómo ha sido y cómo es su vida


    Carolina y Carlota, en una imagen de archivo. (Reuters)

    Por Juanra López
    31/10/2020 - 10:17 Actualizado: 31/10/2020 - 10:17

    Es muy insólito que Carlota Casiraghi y Carolina de Mónaco hablen de su vida personal. Mucho menos que lo hagan juntas. Esa proeza la ha logrado 'Madame Figaro', que ha conseguido que la princesa de Hannover y su hija, fruto de su segundo matrimonio con el recordado Stefano Casiraghi, posen juntas y establezcan un diálogo público de enorme calado por las revelaciones que han realizado. La entrevista comienza abordando una cuestión que a Carlota le apasiona, la filosofía, y subraya que todas las pasiones son difícilmente explicables y que esta en concreto comenzó por "mi gusto por los libros, siempre los he amado, incluso antes de saber leer". Una coincidencia que comparte con su madre: "A mí me pasó lo mismo, cuando era niña quería leer libros para adultos. Creo que es algo que les pasa a las chicas. Cogía libros de la biblioteca de mis padres sin entender nada desde la primera a la última línea". Y, por cierto, uno de los libros favoritos de Carlota es una joya del siglo XIX, 'Rojo y negro', de Stendhal.

    La hija de Rainiero de Mónaco y Grace Kelly también aborda la cuestión de cómo fue su educación: "Era un poco vestigio del siglo XIX. No veíamos mucho a nuestros padres, tenía una niñera inglesa y un ama de llaves francesa. Estudié en el internado femenino Saint-Mur, me encantaba la escuela y era buena estudiante. (...) La educación de mis hijos no tiene nada que ver con la que recibí". Unas palabras que corrobora su hija Carlota, que está casada con el productor cinematográfico Dimitri Rassam: "Tuvimos mucha libertad, lo que no significa que no estuvieran pendientes de nosotros. Se nos permitió disfrutar de una soledad muy beneficiosa y esto sirvió para construir una imaginación portentosa". A lo que Carolina apostilló: "Les decía a mis hijos que podía mostrarles la puerta, enseñarles a hacer llaves, pero solo ellos encontrarían la manera de abrirla".

    Carlota Casiraghi también dejó de manifiesto que ciertos clichés no tienen por qué ser verdaderos en cuestiones de esta naturaleza: "No fuimos mimados por preceptores a domicilio. Muy pronto asistimos a escuelas públicas en el campo y es muy educativo enfrentarse a la diversidad humana y social". Unas de las declaraciones más sorprendentes de Carolina son las relacionadas con sus padres y la influencia que tuvieron en su educación: "Si hay algo con lo que no estoy familiarizada y con lo que menos afinidad tengo es con el cine. ¿Quizás porque estaba ahí? -en alusión a su madre, la estrella Grace Kelly-. No soy muy cinéfila y mi cultura cinematográfica acaba en 1980: conozco sobre todo películas antiguas. Mi gusto por la cultura viene de otra parte, no de mis padres, que no eran ávidos lectores a diferencia de mis abuelos. Se lo debo a los maravillosos maestros que tuve de niña y a la universidad".


    Carlota Casiraghi, en una imagen de archivo. (Reuters)

    Otra cuestión de gran trascendencia que se aborda es la identidad monegasca, y Carolina lo tiene clarísimo: "Paradójicamente, la imagen caricaturesca y exótica -palacio, casino y balnearios- se convierte en ocasiones en uno de sus principales atributos: aquí los artistas y los filósofos bajan la guardia, lo que permite mantener intercambios más libres e interesantes. Volviendo a las raíces, son muy ligures (un conjunto de pueblos y etnias que vivían en el sur de Francia y el noroeste de Italia). Y en el espíritu y la tradición hay algo muy genovés. Sí, nos sentimos un poco italianos". En cuanto a las raíces americanas, Carolina mantiene que "no hay mucho en nosotros, aunque pasamos algún tiempo allí e incluso mi hermano estudió allí. Mis abuelos estadounidenses eran inmigrantes de primera generación: mi abuela nació en Alemania y mi abuelo fue el único nacido en Estados Unidos, todo el resto de su familia era irlandesa y los irlandeses siempre han albergado cierta desconfianza hacia los estadounidenses. Todo esto forma parte de la leyenda familiar. Somos estadounidenses en el sentido europeo, no como si nos hubiéramos caído del Mayflower para fundar Nueva Inglaterra".

    También abordaron la importancia y el peligro de las redes sociales. Carolina de Mónaco lo tiene claro y las califica de "algo muy violento". A lo que su hija apostilla: "Todo el mundo tiene derecho a su privacidad, pero hoy todos ven su vida sobreexpuesta". Carlota mantiene que "nos han vendido la idea de conectar el mundo y vemos a menudo que las redes sociales conducen a una enorme soledad. ¿De qué sirve tener 4.000 amigos virtuales? Quizás sea más inteligente salir de casa y ver a uno o dos amigos de verdad". ¿Son feministas Carolina y Carlota? Según la princesa de Hannover, "pertenezco a una generación en la que la cuestión estaba muy viva. Todavía recuerdo a mi madre diciéndome de buena fe: 'No necesitas ir a la escuela'. También encontré a un profesor universitario que me dijo con una crueldad inaudita: 'Estás ocupando el lugar de un estudiante que se lo merezca'. Pero siempre quise superar los obstáculos. Siempre sentí que competía con los chicos: quería hacerlo mejor que ellos, en el colegio o en el rendimiento deportivo. No tenía por qué ser algo glorioso, pero esto de ser competitiva me ha perseguido muchos años. A los 20 años ya era así. Después de esto, por supuesto".

    Carlota, por su parte, dice que "ser mujer y querer expresar tu singularidad es una lucha, sea cual sea tu puesto. Es una lucha, no una guerra, pero no es una cosa fácil. Con el pretexto de que las mujeres se han emancipado, que se les permite tener una carrera, hijos, sin dejar de ser deseables, en la actualidad vemos menos la parte de sacrificio del hecho de ser mujer". Carolina de Mónaco dice que pensar en la belleza "es un aburrimiento" y que "es un defecto que yo no tengo", pero Carlota matiza que "francamente, no es bueno envejecer. Ahora no me concierne, pero puedo ver cuán frágiles son las mujeres, cuán heridas se sienten en un momento en el que la envoltura del cuerpo es tan importante".
    Última edición por dani55; 31-10-2020 a las 06:27:35

  10. #130
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Kiosco rosa: Ana Rosa Quintana y Pablo Motos ganan más de 3 millones de euros al año en televisión
    Ambos presentadores junto a Jorge Javier Vázquez lideran el ránking de los mejores pagados.

    2 noviembre, 2020 10:39



    1 de 3
    'Hoy Corazón'
    La princesa Leonor ha cumplido 15 años este sábado 31 de octubre y la revista 'Hoy Corazón' ha querido ceder todo el protagonismo de su portada a la futura reina de España. La mudanza de Naty Abascal a Portugal es otro de los temas que recoge la publicación junto a las declaraciones reveladoras de Bibiana Fernández que asegura que no busca el amor.



    2 de 3
    'Pronto'
    El clan Pantoja acapara titulares una semana más. Desde que Kiko Rivera confesara que está atravesando un mal momento vital las cosas en la familia han ido de mal en peor. El dj ha confesado públicamente que no está sintiendo el apoyo de su madre en estos duros momentos. Chenoa es otra de las protagonistas. La cantante ha desvelado lo mal que lo pasó durante el confinamiento. No tenía ganas de cantar ni de escuchar música, según ha revelado ella misma.



    3 de 3
    'Más noticias'
    Pablo Motos, Ana Rosa Quintana y Jorge Javier Vázquez son los tres protagonistas indiscutibles de la revista 'Más noticias'. La razón, ser los presentadores que más cobran de la televisión, con más de tres millones de euros al año. Junto a ellos son también noticia Tamara Falcó, que echa mucho de menos a su padre fallecido hace unos meses a causa del coronavirus; y Rosanna y Bisbal, que han dado la bienevenida a su segunda hija.

    https://www.elespanol.com/corazon/famosos/20201102/kiosco-ana-rosa-quintana-pablo-motos-television/532976699_3.html#img_3
    Última edición por dani55; 02-11-2020 a las 06:56:32

  11. #131
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    La complicada relación de Leonor con sus abuelos: apartada de Don Juan Carlos y no muy cerca de Doña Sofía

    CONSUELO FONT
    Lunes, 2 noviembre 2020 - 01:45


    Los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, junto a su nieta, la Princesa Leonor, el día de la proclamación de Don Felipe como Rey. GTRES

    Tan contenta estaba la Reina Sofía por el nacimiento de Leonor, que dos días después, el 2 de noviembre de 2005, cumplía 67 años y quiso celebrarlo junto a su nieta recién nacida. Organizó un almuerzo en un salón contiguo a la habitación 10 del hospital Ruber Internacional que ocupaba Doña Letizia, al que acudieron las Infantas Elena y Cristina con sus maridos, Marichalar y Urdangarin, y los padres de la Princesa, Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, con la abuela, Menchu. Los invitados llegaron con bolsas de regalos, aunque Doña Sofía aseguraba que para ella su mejor obsequio de cumpleaños había sido Leonor.

    Eran todavía tiempos felices para la Familia Real, que poco habrían de durar. A diferencia de Leonor y Sofía, nacida en 2007, la infancia de los seis nietos mayores de Don Juan Carlos, sobre todo Froilán y Victoria Federica, trascurrió en pleno auge del juancarlismo, cuando el Monarca era unánimemente valorado y no habían estallado los escándalos que conducirían a su abdicación, como Nóos, la crisis del elefante de Botswana o su relación con Corina. Era habitual contemplar entonces entrañables imágenes de los Reyes con sus hijos y nietos en los veranos en Marivent, en celebraciones familiares e incluso esquiando con Froilán de bebé en Baqueira. Esto cambió con Leonor y Sofía, que tenían solo 5 y 3 años cuando en 2011 su tío Urdangarin fue imputado en 2011 y su abuelo Juan Carlos se rompió la cadera en Botswana en 2012 saltando a la palestra Corina, que le acompañaba.


    El Rey recibe un beso de su nieta, tras su abdicación.

    Todo ello marcó su relación con sus abuelo paternos, especialmente con Don Juan Carlos, pues fue menos estrecha que la de sus primos, ya que Zarzuela, tras la proclamación de Don Felipe, estableció un cortafuegos para que las polémicas anteriores no salpicaran su reinado. A esto se suma en el ámbito personal, su "amistad" con Corina, que le apartó totalmente de su familia salvo de su hija Elena, y su fría relación con Doña Letizia, con la que nunca tuvo química.

    Aseguran que Don Felipe solía visitar todas las semanas a su padre en Zarzuela con Leonor y Sofía, para que viera a sus nietas, pero públicamente, aparte de comuniones, cumpleaños señalados y algún acto oficial (el último, los 40 años de la Constitución en el Congreso en 2018), han quedado pocos testimonios de Leonor, sobre todo adolescente, con su abuelo paterno. Destaca la foto oficial que se tomó en septiembre de 2012 del Rey, el Príncipe Felipe y Leonor para la web de Zarzuela que, por cierto, desató los celos de su hermana Sofía y hubo que repetir posado con ella para el álbum privado, o las imágenes de la abdicación en que sus nietas corren a abrazarle.


    El beso entre la Princesa y su abuelo tras recibir el Toisón de Oro.

    Quizá el más emotivo fue cuando Don Felipe, en su 50 cumpleaños en 2018, impuso a Leonor el Toisón de oro, y la niña se acercó a Don Juan Carlos y tras hacerle una reverencia, besó a su abuelo, a quien se le humedecieron los ojos. Pero posteriormente, el Rey padre falló a sus actos más importantes, por ejemplo, su primera intervención pública leyendo la Constitución en su 13 cumpleaños, pese a que, según Zarzuela, estaba invitado. Se encontraba en Santiago presentando el campeonato europeo de vela y cuando los periodistas le preguntaron qué le había parecido su nieta, respondió que no la había visto, aunque luego corrigió asegurando que no había oído bien y dijo "estaba nerviosa pero lo ha hecho divinamente". De nuevo faltó en octubre de 2019 al debut de Leonor en los Premios Princesa de Asturias, al que asistió la familia de Doña Letizia en pleno y, por supuesto, la Reina Sofía, a quien la heredera mencionó cariñosamente en su intervención, omitiendo a Don Juan Carlos.

    Más próxima, aunque mucho menos de lo que ella hubiera deseado, ha sido la relación de Leonor y Sofía con la Reina madre, que hasta ahora siempre ha hecho piña con Don Felipe. Dada su pasión por sus nietos y que las hijas de Don Felipe residen en el perímetro de Zarzuela, quizá acarició el sueño de criarlas a sus pechos. Pero Doña Letizia, que es muy estricta educándolas, no confió en Doña Sofía, sino en su madre, Paloma Rocasolano, para ayudarla a su crianza. Era ella quien se instalaba en el Nuevo Pabellón cuando se ausentaba, y a quien encomendaba mantener la disciplina impidiendo que tocaran un timbre y viniera un mayordomo haciendo reverencias. "Doña Letizia no comparte la educación que los Borbones dan a sus vástagos; por ejemplo Froilán y Victoria Federica son niños muy consentidos que ahora andan un poco descarriados, por eso ha apartado un poco a sus hijas de su familia paterna", asegura una fuente de su entorno.


    El rifirrafe entre la Reina Letizia y doña Sofía que obliga al Rey a intervenir. EL MUNDO

    La tensión se visualizó en el famoso rifirrafe en la catedral de Palma en 2018 cuando la Reina impidió a sus hijas fotografiarse con su abuela, aunque en realidad lo que trataba de evitar era que un fotógrafo hiciera negocio con esas imágenes. El gesto brusco de Leonor soltándose de Doña Sofía copó portadas, si bien a partir de ahí Zarzuela escenificó continuas escenas de reconciliación sobre todo ese verano en Palma, en que abuela y nieta prácticamente no se soltaron de la mano.

    Es en las vacaciones en Palma donde Doña Sofía ha podido resarcirse y ejercer más de abuela con Leonor y Sofía. Por ejemplo, en 2019 aparecieron casi a diario en mercadillos, conciertos, cenas, cine etc. Algo que se ha roto este agosto, en que no ha habido una sola imagen juntas, en parte por la crisis del Covid y también por la marcha de España de Don Juan Carlos, que entristeció mucho a su esposa, generando tensión familiar. Había dudas de si Doña Sofía acudiría a a los Premios Princesa de Asturias este 16 de octubre, al haberse eliminado los invitados por la pandemia. Pero la Reina madre no quiso fallar a su nieta, y presenció su discurso ubicada en un palco especialmente acondicionado en un altillo del salón Covadonga.

    https://www.elmundo.es/loc/casa-real...1368b45e3.html

  12. #132
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    La Reina Sofía celebra su cumpleaños más triste
    CONSUELO FONT
    Martes, 3 noviembre 2020 - 09:26


    La Reina Sofía, este verano en Marivent. GTRES

    Ayer lunes, 2 de noviembre, la Reina Sofíacumplió 82 años, y será quizá el aniversario más triste de los últimos tiempos, en parte dulcificado por su regreso a la vida institucional tras seis meses de ausencia, pues este martes presidirá un concierto en el Auditorio para dotar de becas a jóvenes músicos.

    En 2018 celebró su cifra redonda con una gran fiesta en Zarzuela, acompañada del Rey Juan Carlos y de todos sus allegados, logrando incluso que sus hijos y nietos, incluidos el Rey Felipe y la Infanta Cristina, posaran juntos en la escalinata de Zarzuela, algo inédito tras estallar el caso Nóos que provocó la ruptura de ambos hermanos.

    El año pasado la celebración fue íntima pero no menos entrañable, ya que tras años de gran tensión a causa de la irrupción de Corinna Larsen, pasaba por un momento de acercamiento amistoso al Rey Juan Carlos, que les llevó a mostrarse públicamente casi como un matrimonio normal: almuerzos con amigos, veraneo familiar en Marivent, viajes juntos a Alemania para ver un partido de balonmano de su nieto Pablo, a una regata en Sanxenxo o a Palma para asistir a la boda de Rafa Nadal. Algo que provocó que Doña Sofia confesara a un íntimo "estoy mejor que nunca con Juanito".

    Toda la familia reunida, por el 80 cumpleaños de Doña Sofía en 2018.

    Seguramente, no podía sospechar la que se venía encima en 2020, primero por la pandemia, que la apartó de la vida institucional desde el 6 de marzo, su último acto, en que acudió al besamanos del Cristo de Medinaceli. Pero sobre todo por esa marcha de España del que se sigue refiriéndose como "mi marido", a raíz de una campaña contra la Corona orquestada por Podemos e independentistas tras la investigación que inició el Supremo de los dineros recibidos de la monarquía saudita, aunque el Rey Padre, que sigue en Abu Dabi, no está encausado.

    Algo que hizo revivir a Doña Sofia los peores momentos de su existencia, cuando ella y sus hermanos Constantino e Irene tuvieron que dejar Grecia junto a sus padres, los reyes Pablo y Federica, hacia un exilio que posteriormente protagonizaría también su hermano Constantino al perder el trono.

    Y generó una tensión familiar que quizá explique su extraña actitud de este verano en Mallorca, que pasó prácticamente enclaustrada en Marivent, sin dejarse ver ni compartir una sola imagen con su hijo Don Felipe, con el que siempre hizo piña, ni con sus nietas Leonor y Sofía, con las que en veranos anteriores se prodigaba continuamente en el cine, en conciertos, mercadillos o cenas .

    VOLCADA CON SU FUNDACIÓN
    Tras el verano, Doña Sofia ha regresado a la vida pública, que no institucional, y pese a la virulencia de esta segunda oleada de coronavirus, se mantiene más activa que nunca en eventos de su ONG, la Fundación Reina Sofia. Dados los estragos que la pandemia ha provocado entre los desfavorecidos, su prioridad están siendo los bancos de alimentos, que dan de comer a la población con carencias. Para supervisar su distribución, está realizando una gira por España, recalando en Ciudad Real, Albacete, Toledo, Murcia, y este fin de Semana en Las Palmas de Gran Canaria. Ataviada con ropa cómoda y protegida con su mascarilla, pese a ser grupo de riesgo por la edad, no se ha cortado de saludar a quienes se acercaban e incluso de ir a tapear a restaurantes como hizo la semana pasada en Murcia acudiendo a El Amarre, donde degustó ensalada de tomate, lenguado y de postre un sorbete de limón.

    Tampoco el Covid la detuvo para viajar a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias este 16 de octubre, donde, por segundo año, su nieta Leonor fue la gran protagonista con su discurso. Precisamente, a su llegada a Oviedo se produjo un episodio un tanto violento cuando una periodista le espetó a quemarropa si había tenido contacto con Don Juan Carlos. Algo que a Doña Sofía, visiblemente molesta, le hizo exclamar. "¡Ahhh, vaya pregunta!". Seguramente, sobraban las palabras.

    https://www.elmundo.es/loc/casa-real...c788b463d.html

  13. #133
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Kiosco rosa: María Patiño se refugia en su marido para superar su crisis personal
    La presentadora es noticia este miércoles junto al asunto que monopoliza las portadas: la guerra abierta entre Isabel Pantoja y su hijo, Kiko Rivera.
    4 noviembre, 2020 08:33



    1 de 4
    'Diez Minutos'
    Irene Rosales se quiso posicionar fuera de la guerra entre su marido, Kiko Rivera, y su suegra, Isabel Pantoja, pero finalmente ha dado un paso hacia el lado del DJ. Sin embargo, la colaboradora de 'Viva la vida' odia estar en medio en este asunto. En portada también, la cantante Rosa López, de compras con su novio; y María Patiño hace lo propio con su marido, a quien se ha aferrado para superar la crisis que le acompaña desde hace unas semanas y por la que se muestra más sensible de lo habitual.



    2 de 4
    'Lecturas'
    Es la entrevista más buscada del otoño. Tras la batalla pública de Kiko con su madre, Isabel Pantoja, Mila Ximénez ha conseguido recoger las declaraciones más claras y contundentes del DJ sobre lo que hay detrás de su guerra con la tonadillera. "Su pequeño del alma" está dispuesto ha revisar el testamiento junto a sus abogados.



    3 de 4
    '¡HOLA!'
    Álvaro Morata y Alice Campello presentan a su tercer hijo, Edoardo, y han confesado cómo les ha cambiado la vida. En primera plana también, el 82 cumpleaños de la reina Sofía en uno de sus peores momentos; y Paula Echevarría 'abre' su nueva casa para exhibirla en su totalidad en la revista.



    4 de 4
    'Semana'
    Isabel Pantoja, refugiada en Cantora y hundida. La cantante está viviendo una batalla muy mediática con su hijo, quien pretende sentarla de nuevo ante el juez si se demuestra que no está cumpliendo el testamento de su padre. En otro orden de cosas, el actor Imanol Arias asegura que 'Cuéntame' le ha arruinado; y la publicación descubre la nueva vida de Josep María Mainat en medio de la polémica.

  14. #134
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    ¿Está pagando Enrique Ponce con su salud su excesos y su vida de veinteañero junto a Ana Soria?

    Llevaba algún tiempo arrastrando un problema de salud que se ha visto agravado por su entrenamiento torero. La operación de una hernia inguinal obliga a Enrique Ponce a un largo reposo de su vida alegre y feliz junto a la pandilla de Ana Soria. Algunos se regodean: es el karma.



    Pincha en la foto de Enrique Ponce para ver los romances toreros más apasionantes y escandalosos de la historia.
    GTRES

    por ELENA DE LOS RÍOS

    4 NOV 2020

    Una operación pospuesta ha revelado una verdad previsible: tenemos muchísimas ganas de que Enrique Ponce (49) meta la pata hasta el fondo en su relación con Ana Soria (21). De alguna manera necesitamos que la realidad le dé razón a la costumbre y refuerce nuestra idea de que las relaciones desiguales en todos los aspectos (edad, formación, posición social) no pueden funcionar, como ya auguraba Santiago Segura este verano.

    Esta inesperada intervención quirúrgica ha puesto a la pareja en el disparadero de todas las críticas: de repente, el torero que tanto ha mostrado su musculado cuerpo de veinteañero ha pasado de alegre compañero de fiesta (dicen que los amigos de Soria le celebran como "paganini") a postrarse en un reposo que pueden alargarse más de un mes. Y ella, sin comerlo ni beberlo, se ve convertida en enfermera.

    Esta es una de las contraindicaciones de las parejas desiguales que Ana Soria tiene que empezar a plantearse: los achaques que sobrevienen inevitablemente con el paso del tiempo y que requiren cuidados y vida reposada. La hernia inguinal que sufre Enrique Ponce no es una dolencia grave, pero se volvió imposible debido al exceso de ejercicio que el entrenamiento torero impone y que, sumado a una vida mucho más ajetreada debido a separación, romance y mudanza, se volvió dolorosamente insoportable. No es lo mismo un cuerpo de 20 años que de 50, y tanto el diestro como su novia empiezan a comprobarlo.

    Enrique Ponce y Ana Soria pueden prepararse para este desequilibrio vital y energético fijándose en otra pareja famosa que ha pasado por un trance similar: la formada por Kiko Matamoros y su novia Marta Álamo. Ambos ya se plantean una ruptura cuando el colaborador de 'Sálvame' padezca alguna enfermedad irremediable. No es una exageración, sino más bien previsión.

    El cirujano que le ha operado, Rafael Fuentes Martos, ha revelado que este achaque llevaba meses dándole problemas al torero. "Me consta que durante estos meses ha tenido bastantes inconvenientes al respecto porque es un problema muy molesto que se va agravando con el ejercicio que se realiza al torear y se le ha salido la hernia en varias ocasiones'', ha revelado.


    A la pareja de recién enamorados les queda por delante una larga temporada de reposo y soledad en el ático de lujo que acaban de inaugurar en Almería. De momento, Ana Soria no se ha apartado del lado de su novio convalenciente, aunque los días de confinamiento que tiene por delante pondrán a prueba su paciencia.

    No es una virtud que caracterice a las personas de su edad, como estamos viendo en los botellones y fiestas que están rompiendo las recomendaciones sanitarias y los toques de queda. Ya sabemos que sus amigos echarán de menos al torero en sus salidas nocturnas, pues suele pagar copas y cenas en un gesto bastante inteligente para caer en gracia y, de paso, mantener bajo control a la chavalada. ¿Echará de menos Ana Soria a sus amigos? ¿Saldrá sin la compañía de Enrique Ponce? Veremos.

    Reportaje al completo, gracias:
    https://www.mujerhoy.com/celebrities...ortada.portada

  15. #135
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Cómo Nicole Kidman ganó y Tom Cruise perdió: historia de un fracaso matrimonial que terminó creando a la estrella más atípica del siglo XXI
    La actriz australiana estrena ‘The Undoing’ en HBO, su nueva aventura televisiva tras el éxito de ‘Big Little Lies’, un proyecto que confirmó que todos los premios, los halagos y la admiración del público solo llegaron cuando se deshizo de su mayor lastre: un exmarido que era la mayor estrella del mundo


    Nicole Kidman sonríe a los fotógrafos de la alfombra roja de los premios Actors Guild Awards el pasado enero en Los Ángeles, California.FRAZER HARRISON / GETTY


    JUAN SANGUINO
    01 NOV 2020 - 08:34 CET

    Cuando Grace de Mónaco fue recibida con abucheos en el festival de Cannes de 2014, Nicole Kidman (Honolulu, 1967) se encerró en la habitación de su hotel a llorar. Una reacción melodramática pero en sintonía con su viaje vital: Nicole Kidman, que acaba de estrenar The Undoing en HBO, siempre ha querido ser una heroína romántica y dejarse abrumar por sus propias pasiones.

    Al nacer en Hawai, sus padres la nombraron Hokulani (“estrella del cielo”) y la registraron como Nicole cuando se mudaron a Sydney cuatro años después. Ella creció encerrada en su habitación como su ídolo, Jane Eyre, y acomplejada por su altura, su pelo naranja y una piel tan pálida que le impedía ponerse al sol. “Mis recuerdos de infancia son las risas de los demás niños en la piscina de al lado. Me pasaba horas leyendo y soñando con ser Natacha de Guerra y paz, Dorothea de Middlemarch o Catherine de Cumbres borrascosas. Recibí mi primer beso sobre el escenario de un teatro. Vivía mi vida a través del arte”, recordó en una entrevista en Vanity Fair. A los 20 años llamó la atención de Hollywood en el thriller Calma total. Tom Cruise la contrató para Días de trueno y la convirtió en su consorte mediante una ceremonia privada celebrada el día de Nochebuena de 1990 en su rancho de Telluride (Colorado). Kidman tenía 23 años cuando pasó de dormir en el sofá de su amigo Hugh Jackman a convertirse en una de las mujeres más famosas del mundo.

    La prensa la trataba como “un elemento decorativo en el escaparate de Tom Cruise”, cuando no como a una estatua (“Su impecable complexión de porcelana le hace parecer un ángel prerrafaelita”) o directamente un objeto sexual: “Su abdomen es del color de la leche helada. No pretendo cosificarla, pero Jesús, menudo culo. Es estrecho pero moldeado y nutrido y completo”, describía Tom Junod en Esquire.

    Su carrera en Hollywood giraba en torno a su marido a tres niveles: solo rodaba cuando él podía quedarse con sus dos hijos adoptados (Isabella y Connor), la opinión pública asumió que era él quien le conseguía trabajo cual empresario que le pone a su mujer una mercería para que esté entretenida y en sus entrevistas solo se hablaba de Cruise. La pareja desmontaba la rumorología a golpe de demanda (que el matrimonio era una tapadera para ocultar su homosexualidad o que eran estériles), pero se esforzaban tanto en demostrar cuánto se atraían que daban una imagen fría y calculada de su relación. “Mi primera reacción al conocer a Nic fue de pura lujuria”, aseguraba él. “Cuando se levantó para estrecharme la mano sentí que me atravesaba electricidad”, decía ella, quien a veces sonaba directamente como una canción de rock (“Me dejó sin aliento, no sé qué pasó. ¿Una reacción química? Difícil de definir. Difícil de resistir”).

    “Me pareció el hombre más sexy que había visto en mi vida. Todo empezó con lujuria. Soy adicta a Tom. Es mi droga. Lo adoro. Es muy romántico. Me compra flores, me escribe cartas. Le encanta estar casado. Le encantan todas las mujeres”, insistía la actriz en Rolling Stone, quien además presumía de instantes de un romanticismo casi cinematográfico como tirarse juntos en paracaídas y besarse en el aire.


    Antes de la estrella mundial hubo una actriz novata: aquí, Nicole Kidman posa en Sydney en 1983.PATRICK RIVIERE / GETTY

    Kidman aseguraba que le apasionaban los deportes de riesgo tanto como a su marido. Juntos pedían que les cerrasen montañas rusas, montaban en avionetas pilotadas por él o conducían coches de carreras. Ella se empeñaba en presentar su matrimonio como una familia normal y corriente: “Preparamos el almuerzo de nuestros hijos, no nos perdemos ninguna actividad extraescolar, los llevamos al colegio y organizamos barbacoas los domingos”. Por un lado, alardeaba de que su vida de millonarios nómadas le hacía feliz (“No tenemos un hogar, técnicamente vivimos en Los Ángeles y tenemos un apartamento en Nueva York, pero acabamos de comprarnos una casa en Australia y tenemos un rancho en Colorado. Me sentiría atrapada si me quedase en un único lugar demasiado tiempo”). Pero a la vez, cuando le preguntaban cómo le gustaría envejecer, Kidman sonaba como una adolescente romántica. “Viviendo en una granja de la Toscana, con muchos niños y nietos correteando. Una cocina grande. Un poco de ópera”.

    Otra cosa que la pareja tenía en común, según todos los que los conocían, era una ambición profesional implacable. Cuando se enteró de que Meg Ryan había rechazado Todo por un sueño, consiguió el teléfono de Gus Van Sant y le llamó a su casa. “Nicole se empeñó tanto, demostró tantas ganas e insistió tanto en que era su destino que me convenció. Ella es igual de ambiciosa que su personaje”, explicaría el director. Los productores no querían contratarla para el papel de una reportera obsesionada con ser famosa (cuyo lema era “En América no eres nadie si no sales por televisión”), pero Kidman se comprometió tanto con el proyecto que prohibió a su marido visitarla en el rodaje porque su presencia distraía a todo el mundo.

    La actriz ganó un Globo de oro y sus siguientes proyectos (el drama de prestigio Retrato de una dama, el thriller de acción El pacificador y la comedia Prácticamente magia) parecían destinados a confirmarla, por fin, como una estrella por derecho propio. Pero no ocurrió. Nicole Kidman parecía condenada a que el mejor papel de su carrera fuese el de señora Cruise.

    Y entonces llegó Kubrick

    El productor de Eyes Wide Shut exigió al cineasta que contratase estrellas si quería rodar su superproducción de arte y ensayo. Así que Kubrick fichó a la pareja más famosa del mundo. El rodaje de Eyes Wide Shut ya forma parte del folclore de Hollywood: cuatro meses previstos que se alargaron hasta 19, una orgía que tardaron semanas en rodar, un matrimonio descomponiéndose ante la cámara. Se rumoreó que el director tardó tanto en rodar la película porque, al darse cuenta de que la pareja estaba colapsando, decidió reescribir sus escenas. Construyó un decorado que imitaba su dormitorio (Kidman dormía en él algunas noches), les indicó que emulasen sus propias costumbres (como la de Tom de dejar unas monedas en la mesilla antes de meterse en la cama) y, en definitiva, creó una autopsia del matrimonio para que el público satisficiese sus deseos voyeuristas: una mujer hastiada por culpa de un marido que no la satisface sexualmente ni la estimula intelectualmente y un hombre frustrado porque ni su carisma ni su éxito profesional pueden protegerle de meterse en líos por sus travesuras sexuales.


    La pareja de los noventa: Nicole Kidman y Tom Cruise posan en 1990.TIME LIFE PICTURES / GETTY

    El 25 de febrero de 2001 Tom Cruise interpuso una demanda de divorcio que Kidman, a día de hoy, asegura no comprender a pesar de que él se limitó a indicar “Nicole sabe por qué”. Durante el juicio él trató de demostrar que su matrimonio se había roto días antes de su décimo aniversario (tras lo cual, según la ley californiana, debería pagarle una manutención millonaria), pero en marzo Kidman sufrió un aborto que confirmaba que la pareja había mantenido relaciones hasta el final, lo cual le dejó a él como a un villano insensible y a ella como una mártir romántica. “En muchos sentidos, yo era una niña cuando me casé y lo seguía siendo cuando me separé. No tenía una experiencia de la vida adulta, lo cual me avergonzaba”, confesó Kidman al diario británico The Guardian.

    Cuando la actriz hizo su primera aparición pública como divorciada, en la presentación de Moulin Rouge en el festival de Cannes, vivió un episodio que parece sacado de la propia película: “Cuando vi aquella muchedumbre sentí que no podía respirar, así que miré a mi hermana pidiéndole ayuda y ella me llevó a un lavabo y me desató el corsé para que pudiese respirar. Me quitó los zapatos y me prometió que todo saldría bien”.

    En la escena en la que Satine irrumpe en Moulin Rouge bajando del cielo en un columpio, el mundo parece dejar de girar. El “mísero poeta” y el Duque se enamoraban de Satine cuando la veían por primera vez y, en cierto modo, el público también sintió que estaba viendo a Nicole Kidman por primera vez. Del mismo modo, cuando empezaba a cantar el público sintió que no la había escuchado realmente antes. Kidman encontró su propia voz con un personaje que, como ella, sufría una tragedia romántica como parte del espectáculo. Y ella la enmascaraba porque el espectáculo debe continuar, sacrificándose en nombre del arte y del amor. Satine deseaba, por encima de todo, que la vieran como a “una actriz de verdad”.

    La vulnerabilidad de Kidman reforzó esta imagen pública que rozaba el masoquismo romántico. “Me enamoré loca y apasionadamente”, explicó la actriz años después al Irish Examiner. “Y aparqué todo lo que quería en la vida. Deseaba dejarme consumir por el amor. Estaba desesperada por tener hijos con él. Estaba dispuesta a dejarlo todo. Es parte de mí. Lo hago también con las películas. Deseo sentirme viva. Yo habría caminado hasta el fin del mundo con Tom. Yo no quería una gran carrera. Me habría conformado con hacer algún Todo por un sueño de vez en cuando. Y aún hoy todavía elegiría un matrimonio y una familia por encima de mi carrera”.


    Nicole Kidman con el Oscar a Mejor Actriz que ganó por 'Las horas' en 2003.BOB RIHA JR / GETTY

    Su luminosidad en Moulin Rouge contrastaba con la madre gris y enajenada de Los otros y con la Virginia Woolf cuya vida se apagaba en Las horas. La propia actriz reconoció que transformarse en Woolf, pasando meses viviendo sola en la campiña inglesa, le salvó la vida. En concreto, aquel monólogo en la estación de tren: “Estoy viviendo una vida que no deseo en una ciudad que no deseo. Es mi vida. Tengo que tomar mis propias decisiones”. Las horas le dio un Oscar y la ayudó, inevitablemente, a encontrar una habitación propia: ella misma señalaba que no podría haberla rodado de haber seguido casada. Pero años después la actriz confesaría en The Telegraph que nunca se ha sentido tan sola en la vida como sujetando aquel Oscar.

    El público deseaba verla triunfar. Su sentido del humor (“¡Por fin puedo llevar tacones!”, exclamó en el programa de David Letterman) le dio carisma, su dueto con Robbie Williams en Something Stupid puso banda sonora a su emancipación y las fotografías de ella saliendo de firmar los papeles del divorcio generaron simpatía. Por fin parecía un ser humano, mientras su exmarido se dedicaba a saltar sobre el sofá de Oprah. “Fui con ella al lavabo de señoras y todas la abrazaron, la animaron y la trataron como si sus propios destinos dependieran de lo que le ocurriera ella”, reveló la fallecida periodista Ingrid Sischy. Nicole Kidman se convirtió en la actriz favorita del planeta y lideró el renacimiento del glamour clásico tras una década, los noventa, en la que las estrellas se empeñaron en parecer gente normal. Pero eso no le impedía arremangarse si hacía falta.

    Ella misma explica cómo todo el mundo la tomó por loca cuando decidió irse al pueblo remoto de Trollhäntar (Suecia) para rodar Dogville y convivir, durante varios meses, con el equipo de la película como una comuna prácticamente a oscuras. En Dogville, la actriz se ponía a cuatro patas con un collar de perro atado al cuello, sufría una violación en silencio a bordo de un carromato y ordenaba la masacre de una aldea entera como venganza. El público se escandalizó cuando vio a su estrella fetiche someterse al genio loco de Von Trier, pero las extravagancias de Nicole Kidman en pos del arte no habían hecho más que empezar.

    Desde entonces, ha besado a un niño y se ha bañado con él convencida de que se trataba de la reencarnación de su marido en Reencarnación; ha depilado el cuerpo entero de Robert Downey Jr. en Fur; ha orinado sobre Zac Efron en El chico del periódico; ha intentado asesinar a su hija en Stoker; se ha descolgado del techo como hacía su exmarido en Misión imposible en Paddington; se ha hecho la muerta para que Colin Farrell le hiciese el amor en El sacrificio de un ciervo sagrado; y se ha enterado de que está embarazada mientras se droga en Destroyer. La actriz asegura que, cuando un personaje le remueve las entrañas, no hay nada que no esté dispuesta a hacer por su cineasta; pero para liberar tensiones (y pagar las facturas) ha rodado docenas de películas genéricas que estuvieron a punto de costarle la carrera.


    Un cine al aire libre de Alicante proyecta 'Aquaman', con Nicole Kidman, el pasado verano.JOSE JORDAN / GETTY

    Para celebrar su interpretación en Rabbit Hole (que le daría su tercera nominación al Oscar), Entertainment Weekly tituló “El retorno de la cara de Nicole Kidman”. La obsesión de la prensa –y, por extensión, del público– con el efecto expansivo que provoca el bótox en la frente (“una máscara”, “está congelada”, “una televisión de pantalla plana”) convirtió a Kidman en el emblema de la desesperación de las mujeres en Hollywood por aparentar juventud. Durante los 2000 la actriz fue descrita como “un exterior chamuscado”, “la cáscara dilapidada de una mujer” o “un trozo de carne seca y quemada”.

    Su falta de expresividad en fracasos de taquilla como Las mujeres perfectas, Embrujada o Australia y su ristra de películas de saldo (Invasión, Bajo amenaza, No confíes en nadie) remataron el chiste. Ella admitió en The New York Times que temió que, pasados los 40, había alcanzado su fecha de caducidad en Hollywood y aunque mantiene que no se ha operado, sí reconoce haber probado el bótox. “Luego me desenganché y ahora por fin puedo volver a mover la cara”. Cuando Kidman se enteró de que los productores de Lion estaban tratando de disuadir al director de contratarla, se dio cuenta de que tenía que repetir su estrategia de 20 años atrás: si quería buenos papeles tendría que perseguirlos.

    Lion le dio su cuarta nominación al Oscar y otro monólogo que atravesó su propia vida: cuando le explica a su hijo adoptado que no es estéril, pero que eligió tenerle a él. La película coincidió con reportajes que aseguraban que los hijos que adoptó con Cruise (de 27 y 25 años) habían elegido vivir con su padre y apenas tenían contacto con ella, ya que la iglesia de la Cienciología la había etiquetado como una “persona supresiva”: una mala influencia, católica devota, en cuyo divorcio la iglesia tuvo mucho que ver. Estas especulaciones se avivaron cuando Kidman solo mencionó a sus dos hijas biológicas con Keith Urban durante sus discursos de agradecimiento de 2016 y 2017.

    Kidman ganó todos los premios posibles por Big Little Lies. El éxito de la serie de HBO, en la que su personaje sufría violencia doméstica, cristalizó la conversación social en torno a los abusos machistas justo en los albores del #MeToo. Además supuso un triunfo de la iniciativa femenina, porque Kidman y Reese Witherspoon pusieron en marcha el proyecto y lo levantaron entre las dos.

    La actriz está disfrutando de este renacimiento desde su rancho de Nashville, donde vive desde su boda con la estrella del country Keith Urban en 2007 tan solo un mes después de conocerse (“Es lo mío”, bromea ella, “casarme primero y conocernos después”). Kidman estipuló en su contrato prenupcial que Urban se sometiese a un tratamiento de desintoxicación por su adicción a la cocaína. En su segundo matrimonio, Kidman no oculta que sigue necesitando protección. “Él me ha dado seguridad en mí misma. Soy dedicada, cariñosa y tengo una capacidad de amar profunda, así que no quiero que me hagan daño. Keith siempre me dice que soy cruda y sensible, así que él amortiguará las cosas por mí. No quiere que tenga que endurecer la piel”. Al fin y al cabo, su éxito artístico consiste en sentir las emociones más y mejor que los demás.

    La actriz ha conseguido la granja con la que soñaba, aunque no esté en la Toscana sino en Tennessee, y celebra tener una sola casa y haber formado una familia que siempre está ahí cuando regresa del trabajo. “Aquí puedo leer. Puedo escribir. Puedo pasear. Puedo llevar a mis hijos al colegio. Puedo vivir como siempre soñé. Una vida. Una vida de verdad”. Kidman ha seguido apareciendo en proyectos dispares como El escándalo, Aquaman (que rodó para que sus hijas puedan presumir en el colegio) o The Prom, un musical de Ryan Murphy que se estrenará en Navidad en Netflix. Y cuando analiza su carrera no puede evitar, consciente o inconscientemente, hablar sobre sí misma: “Me doy cuenta de que suelo elegir películas sobre mujeres que, a pesar de todo, consiguen encontrar la forma de salir adelante”.

    (Nicole Kidman no ha vuelto a practicar deportes de riesgo desde 2000. Asegura que ahora prefiere nadar o hacer senderismo)

    https://elpais.com/icon/cultura/2020...siglo-xxi.html
    Última edición por dani55; 04-11-2020 a las 09:56:46

  16. #136
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Blanca Suárez y Javier Rey, un amor que nació en el trabajo y creció durante el confinamiento
    LUIS FERNANDO ROMO
    Miércoles, 4 noviembre 2020 - 19:42
    Compartir en Facebook
    Compartir en Twitter
    Enviar por email
    Ver 2 comentarios
    Esta noche la pareja de moda visita 'El Hormiguero' para presentar su último proyecto juntos, 'El verano que vivimos'


    Blanca Suárez y Javier Rey, a comienzos de este año. GTRES

    Son guapos, atractivos, jóvenes, tienen éxito y, encima, están enamorados. Blanca Suárez (32) y Javier Rey (40) son la pareja del momento. Se quieren en casa y se adoran en el trabajo, tal y como demostrarán esta noche en El hormiguero 3.0 donde hablarán de su nueva película, El verano que vivimos (2020) que se estrena este viernes 6 de noviembre. El tema principal de la película es obra de otro meloso, Alejandro Sanz (51).

    La pareja profundizó en su amistad durante el rodaje de Lo que escondían sus ojos (2016) -la actriz ganó el premio Ondas 2017 por su papel-, pero no fue hasta que trabajaron nuevamente juntos en el filme que presentan, que sus corazones decidieron fusionarse.

    El rodaje en la carismática ciudad de Jerez de la Frontera (Cádiz) fue el marco idóneo para que esa amistad se transformara en amor. Durante ese tiempo, Blanca rompía con Mario Casas en septiembre del año pasado, lo que le dio vía libre para volver a enamorarse. Tan solo cuatro meses después, la revista Diez Minutos soltó la exclusiva el pasado enero con el titular Blanca Suárez y Javier Rey ¡pareja sorpresa, en cuyas imágenes se les veía paseando cogidos de la mano, sonriendo, dándose besos y con mucha complicidad.


    La pareja, hace unas semanas en la presentación de su nueva película en el festival de San Sebastián.

    A diferencia de su novia, Javier no posee un currículum amoroso dilatado, ya que tras 15 años de relación con la intérprete canaria Iris Díaz, fue padre primerizo en 2018 y poco después se separaron. A principios de ese año, la protagonista de Las chicas del cable acababa de empezar su relación con Mario Casas. Javier nunca ha mostrado su faceta personal en la prensa rosa porque se considera demasiado tímido y pudoroso.

    La repercusión de la Covid-19 les impidió seguir derrochando su almibarada relación por las calles de Madrid, por lo que decidieron pasar el confinamiento en casa de la actriz junto a su perrito Pistacho. Curiosamente, Blanca está rodando junto a su 'cuñado', Óscar Casas, la nueva serie de Netflix llamada Jaguar.

    Blanca tiene un pasado envidiable en cuanto a amores patrios. Entre 2008 y 2010 salió con Javier Pereira, que participó en las series Al salir de clase o Gran reserva. Pero, sin duda, el boom llegó cuando en 2011 se supo que bebía los vientos de un Miguel Ángel Silvestre que ya apuntaba maneras para rodar al otro lado del charco, como ocurrió con Sense 8, de las hermanas Wachowski. Fueron la pareja perfecta de los paparazzi.

    Entre febrero y septiembre de 2014 salió con el mujeriego y conquistador Dani Martín

    Una de sus relaciones más largas la mantuvo con el también intérprete Joel Bosqued, que se prolongó desde octubre de 2015 a enero de 2018. Parecía una pareja muy consolidada en el tiempo, pero finalmente lo suyo se convirtió en humo -siguen siendo amigos- y dos meses después, el corazón solitario de Blanca tuvo nuevo dueño, Mario Casas. Desde la distancia, uno se pregunta: ¿se hacen castings de guapos para tener pareja?

    https://www.elmundo.es/loc/famosos/2020/11/04/5fa2c0f121efa0d2058b45b2.html
    Última edición por dani55; 05-11-2020 a las 07:37:04

  17. #137
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Cárcel, divorcios, exilios, muertes... Así ha cambiado la familia de los Reyes 17 años después de su pedida
    CONSUELO FONT
    Actualizado Viernes, 6 noviembre 2020 - 01:36


    La foto oficial de la pedida de mano de los entonces Príncipes Felipe y Letizia. GTRES

    Este viernes, 6 de noviembre, se cumplen 17 años de la pedida de mano de Doña Letizia y Don Felipeen El Pardo, de la que ha quedado para la posteridad la foto de familia, curioso megamix de Borbones y Ortiz Rocasolano, para quienes en su mayoría hoy la vida no sigue igual.

    En la fila de abajo, junto a los novios aparecen los entonces Reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía. La imagen del Monarca en ese 2003, todavía en pleno juancarlismo era impecable, nada hacia sospechar que en la década siguiente escándalos como Nóos, la crisis del elefante de Botsuana o su relación con Corinna condujeran a su abdicación en 2014.

    EL REY, FUERA DE ESPAÑA; LA REINA, SOLA
    Hoy está instalado en Abu Dabi a la espera de que el Supremo decida o no archivar la causa por el manejo de los dineros saudíes, ya que en agosto tuvo que abandonar España ante la campaña contra la Corona orquestada por Podemos e independentistas.

    Doña Sofía, que ha cumplido este lunes 82 años, permanece en Zarzuela sin que le hayan salpicado las polémicas de su marido, pero cada vez máas apartada de la agenda institucional, a la que regresó este martes para presidir un concierto benéfico tras seis meses ausente. Su compañera inseparable sigue siendo su hermana Irene de Grecia, también en la foto, que reside con ella en Zarzuela.

    ROCASOLANO, JUBILADA; ORTIZ, FELIZMENTE CASADO
    Junto a los Reyes posan los padres de Doña Letizia, Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, ya divorciados ese 2003 en que se convirtieron en objetivo de la prensa rosa, aunque hoy viven en total anonimato. Ortiz, que poco antes de la boda de los Príncipes se casó con la periodista Ana Togores, sigue trabajando en la consultoría de comunicación de Lalo Azcona.

    Paloma, enfermera entonces con cargo en el sindicato Satse, está jubilada, y aunque no se conoce que haya rehecho su vida sentimental, resalta su radical transformación física, pasando del pelo frito y los cómodos pantalones a lucir modelos de Felipe Varela y a rejuvenecer su rostro gracias a retoques estéticos.

    LA MUERTE DE LA INFANTA PILAR
    Completando esa fila, aparecen las hermanas de Don Juan Carlos, Pilar,fallecida el 8 de enero de un cáncer de estómago, y Margarita que apenas sale, ya que además de su ceguera de nacimiento, vive prácticamente atada a una silla de ruedas tras su accidente doméstico de 2016 en que se rompió la cadera.

    Es en la fila de en medio donde se han dado los cambios más radicales, pues en ella aparecen la Infanta Cristina y Urdangarin, él cumpliendo condena por el caso Nóos en la cárcel de Brieva y ella, en el exilio de Ginebra con sus hijos y despojada del título de duquesa de Palma.

    EL DIVORCIO DE ELENA Y MARICHALAR
    También la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, que cinco años después protagonizaron la primera separación y posterior divorcio en la Familia Real. Sin obviar a Erika Ortiz, hermana pequeña de Doña Letizia, trágicamente desaparecida en febrero de 2007, que posa en la foto con su entonces pareja, el escultor Antonio Vigo, a cuya tutela quedó su hija en común, Carla, hoy afincada en Alemania con una beca Erasmus. Tras fallecer Erika, Vigo rehizo su vida con una madrileña llamada Laura, con la que tiene dos hijos más y vive en Aranjuez, donde ejerce como profesor de Bellas Artes.

    La otra hermana de Doña Letizia, Telma, dejó atrás su fase como cooperante y tras regresar a España, tuvo a su hija Amanda, de 12 años, con el abogado Enrique Martín Llop, y tras una etapa en Barcelona, y un fracasado matrimonio con Jaime del Burgo, hoy convive con el abogado irlandés Robert Gavin en Madrid, en la exclusiva urbanización La Moraleja.

    LA RUPTURA DE DOÑA LETIZIA CON SU PRIMO
    En la fila del centro aparece también el primo de Doña Letizia, David Rocasolano, del que era uña y carne hasta que en 2013 la traicionó publicando el libro Adiós princesa que aireaba polémicos episodios del pasado de Doña Letizia. Algo que provocó la ruptura entre ambos y también con Abigail, la hermana de David, a cuya boda asistieron los entonces Príncipes aun solteros.

    En la tercera y última fila aparecen los primos Borbón de Don Felipe, hijos de las infantas Pilar y Margarita. Simoneta, primogénita de la duquesa de Badajoz, con su entonces marido, el compositor José Miguel Fernández Sastrón, del que se divorció en 2012. Junto a ellos, sus hermanos Juan, Beltrán, Bruno (el único que no está divorciado) y Fernando, que andan ahora en proceso de vender las propiedades heredadas de Doña Pilar: su mansión de Puerta de Hierro y su residencia mallorquina en Calvia. Junto a los hermanos Gómez-Acebo está María Zurita, hija de la infanta Margarita, quien en abril de 2018 se convirtió en madre soltera al nacer por fecundación in vitro su hijo Carlitos, cuyo padrino es Don Juan Carlos.

    https://www.elmundo.es/loc/casa-real...3728b45ab.html

  18. #138
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado


    Paloma Cuevas en una imagen de archivo. Gtres

    FAMOSOS VIDAS POR SEPARADO

    La nueva ilusión de Paloma Cuevas y el motivo por el que Enrique Ponce no firma el divorcio
    El ánimo de la hija de Victoriano Valencia ha mejorado y JALEOS confirma que está a punto de anunciar importantes proyectos.
    6 noviembre, 2020 02:30

    Paloma Cuevas, (48 años) comienza a levantar el vuelo y el ánimo tras unos meses complicados desde que su separación con Enrique Ponce (48) se hiciera pública, y se colocara en el disparadero. Han sido días, semanas y meses de encierro voluntario, de retiro y hermético y sanador silencio. La hija de Victoriano Valencia (87) se ha mantenido en su sitio desde el minuto uno. Discreción frente a la exposición del amor.

    No, Paloma no lo ha pasado nada bien, ha llorado mucho, pero en su casa. Con los suyos. Ahora, todo es distinto. Paloma está mejor y las heridas comienzan a cicatrizar. JALEOS ha podido confirmar a través del entorno de la empresaria que "todo va pasando, poco a poco". La vida sigue para Paloma. Los que la frecuentan confían a este medio que lo peor ya ha pasado.


    Paloma Cuevas en una imagen fechada en diciembre de 2017. Gtres

    Hoy Cuevas sonríe y su espíritu es otro. No hay más que otear sus redes sociales para percatarse de su cambio de actitud. Si bien antes, en plena marejada mediática tras la ruptura, apenas si posteaba en sus redes, ahora Paloma luce de otra manera. Más activa e implicada. Continúa 'viajando al pasado' con instantáneas familiares cargadas de nostalgia, pero lo combina con fotografías suyas en las que se la ve pletórica, sonriente, plena y relajada.

    Como está interiormente. Insisten fuentes fidedignas que Cuevas mira al futuro con otros ojos, donde tiene importantes proyectos como empresaria. Esa es su ilusión actual: el trabajo. En las próximas semanas, se informa, "Paloma regresará a los medios para anunciar nuevos proyectos". Se asegura que "lo hará por el trabajo", volverá al couché, pero con proyectos bajo el brazo. No quiere que nadie piense que quiere rentabilizar nada personal. Nunca lo haría.

    Paloma siempre ha trabajado y ha tenido su dinero y autonomía, más allá y mucho antes de Enrique Ponce. Su entorno quiere dejar esto muy claro. Se explica que "está muy ilusionada", que el trabajo ha sido muy sanador para ella estos meses, balsámico. Es una empresaria muy rigurosa, hecha a sí misma y ha estado encima de sus negocios siempre, de su tienda Piccolo Mondo, que tiene sede tanto en Madrid como en Barcelona.

    Como todos los españoles, sufre ante la debacle económica que asola al país por el coronavirus. Tampoco son días excelsos para ella, pero se siente una privilegiada de la vida y no se queja: "Está muy concienciada con la dramática situación que se vive". Está al cuidado de sus padres, de los que no se separa ni un segundo. Vive volcada en ellos, en sus hijas y sus proyectos. Paloma no para. Y la situación de la firma con Enrique, ¿en qué punto está?, pregunta este medio. En el mismo: parada. Frenada por Ponce, que no firma. Se resiste. ¿Por qué no firma Enrique Ponce? Este medio se pone en contacto con una persona de su total confianza.

    "Se están diciendo muchas tonterías sobre esto. Enrique firmará, no tiene ninguna duda de nada", trata de despejar la incógnita esta fuente. Se expone, como justificante, la frenética agenda del diestro y, ahora, su convalecencia por la operación de hernia a la que se sometió hace unos días. No es el momento. Lo hará, su intención es hacerlo.

    "No habrá problema", se insiste. Paloma no entiende por qué no estampa su firma, cuando él era el primer interesado. Mucho trabajo, mucha convalecencia y meditación, pero Enrique no firma. Y esta 'no firma', se explica, ha creado "algo de tirantez". Cuevas quiere pasar página y entiende que la única manera de hacer borrón y cuenta nueva en su corazón es rubricar un papel. Ella ya lo ha hecho, él no.


    Enrique Ponce en una imagen reciente. Gtres

    Hace unas semanas, el periodista Jesús Manuel Ruiz explicaba que esta medida, la de no firmar el divorcio, era tomada por algunos matrimonios que optaban por quedarse "en la separación judicial", que es el paso previo al divorcio. De este modo, según se relató, la expareja, en caso de querer volver en un futuro, no tendría que contraer matrimonio de nuevo. Una línea de hipótesis que casaría con la decisión de Paloma de no facilitar la nulidad eclesiástica, que por otro lado nunca se le reclamó. De momento, no existe versión oficial ante la ausencia de firma de Ponce.

    [Más información: Enrique Ponce, nueva vida lejos del toro: sus planes como cantante y su proyecto empresarial con El Capote]

    https://www.elespanol.com/corazon/fa...3697220_0.html
    Última edición por dani55; 06-11-2020 a las 11:20:52

  19. #139
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Imágenes del día: el mensaje de Karelys en el aniversario de boda de Eva González y Cayetano Rivera
    Además de la foto de la examiga del torero, también destacan este viernes las publicaciones de Rocío Flores y Paula Echevarría.
    6 noviembre, 2020 08:44



    1 de 12
    Karelys Rodríguez
    Este viernes, Eva González y Cayetano Rivera celebran sus 5 años de matrimonio, y la examiga especial del torero ha compartido en redes un foto con un mensaje muy contundente: "Los límites, como el miedo, suelen ser una ilusión", escribe (aunque en inglés). ¿Qué quiere decir? La realidad es que la abogada y actual colaboradora de 'Viva la viad' no se siente muy arropada por la audiencia, ya que cada vez que interviene en el programa en el que trabaja, las redes arden contra ella y sus aportaciones a las tertulias.



    2 de 12
    Eva González
    La presentadora tenía mucho que celebrar esta semana: su 40 cumpleaños y sus cinco años de casada. Por eso, parece que ha decidido dar un cambio radical a su 'look' y se ha cortado el pelo y se lo ha teñido de azul turquesa... ¿o es solo un filtro de Instagram?



    3 de 12
    Anita Matamoros
    La 'influencer' ha sacado su vena más artística y, acostumbrado a lucir sus estillismo ante sus seguidores, esta vez ha querido enseñarles cómo un ramo de flores puede convertirse en un top muy especial. Es lo que tiene estudiar moda en Milán...



    4 de 12
    Anabel Pantoja
    La colaboradora de 'Sálvame' está en Canarias sin poder moverse debido a la fractura que sufrió en el peroné y su posterior operación. Este hecho hace que esté lejos de la guerra entre su tía y su primo que está acaparando todo el contenido de la prensa rosa nacional.



    5 de 12
    Emma García
    "Acalla el ruido exterior", expresa la presentadora. Se trata de una buena forma de decir a sus fans y a todos aquellos que están a su lado, que no hagan caso de las críticas y que se centren en lo que verdaderamente son por dentro.



    6 de 12
    Cristina Pedroche
    "Todo el cuerpo destrozado por un entrenamiento secreto que estoy haciendo pero muy muy orgullosa de los resultados. ¡Seguimos!". Con este mensaje tan misterioso, la presentadora ha posado con heridas ante sus seguidores. Seguro que se debe a un ejercicio necesario para lucir su 'look' de Nochevieja...



    7 de 12
    Rocío Flores
    Hacía tiempo que la hija de Antonio David Flores no compartía un 'selfie' en sus redes. Por fin ha llegado y sus seguidores se sorprenden de lo "grande que le queda la ropa ya". De hecho, le piden que se compre prendas de su talla tras haber adelgazado tanto.



    8 de 12
    Irene Junquera
    "Llueve sin parar pero tengo la suerte de tener un puf peludo, ¿qué más puedo pedir? Feliz día, a pesar de la que está cayendo en todos los sentidos...", cuenta la colaboradora televisiva en sus redes. Desde luego, solo hay que ver su sonrisa y su chándal para saber que está comodísima en su casa.



    9 de 12
    Isabel Jiménez
    La presentadora de 'Informativos Telecinco' ha desvelado en su Instagram que no es muy fan del otoño, sobre todo por sus días grises. Ella, almeriense de nacimiento, prefiere la calidez del sol: "Días raros... y lluviosos #otoñomegustasaratos", escribe.



    10 de 12
    Isa Pantoja y Asraf Beno
    La pareja ya está dentro de 'La casa fuerte' y a pesar de que se mostraban así de felices horas antes de entrar, una vez ha comenzado el concurso, la hija de Isabel Pantoja ha sido 'víctima' de la guerra de audiencia que mantiene Telecinco con Antena 3. Jorge Javier, por voz de la cúpula, se 'cebó' con la joven al desvelarle el contenido más brusco de la entrevista de su hermano contra su madre. Isa sufrió un ataque de ansiedad.



    11 de 12
    Jorge Pérez
    Para enfrentarse a los días de lluvia, el guardia civil toma una foto de archivo en la que tapaba sus ojos por el sol. Parece que el invierno está a punto de adueñarse del país, y en este año tan extraño hace falta mirar atrás y recordar días de luz.



    12 de 12
    Paula Echevarría
    La actriz está acostumbrándose a que su barriga crezca por momentos y está aprendiendo a adaptar sus 'looks'. Como buena 'it girl' sabe usar la ropa para disimular lo que quiere, y en esta foto utiliza la sobrecamisa anudada a la cintura para 'tapar' su tripita incipiente.

    https://www.elespanol.com/corazon/fa..._3.html#img_12
    Última edición por dani55; 06-11-2020 a las 11:46:50

  20. #140
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Del testamento de Paquirri al futuro de Cantora: te damos todas las claves para entender la guerra abierta entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja

    36 años después de su muerte, el hijo de Paquirri e Isabel Pantoja, Kiko Rivera, trae de nuevo a la actualidad el testamento de su padre y señala que su madre no cumplió las últimas voluntades del torero. Así está la guerra en Cantora que ha terminado con esa imagen idealizada que proyectaban de su relación la tonadillera y el DJ.



    por ANITA GUERRA

    5 NOV 2020

    https://www.mujerhoy.com/celebrities...ortada.portada

  21. #141
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    EN REDES SOCIALES


    La romántica declaración de Ana Soria a Enrique Ponce: “Siempre a tu lado, nunca enfrente”
    0
    Ha reunido en un vídeo de Instagram sus momentos más personales


    Enrique Ponce felicita a Ana Soria. (REDES @Enriqueponce)

    REDACCIÓN, MADRID 07/11/2020 17:37

    La historia de amor de Enrique Ponce y Ana Soria es de las más intensas que se recuerdan en el panorama mediático. Desde que el pasado verano se descubriese su relación ha sido muy difícil no verles separados. La joven ha querido reunir los momentos más importantes de noviazgo en un romántico vídeo.
    “Siempre a tu lado, nunca enfrente”, le dedicaba la almeriense en su cuenta de Instagram. En él se pueden ver cantidad de abrazos, besos y momentos cómplices, la mayoría vividos durante el pasado verano. El diestro ha querido dejar claro en público que el también siente lo mismo contestando un escueto “siempre contigo”.


    Ana Soria y Enrique Ponce intercambian sus mensajes más románticos hasta la fecha (Instagram)


    Enrique Ponce y Ana Soria (instagram)

    La pareja ha vivido unos meses en los que se han convertido en los famosos más buscados del país después de que el valenciano se separase de su mujer. Para sorpresa de todos, la pareja que formaba con Paloma Cuevas se rompía de la noche a la mañana después de 25 años siendo un matrimonio ejemplar.
    Pero no ha sido la única decisión sorprendente de los dos enamorados. Pronto decidían avanzar más en su relación y se atrevían a convivir juntos. Ana Soria y Enrique Ponce decidieron trasladarse a un ático en Almería, dejando él Madrid y ella abandonando la ciudad de Granada, ciudad en la que estudiaba la carrera de Derecho.

    Este gesto en las redes sociales llega en un momento delicado para el maestro, que se encuentra en plena recuperación de una repentina operación. Fue en la ciudad de Jaén donde pasó por el quirófano para tratarse una hernia de estómago. Ese mismo día era dado de alta de la clínica Cristo Rey de la ciudad andaluza.

    https://www.lavanguardia.com/gente/2...instagram.html

  22. #142
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado


    Joe y Jill Biden junto al Joe Biden Sr. y a los hijos del político durante un acto de campaña en 1988.

    Joe Biden volvió a la vida por amor a su esposa Jill: la mayor tragedia familiar que logró superar
    El nuevo presidente de Estados Unidos perdió a su primera mujer y a su hija a los seis años de casarse, pero su segunda esposa le devolvió la ilusión.

    Noé Guzmán

    Joe Biden (77 años), acaba de ser elegido presidente de los Estados Unidos tras 50 años dedicados a la vida política. De esta manera, el que fuera vicepresidente durante el mandato de Barack Obama (59) pasará a ocupar la Casa Blanca junto a su primera dama, Jill Biden (69), la mujer que ha estado junto a él durante la dura campaña electoral, aunque realmente llevan más de cuatro décadas juntos.

    El matrimonio Biden, al igual que los Obama, promete ser una de las parejas presidenciales más carismáticas, poniendo fin a una etapa de cuatro años en los que el hermetismo y la frialdad de los Trump cambiaron la tónica impuesta por Barack y Michelle (56).

    Ahora que se confirma oficialmente que los Biden pasarán a ocupar la Casa Blanca, su intensa historia de amor cobra un nuevo protagonismo, pues este nuevo éxito en la carrera política del demócrata supondrá, probablemente, un nuevo episodio en su propia trayectoria personal, marcada por varias tragedias de las que ha sabido reponerse.

    Trágico accidente



    Jill Biden, de apellido de soltera Jacobs, no es la primera mujer del nuevo presidente. Antes, Joe estuvo casado con Neilia Hunter hasta que un trágico accidente truncó su matrimonio a los seis años de la boda. La entonces esposa del político iba en la camioneta familiar junto a sus tres hijos, cuando un camión con remolque chocó contra ellos, acabando con la vida de Neilia y de Naomi, su hija de un año. En 2015, Biden se refirió a este episodio durante un discurso de graduación en la Universidad de Yale: "Seis semanas después de mi elección [como senador de Delaware], mi mundo entero se alteró para siempre. Mientras estaba en Washington contratando personal, recibí una llamada telefónica. Mi esposa y mis tres hijos estaban de compras navideñas, un camión con remolque los embistió y mató a mi esposa y mató a mi hija. Y no estaban seguros de que mis dos hijos pudieran sobrevivir", expresó el entonces vicepresidente.

    Los otros dos hijos de Joe, Beau y Hunter, pasaron meses en el hospital, por lo que el político tuvo que centrarse en el cuidado y la atención a sus vástagos ahora que habían perdido a su madre. "El vínculo increíble que tengo con ellos es un regalo que no sé si habría tenido de no haber pasado por lo que pasé. Al centrarme en mis hijos, encontré mi redención", continuaba Biden en su discurso.

    Poco a poco, el exvicepresidente se repuso de aquella tragedia y, tres años después del accidente, su hermano le presentó a la joven Jill Jacobs, quien es maestra de profesión, al igual que la difunta primera mujer de Joe.

    Nuevo amor


    Joe y Jill Biden en montaje de JALEOS.

    Cuando se conocieron, Jill todavía era una estudiante universitaria. Así lo relataba ella misma para la revista Vogue: "Yo estaba en el último curso y había estado con chicos con vaqueros, deportivas y camisetas. Él apareció en la puerta con un abrigo y mocasines y pensé 'Dios, esto nunca va a pasar'", bromeaba. Según su relato, en un principio vio muchos obstáculos para iniciar una relación con el político, sobre todo el hecho de que es nueve años mayor que ella.

    Sin embargo, en su primera cita todo se encaminó. "Fuimos a ver A man and a woman al cine en Filadelfia y lo pasamos muy bien. Cuando llegamos a casa, me dio las buenas noches, subí las escaleras, llamé a mi madre a la una de la madrugada y le dije 'mamá, he conocido a un caballero'", detalla.

    En 2007, Joe Biden publicaba sus memorias y hablaba así de su esposa: "Ella me devolvió la vida (...) Me hizo empezar a pensar que mi familia podría estar completa de nuevo".

    Matrimonio


    Joe Biden con Ashley, la hija fruto de su matrimonio con Jill. Gtres

    Durante sus dos primeros años de noviazgo, un enamorado Joe intentó hasta cinco veces convencer a Jill de que era el momento de pasar por el altar. Pero ella, que había entablado una estrecha relación con los hijos de su pareja, no estaba preparada para dar ese paso: "Me había enamorado de los niños y sentía que ese matrimonio tenía que funcionar. Habían perdido a su madre y yo no podía permitir que perdieran a otra. Tenía que estar 100% segura", explicó a Vogue.

    Finalmente, Joe dio un ultimátum a su chica y acabaron casándose el 17 de junio de 1977 en la capilla de las Naciones Unidas de Nueva York. La ceremonia se celebró en la más estricta intimidad, con apenas 40 asistentes del entorno familiar y de amigos cercanos a la pareja.


    Jill ha sido el mayor apoyo de Joe en su vida personal y política. Gtres

    En el altar, junto a los novios, estuvieron los dos hijos de Biden, Beau y Hunter. Además, los niños también viajaron junto a ellos en la luna de miel, demostrando que aquel matrimonio había creado un inquebrantable vínculo familiar.

    Joe y Jill fundaron así los cimientos de una nueva vida en la que el político pretendía dejar atrás la tragedia que marcó su anterior etapa amorosa. En 1981, el matrimonio tuvo a su primera hija en común, Ashley, la cuarta para Biden.

    Dura pérdida


    En 2015 fallece Beau Biden (dcha.) a causa de un tumor cerebral. Gtres

    Después de tres décadas de felicidad, la tragedia volvió a cernirse sobre los Biden. Beau, primogénito del vicepresidente, es diagnosticado de un tumor cerebral en 2013 y, tras dos años de lucha contra la enfermedad, fallece en 2015 a los 46 años.

    El propio Biden cuenta en su libro Promise me, dad ('Prométemelo, papá') cómo su hijo fue consciente de su inevitable final y trató de animar a su padre a seguir adelante cuando falleciera: "Me dijo 'papá, sé que me amas más que nadie en el mundo, pero prométeme que estarás bien'", confiesa.


    Joe y Jill Biden en el funeral de Beau, primogénito del político. Gtres

    Este duro golpe hizo que Joe Biden renunciase a la carrera presidencial en 2016, apartándose de la vida política para arroparse en su familia y, sobre todo, en su inseparable esposa Jill, la misma que ha estado a su lado durante esta última campaña electoral. La señora Biden ha sido el máximo apoyo del mandatario y también su mayor protectora, en el sentido más literal de la palabra. Basta con recordar el momento viral en que Jill, durante un acto el pasado 4 de marzo, no dudó en interponerse entre su marido y una manifestante que había asaltado el escenario. Un gesto que da buena cuenta del amor que se profesa la nueva pareja presidencial.

    [Más información: Jill Biden, el polo opuesto de Melania Trump: una profesora discreta tras la exuberante modelo]

    https://www.elespanol.com/corazon/ce...4197118_0.html
    Última edición por dani55; 08-11-2020 a las 06:57:45

  23. #143
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Kiosco rosa: Carmen Lomana admite que su último novio fue "un polvete y punto"
    Además de una entrevista a la 'socialité', que ha presentado su libro en Marbella, las revistas de este lunes 9 de noviembre llevan a sus portadas noticias como la investigación de la Fiscalía Anticorrupción contra la reina Sofía o los 32 años de Cristina Pedroche.
    9 noviembre, 2020 10:48
    Raúl Rodríguez



    1 de 4
    '¡Qué me dices!'
    La revista '¡Qué me dices!' recoge en su portada los 32 años que cumplió Cristina Pedroche el pasado 30 de octubre. La colaboradora de 'Zapeando' y estrella de las Campanadas lo hace en un gran momento profesional. Y también en lo personal, plano en el que sonríe junto a su marido, el chef David Muñoz. Además, la publicación lleva una entrevista con Carmen Lomana en la que admite que su último novio, el argentino Hugo Vailanti, fue "un polvete y punto". Lomana y Vailanti han acabado tarifando después de que la empresaria contara algunos detalles de su romance que, presuntamente, no habría gustado nada al argentino. "Ha sido un Judas conmigo, después de haberme portado con él como una señora, salió 'negándome' igual que Judas negó a Jesucristo. No sé dónde ha salido lo de millonario, no tiene nada. Está canino, ¿pero qué se ha creído?", declaró en exclusiva a este diario.



    2 de 4
    'Más y más'
    La publicación 'Más y más' recoge la guerra de los tres hijos del torero Francisco Rivera Paquirri contra quien es su viuda: Isabel Pantoja. El hijo de la tonadillera se ha posicionado con sus hermanos y ha hablado con sus abogados para reclamar la herencia de su padre. María Teresa Campos pierde seguidores en su canal de YouTube y el cantante Raphael celebra 60 años en la música.


    3 de 4
    'Hoy Corazón'
    La revista 'Hoy Corazón' recoge la foto de Melani Trump en la noche electoral del pasado martes 3 de noviembre: "Una primera dama atrapada en la Casa Blanca", titulan. Además, Mari Cielo Pajares deja el 'porno' para dar el salto al mundo de los 'realities' por su participación en 'La casa fuerte 2'. Pepe Navarro, además, "asfixiado por las pensiones de sus hijos".



    4 de 4
    'Pronto'
    La revista 'Pronto' apunta que la reina Sofía ha celebrado su cumpleaños más amargo -el pasado 2 de noviembre cumplió 82 años- tras la investigación abierta por la Fiscalía Anticorrupción en la que se señala que tanto ella como algunos de sus nietos podrían haber utilizado tarjetas de crédito opacas.

    https://www.elespanol.com/corazon/famosos/20201109/kiosco-carmen-lomana-admite-ultimo-novio-polvete/534726528_3.html#img_4
    Última edición por dani55; 09-11-2020 a las 06:57:10

  24. #144
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Primicia: así comienza 'Yo, el Rey' la biografía de Don Juan Carlos que destapa sus secretos más íntimos
    Actualizado Martes, 10 noviembre 2020 - 01:35
    Compartir en Facebook
    Compartir en Twitter
    Enviar por email
    Ver 2 comentarios
    La Esfera de los Libros edita 'Yo, el rey' la nueva biografía de Don Juan Carlos escrita por Pilar Eyre y de la que adelantamos las primeras páginas. Saldrá a la venta el próximo día 12



    Cuando se despertó, pensó por un momento, como cada mañana, que estaba curado. ¡No le dolía nada! Se sentía ingrávido, flotando en una nube de algodón. O en un colchón de agua, como el que le había hecho comprar aquella novia andaluza que tuvo. ¿Cómo se llamaba? Era guapa y bajita, pero el colchón era una mierda. Todas las mujeres que me han gustado son bajitas, se dijo, pero acto seguido sonrió porque no era verdad. En su abundante currículo amoroso figuraban altas y bajas, gordas y delgadas, nobles y cortesanas. ¡Había tantas! A veces, para que el sueño llegara más rápido, intentaba contarlas y darles un nombre antes de dormirse, «Merceditas, Carmen, Ana, Conchita, Antonia..., la chica de Melilla, ¿cómo se llamaba? ¿Y la mujer del embajador en...? ¿Dónde era, carajo, dónde era?». Sonreía, como siempre que pensaba en los viejos y buenos tiempos, y con la sonrisa llegaron los dolores, aullando como el perro que al final se deja entrar en casa. La cadera, ese pinchazo constante, la rodilla rígida como si fuera de madera, los hombros por tener que apoyarse en las malditas muletas...

    En el contraluz se dibujó el objeto más odiado: la silla de ruedas.

    Benito, su viejo ayuda de cámara, descorrió las cortinas con un ademán tan brusco que sus nervios se erizaron, un rayo de luz le hirió los ojos y se puso el brazo sobre la cara:

    -Coño.

    -Señor, las ocho.

    Juan Carlos rezongó: «¿Y qué?». Con un suspiro, que era casi un quejido, se incorporó en la cama y tanteó la mesita de noche para coger los tres móviles que tenía a su disposición con tarjetas extranjeras, pues hacía años que sabía que el CNI espiaba sus conversaciones. Miró las llamadas, ¡nada! ¡Ni Marta, la fiel Marta, había llamado!

    Se dejó caer de nuevo sobre las almohadas. Tenía que dormir casi sentado porque, si no, se ahogaba desde aquella operación en Barcelona... Sus ojos se achinaron maliciosamente, estuvieron a punto de encontrarse las dos en el pasillo, Sofi y Corinna. ¡Cómo se puso el bueno de Iribarren, luego comentó que aquel día había envejecido años! Siempre he vivido caminando por el alambre, reflexionó con orgullo de trapecista, haciendo equilibrios entre mi padre y Franco, entre Sofi y las otras, ¡hasta mis amigos estaban celosos los unos de los otros y competían por ver...!

    No, no, de eso no había que hablar ahora. ¡Ya se ocupan bastante del asunto esos periodistas cabrones!

    Creen que yo pedía y reclamaba... ¡Yo, el descendiente de diecisiete reyes exigiendo parné como un mercachifle cualquiera!

    ¡No tienen ni idea! El dinero entraba a raudales, ni siquiera había que mencionarlo. ¡Si ellos supieran!

    Benito se acercó.

    -¿Le preparo el baño?

    Su cerebro tardaba en despertarse varios minutos más que su cuerpo, los medicamentos que tomaba contra el dolor y para combatir el insomnio corrían aún por sus venas, lo que le impedía pensar con claridad. Sabía que hoy le esperaba algo muy importante y, como ese recuerdo le entristeció, dedujo que se trataba de un asunto ingrato. Le preguntó a su ayuda de cámara:

    -¿Te han dado alguna instrucción? ¿Hoy qué tenemos?

    El hombre lo miró con asombro y respondió:

    -¿Hoy? Nada... ¿No recuerda el señor que...?

    Ya. Por la tarde.

    Con un gesto de la mano ahuyentó aquel pensamiento horrible y, como los niños pequeños, se puso de lado para que lo dejaran en paz. Le costó mucho darse la vuelta y su cuerpo sonaba con ruido de goznes oxidados, llevaba tantas prótesis que bromeaba con sus nietos: «Soy un mecano».

    Claro que ninguno sabía qué era un mecano.

    ¡Sus nietos! ¿Qué iban a pensar de él?

    Respondió malhumorado:

    -Ya sé, ya sé, ya me acuerdo, no estoy gagá todavía.

    El hombre se afanaba por la habitación, recogiendo aquí y allá la ropa que él tiraba al suelo porque nunca había sabido cómo se usaban las perchas, un periódico arrugado..., lo habría arrojado la noche anterior en un ataque de ira. ¡Todos habían tomado partido!

    Ya no estoy de moda, repetía con amargura la frase de su abuelo Alfonso cuando estaba exiliado en Roma y nadie le hacía caso.

    -Benito.

    Se detuvo en su tarea, respetuoso.

    -¿Señor?

    -Tu padre sirvió en Roma, ¿verdad?

    El lacayo se acercó a la cama con la ropa en el brazo y respondió, oficioso:

    -Sí, señor, era el ayudante de Pepe, el chófer de sus majestades.

    -¿Sabes que yo me acuerdo de Roma y de mi abuelo?

    El hombre, que no sabía muy bien lo que se esperaba de él, murmuró:

    -¿Sí? Pero si vuestra majestad debía ser muy pequeño... con todo mi respeto.

    El rey miró al techo, como si hablara con las deidades celestiales más que con el ayuda de cámara:

    -Cuando murió Alfonso XIII...

    Benito se persignó:

    -... Dios lo tenga en su gloria...

    -... yo tenía tres años... Recuerdo que me llevaban al hotel donde vivía y me tocaba la cabeza. Mi niñera se llamaba Ucsa.

    -Buena memoria, señor.

    -A mi madre le gustaba mucho el cine... ¿Sabes que en los cines de Italia se podía fumar?

    Se notaba al hombre algo impaciente para proseguir con sus tareas domésticas, pero aun así respondió:

    -No lo sabía, señor.

    -Yo casi nací en una sala de cine... Por eso mi vida ha sido como una película de buenos y malos. ¡No sé yo cómo me juzgará la historia! ¿Tú qué crees?

    ¡Antes, todos le querían, hasta Santiago Carrillo! ¡Se le ofrecían las mujeres más guapas del mundo! ¡Los millonarios le llenaban los bolsillos! Ah, sus hermanos árabes, cuánto les debía...

    Ahora, sin embargo, se había convertido en un apestado.

    El hombre, confuso, no supo qué contestar a preguntas tan enjundiosas, ¡no estaba acostumbrado a mantener con su señor una conversación de persona a persona! Carraspeó, tratando de ganar tiempo cuando el rey prosiguió:

    -¿Qué diría mi abuelo si viviera?

    ¿Se sentiría orgulloso o se avergonzaría de su nieto aquel rey desgraciado que, cuando le decían los hijos papá no fumes, contestaba, bah, para lo que me importa vivir o morirme?

    ¡Roma! Si cerraba los ojos casi podía sentir el olor de las mimosas de Villa Borghese... ¿Y la luz? La ciudad era plateada por abajo y oscura por arriba.

    -¿El señor querrá vestirse de sport o con traje?

    Abrió los ojos por un momento, desconcertado. ¿Dónde estaba? Ah, sí... claro... Cantaba un mirlo y se oía el ruido lejano de un coche caro, un Mercedes seguramente. El presente se abría paso con la suavidad del cuchillo clavándose en la mantequilla. No quería pensar, aún no.

    Qué silenciosa estaba la casa. Qué diferencia del hogar de su infancia...

    En Lausana, por las noches, hacían formar a los cuatro hermanos y ponían la «Marcha real» a todo volumen. Tenían que mantenerse de pie hasta que se acabara, cuadrándose frente a sus padres, que fumaban y tomaban cócteles. Papá, dry martini, y mami, un old fashioned. Margot, como era ciega, se orientaba por pasos, siempre contaba en voz baja «dos, tres, cuatro...». Alfonsito era tan pequeño que terminaba cayéndose y papá le reñía... Menuda tropa de lisiados. ¿No inspiraban compasión en el fondo?

    En sus recuerdos, Alfonsito seguía vivo. Nunca habían subido a esa sala de juegos, nunca habían cogido la pistola, nunca...

    Por duro que sea el pasado, uno siempre podía huir del presente y refugiarse en el país de los recuerdos. Allí querría estar ahora, con los muertos. ¡Recordar, sí, los secretos y las mentiras, la alegría y la tristeza!

    Dicen que la vida es corta, pero en esos momentos le parecía que no se acababa nunca.

    Hundirse en el ayer como cuando se lanzaba desde la punta de la playa del Guincho.

    -Benito, déjame, que no me moleste nadie -ordenó, finalmente-. Ya pediré luego el desayuno.

    El hombre se inclinó y salió silenciosamente, dirigiéndole una última mirada compasiva. Y solo entonces, cuando cerró la puerta a sus espaldas y se quedó solo, Juan Carlos se dio cuenta de que Benito llevaba el rostro cubierto con una mascarilla.

    https://www.elmundo.es/loc/casa-real...1768b4650.html

  25. #145
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Kiosco rosa: Isabel Pantoja renueva su contrato millonario con Mediaset y pone a la venta una de sus casas
    La tonadillera es la 'reina' absoluta de las portadas de las revistas de este miércoles por su guerra con su hijo Kiko y todas las consecuencias que ello acarrea.
    11 noviembre, 2020 08:31



    1 de 4
    'Diez Minutos'
    De nuevo, la cantante protagoniza la portada. Esta vez no se trata de su batalla mediática con su hijo Kiko, sino porque ha puesto a la venta su ático de Fuengirola para ganar liquidez. Se puede adquirir por 995.000 euros. Además, la publicación revela que Isabel Pantoja quiso convertir su amada Cantora en un complejo hotelero. En primera plana también: el embarazo de Edurne, el cumpleaños de Belén Esteban y el radical cambio de 'look' de Alejandra Rubio.



    2 de 4
    'Semana'
    Mientras Belén Esteban ha celebrado feliz su 47 cumpleaños junto a su marido, Miguel Marcos; la guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera no cesa. La revista abre un 'Informe Pantoja' y revela los aspectos a tener en cuenta en esta batalla materno-filial. En esos términos, la publicación también apunta que la tonadillera ha renovado su contrato millonario con Mediaset al mismo tiempo que Hacienda le reclama a su hijo 46.000 euros por sus últimas declaraciones de la renta.



    3 de 4
    '¡HOLA!'
    Isabel Pantoja copa la primera plana en una de sus semanas más difíciles. La tonadillera y su hijo están en plena guerra después de que Kiko Rivera confesara en directo que sufre depresión y que su madre no está a su lado, sino todo lo contrario. Además, pone en duda todo lo que le ha contado su madre respecto a la herencia de Paquirri. La artista se defiende de las acusaciones del Dj en un comunicado. En otro orden de cosas, Margarita Vargas protagoniza un gran reportaje por una buena causa; y Meghan y Harry se sienten 'rechazados' por la Familia Real británica.



    4 de 4
    'Lecturas'
    Mila Ximénez tiene mucho que celebrar ya que ha terminado la primera fase de su tratamiento y estrena casa. Junto a ella en portada, la revista desgrana los puntos más relevantes del testamento de Paquirri y asegura que Isabel Pantoja "incumplió sus últimas voluntades". Además, la periodista Pilar Eyre desvela que "cree que ha tenido los teléfonos pinchados" por sus investigaciones sobre el rey Juan Carlos para lanzar al mercado su nuevo libro.

  26. #146
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Todo lo opuesto a Ivanka Trump: así es Ashley, la desconocida hija de Joe Biden

    La hija menor del presidente electo de Estados Unidos mantiene un perfil bajo. En su juventud fue arrestada hasta en tres ocasiones, por posesión de marihuana, de alcohol y por enfrentarse a la policía.

    JAVIER CABALLERO | 10 NOV 2020 23:59


    Jill, Ashley y Joe Biden. FOTO: GETTY

    Cuando las esposas de los presidentes de Estados Unidos asumen el título de primera dama, lo hacen sabiendo que se colocan en el centro de la atención mediática. Algunas, como Michelle Obama, aprovechan la coyuntura para comprometerse con diferentes causas solidarias. En otros casos, como el de Melania Trump, no desempeñan un papel tan claro y pasan inadvertidas a nivel institucional. Aunque la esposa de Donald Trump sí ha recibido atención mediática por otros motivos, como los desaires al magnate en público. Lo cierto es que la vida privada y familiar de los nuevos inquilinos de la Casa Blanca siempre generan interés. Los hijos de los presidentes son especial foco de atención.

    En el caso de Donald Trump, ha sido Ivanka (38 años) quien ha dirigido los focos hacia sí misma. Acompañó a su padre cuando anunció su candidatura en 2015 y fue nombrada dos años después asesora presidencial. Desde los 25 años está al frente de un imperio de joyas y complementos con el que factura millones de dólares al año, a pesar de haber tenido que cerrar su línea de moda. Ha ejercido también como Pepito Grillo de su padre durante la campaña electoral, desempeñando el papel de voz sensata. Según apuntan medios como CNN, el marido de Ivanka, Jared Kushner, habría pedido a su suegro que aceptara la derrota en las urnas después de las votaciones del día 3, algo que el magnate aún no ha hecho.

    El nombre que, previsiblemente, tomará el relevo de esta figura es Ashley Biden, un año mayor que Ivanka Trump. Hija menor del demócrata y fruto de su actual matrimonio con Jill Biden, Ashley ha acompañado a su padre en su carrera hacia la Casa Blanca. Su apoyo se volvió viral cuando celebró la victoria con un baile que rápidamente inundó las redes sociales. No obstante, su perfil dista bastante del que ha desarrollado la hija de Trump.

    Nacida en 1981 en Wilmington, la ciudad más grande del Estado de Delaware, la hija de Biden está comprometida desde hace tiempo con las causas sociales. Un interés que ha desarrollado gracias a su padre, como desveló en una entrevista con Delaware Today en 2018. «Él siempre me enseñó que el silencio es complicidad y que debo salir en defensa de cualquiera al que estén tratando injustamente. Esa actitud ha permanecido conmigo durante mi madurez y me guía profesionalmente».

    En la misma entrevista, aseguró que siempre ha mediado en los conflictos. «De joven, no podía soportar que se riesen o se metiesen con alguien», explicó. Y esos valores son los que han orientado su carrera profesional. Fue trabajadora social hasta 2012 en el Departamento de Servicios para Niños, Jóvenes y sus Familias en Delaware. Posteriormente, en 2012, se unió al Centro de Justicia del Estado, que luchó por la reforma para declarar inconstitucional la pena de muerte. El año pasado abandonó el puesto como directora ejecutiva de la organización con la intención de volcarse en la campaña de su padre.


    Jill y Joe Biden, junto a su hija Ashley. FOTO: GETTY

    Fuera de eso, llaman la atención algunos incidentes con la policía en su juventud. Fue arrestada por posesión de marihuana cuando estaba en la universidad y tuvo problemas con la ley por consumir alcohol antes de la mayoría de edad (que Estados Unidos se establece a los 21). Además, en 2002 fue arrestada en Chicago por obstrucción a la autoridad, como recogió en su momento Chicago Tribune. La hija de Joe Biden pasaba la noche de fiesta con unos amigos cuando, según el portavoz del cuerpo de policía de la ciudad, uno de sus amigos, John Kaulentis, le lanzó una lata a un oficial. Cuando procedieron a su arresto, ella presuntamente propinó un puñetazo a otro de los oficiales, según la versión policial. El episodio se zanjó con su detención, aunque los cargos se acabaron desestimando después de que el grupo pidiera disculpas ante el juez.

    Discreción por bandera
    Al contrario que Ivanka Trump, Ashley prefiere evitar las apariciones públicas. No le gusta salir al escenario, como confirmó en la Cumbre Women Rule de 2014 en Washington. «Es un honor encontrarme en una sala llena de mujeres en puestos decisivos», afirmó. «Se percibe una energía muy buena y estoy cómoda, algo poco habitual para mí en este tipo de ocasiones», añadió.

    Durante la campaña, ha hecho de tripas corazón y se ha lanzado frente a las cámaras. En agosto, participó en el evento Women for Biden en Wisconsin, en el que se discutieron temas como la brecha salarial, la corresponsabilidad en el cuidado de los niños y los derechos reproductivos. También participó en la Convención Democrática Nacional para apoyar a su padre, que fue nominado como candidato demócrata.

    Sus redes sociales también son una prueba más de su discreción. Frente a los 7,3 millones de seguidores del perfil de la hija de Trump, ella lo mantiene en privado. De este modo decide quién puede ver lo que publica, que por ahora solo es accesible para 664 personas.


    Ashley Biden, en 2016. FOTO: GETTY

    En 2017, Ashley Biden fundó su propia firma de ropa, Livelihood. Podría establecerse un paralelismo aquí con la hija de Donald Trump, pero en el caso de la segunda el objetivo tras la empresa es puramente social. En la página web de la firma se describe la marca como «una compañía de ropa informal con conciencia ética y social, inspirada por la gente común y extraordinaria». La ayuda se traduce en la donación del 10% de las ventas de sus sudaderas elaboradas con algodón orgánico a organizaciones benéficas de Delaware. Como confesó a Glamour en una entrevista publicada aquel año, siempre ha querido hacer un trabajo que fuera útil para la comunidad. «Mi padre ha sido un servidor público toda su vida; mi madre, profesora de inglés de un colegio público. Lo llevo en el ADN».

    Su marido es cirujano
    Ashley Biden se casó con Howard Krein en 2012. La revista People contó, a raíz de la noticia del enlace, que habían sido presentados en 2010 por su hermano mayor, el fallecido Beau Biden. El flechazo fue instantáneo y solo necesitaron dos años para contraer matrimonio.

    Krein trabaja como cirujano plástico facial y además es oficial jefe médico de la Fundación StartUp Health, que tiene como misión conectar a plataformas digitales relacionadas con la salud con inversores con el objetivo de mejorar la atención sanitaria en diferentes áreas.

    De acuerdo con la revista People, Joe Biden aceptó el compromiso de ambos en octubre de 2011 y dio la bienvenida al nuevo miembro de la familia con las siguientes palabras: «Es el tío correcto. Y se casa con una mujer de armas tomar».

    Artículo actualizado el 11 noviembre, 2020 | 15:05 h

    https://smoda.elpais.com/moda/ashley-biden-hija-joe-biden-activista-livelihood/
    Última edición por dani55; 12-11-2020 a las 06:27:26

  27. #147
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Cabras, elefantes y hasta un oso borracho: las cacerías más polémicas de Juan Carlos I
    Recordamos las jornadas de caza más sonadas del emérito

    Luis Abascal
    Sábado, 14 de noviembre de 2020



    Esta semana hemos conocido los turbios negocios de Juan Carlos I en la exrepública soviética de Kazajistán. Como si de un trapero de moda se tratara, se han filtrado unas fotografías del emérito luciendo un abrigo de leopardo de las nieves, un animal en peligro de extinción. Cabe destacar que España firmó en 1986 el Anexo I de la Convención CITES, en el que ya estaba incluido el leopardo de las nieves como animal protegido, lo que agravaría los hechos instantánea que ahora circula del Emérito, en la que aparece con el abrigo sobre los hombros.

    En el país de Borat, Juan Carlos visitó a su líder, Nursultan Nazarbayev, con quien fraguó una buena amistad. Un viaje de ocio privado que se saldó con una cacería, cinco millones de dólares, whisky escocés y mujeres de compañía. Así lo relata Victor Khrapunov, alcalde de Almaty, región de Kazajistán, quien recibió con todos los honores al monarca en 2002: "Fueron apenas tres días. Pero Nazarbayev quería que resultara muy especial. Había invitado al rey a cazar con él y me pidió que yo lo recibiera".

    También fue testigo de cómo Juan Carlos volvió de caza: "Por la puerta trasera del avión introducían los cuerpos de aquellos animales que habían cazado y por la delantera, al mismo tiempo, subían los guardaespaldas del presidente portando cuatro o cinco maletines negros y bajaban sin ellos”. El contenido de los maletines, dice, eran cinco millones de dólares. Así se lo dijo Rakhat Aliyev, un hombre del régimen que además era el yerno de Nazarbayev.

    El famoso elefante
    La ruina de Juan Carlos comenzó en Botswana. Tras el safari en el país africano se abrió la caja de Pandora. "Maldita la hora en la que maté a un elefante", pensará el monarca. Siete disparos de su rifle Rigby Express de calibre hicieron caer al paquidermo de cinco toneladas a sus pies. Y a los de Corinna zu Sayn-Wittgenstein y el multimillonario sirio Mohamed Eyad Kayali.

    Lo peor para el monarca sucedió de madrugada en su tienda de campaña. El 13 de abril de 2012 el todavía rey de España cayó al suelo como el elefante que había abatido previamente y se partió la cadera. Hubo que trasladarle con caracter de urgencia a Madrid, donde se le operó: "Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a suceder", dijo posteriormente. ¿El qué? Sea lo que sea, a partir de ahí comenzó la declive de Juan Carlos I y comenzaron a salir a la luz su incontables corruptelas.

    En la película Semos Peligrosos (1993), Matías, el abuelo de Makinavaja, le roba el reloj en una escena a Juan Carlos I. Visto con distancia, poco le robó el bueno de Llàtzer Escarceller a ese apuesto personaje que paseaba por la playa de Salou.

    Seis años antes nos encontramos quizás con la cacería más ridícula de todas. Juan Carlos I solo necesitó un disparo para abatir Mitrofán, un oso que había sido emborrachado con un cóctel de miel con vodka. Serguei Starostin, vicejefe del Departamento para la Protección y el Fomento de los Recursos Cinegéticos de la región de Vólogda señaló que el emérito "no sabía" que el animal estaba en estado de embriaguez.

    El propio Starostin definió lo sucedido como "aborrecible escenificación" y "payasada sangrienta".

    Juan Carlos I es un amante de muchas cosas. Y la caza es una de sus mayores pasiones. Cabras, elefantes y osos borrachos son solo tres ejemplos de los miles de animales abatidos por el emérito.

    https://www.elplural.com/fuera-de-fo...rlos_252944102

  28. #148
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Lady Di en la BBC: 25 años de la entrevista a la princesa Diana que hizo historia (transcripción completa)
    La que se ha catalogado como la conversación más honesta jamás realizada por un miembro de la familia real británica cumple un cuarto de siglo y la reproducimos completa


    Lady Di, con Martin Bashir en 1995. (Cordon Press)

    por Javier Díaz
    15/11/2020 - 05:00 Actualizado: 15/11/2020 - 08:37

    Hace un cuarto de siglo que la princesa Diana se sentaba con Martin Bashir para hablar, a corazón abierto, de todo lo que había ocurrido en su vida, antes, durante y después de su matrimonio con el príncipe Carlos. Las infidelidades de él, las suyas, sus hijos, su papel en la Corona, el aislamiento al que se vio sometida, la bulimia… La entrevista que lo cambió todo, la que precipitó su divorcio de Carlos de Inglaterra, la que aireó el infierno por el que había pasado la princesa (y en el que aún seguía inmersa), fue emitida por la BBC un 20 de noviembre de 1995 y grabada unos días antes en secreto.

    La que se ha catalogado como la conversación más honesta jamás realizada por un miembro de la familia real británica (ella fue la primera de muchas otras que después han dado los Windsor, desde Carlos hasta Harry, pasando por la del príncipe Andrés) fue también una revolución en todos los sentidos. El programa 'Panorama' ofrecía la primera entrevista en solitario de Lady Di desde que se casara con el príncipe Carlos. Ella aún formaba parte de la monarquía, ya que estaba separada de Carlos pero no divorciada. Para prepararla, se metieron cámaras en secreto dentro del palacio y Diana lo mantuvo oculto incluso para la gente de su confianza porque no se fiaba de nadie. El programa fue seguido por casi 23 millones de telespectadores y aún a día de hoy sigue siendo uno de los programas de la cadena más vistos de todos los tiempos. Ahora que Martin Bashir está en el punto de mira por la manera en que podría haber conseguido esa entrevista (se habla de miembros del servicio y personal de confianza de la princesa recibiendo dinero para convencerla), trascribimos en su totalidad la entrevista más controvertida de la historia de la realeza, emitida por la BBC1 en 1995.


    Lady Di, durante su entrevista para 'Panorama'. (BBC)

    Transcripción completa

    MARTIN BASHIR: Su Alteza Real, ¿estaba usted preparada para las presiones que conllevaba casarse con un miembro de la familia real?
    DIANA: A los 19 años siempre piensas que estás preparada para todo y crees que sabes lo que se avecina. Pero, aunque en ese momento estaba intimidada ante la perspectiva, sentí que tenía el apoyo de mi futuro esposo.

    MB: ¿Cuáles eran sus expectativas para la vida matrimonial?
    D: Creo que, como cualquier matrimonio, especialmente cuando has tenido padres divorciados como yo, quieres esforzarte aún más para que funcione y no volver a caer en un patrón que ya has visto suceder en tu propia familia. Quería desesperadamente que funcionara, amaba mucho a mi esposo y deseaba compartir todo con él. Pensé que formábamos un muy buen equipo.

    MB: ¿Era consciente del significado de lo que estaba sucediendo? Después de todo, se convertía en princesa de Gales con miras de convertirse en reina. D: No me desanimé ni me desanimaron las responsabilidades que genera ese papel. Fue un desafío, y aún lo es. En cuanto a convertirme en reina, nunca estuvo en mi mente cuando me casé con mi esposo: estaba muy lejos de ese pensamiento. El aspecto más abrumador fue la atención de los medios, porque a mi marido y a mí nos dijeron cuando nos comprometimos que los medios se callarían, y no fue así. Y luego, cuando nos casamos, dijeron que sería tranquilo y tampoco lo fue. Y entonces todo comenzó a enfocarse mucho en mí, y aparecía todos los días en la portada de los periódicos, lo que hace que en el fondo te sientas sola. Cuanto más alto te colocan los medios, mayor es la caída. Y yo era muy consciente de eso.

    MB: ¿Cómo manejó la transición de ser Lady Diana Spencer a convertirse en la mujer más fotografiada y de la que más se habla en el mundo? D: Bueno, me tomó mucho tiempo entender por qué la gente estaba tan interesada en mí, pero asumí que era porque mi esposo había hecho un trabajo maravilloso antes de nuestro matrimonio y nuestra relación. Luego, pasan los años y te ves a ti misma como un buen producto que se encuentra en una estantería y se vende bien. Y la gente gana mucho dinero contigo.


    Carlos y Diana, el día de su boda. (Cordon Press)

    MB: En algunos periódicos se ha sugerido la idea de que se dejó que fuera usted misma, a su ritmo, la que se diera cuenta de su nueva situación. ¿Cree que esa fue su experiencia? D: Reflexionándolo, creo que sí. Pero aquí había una situación que nunca antes se había producido en la historia, en el sentido de que los medios de comunicación estaban en todas partes. Habían encontrado un cuento de hadas en el que todos querían trabajar. Y me hizo sentir sola, pero también era una situación en la que no podía permitirme sentir lástima por mí misma: en esos casos tienes que hundirte o nadar. Y tienes que aprender eso muy rápido.

    MB: ¿Y qué hizo? D: Nadé. Fuimos a Alice Springs, en Australia, y dimos un paseo. Le dije a mi esposo: "¿Qué hago ahora?". Y él dijo: "Ve al otro lado y habla con ellos". Contesté: "No puedo, simplemente no puedo". Él dijo: "Bueno, tienes que hacerlo". Así que él fue e hizo su parte, y yo fui e hice la mía. Prácticamente acabó conmigo allí mismo, y de repente me di cuenta: volví a la habitación de nuestro hotel y me di cuenta de lo que me esperaba. Tuvimos una gira de seis semanas: cuatro en Australia y dos en Nueva Zelanda, y al final, cuando volamos de regreso desde Nueva Zelanda, yo era una persona diferente. Me di cuenta del sentido del deber, el nivel de intensidad del interés y el exigente papel que tenía que cumplir.

    MB: ¿Se sintió abrumada por la presión de la gente al principio? D: Sí, estaba muy intimidada porque en lo que a mí respecta era una chica regordeta, de 20 años, 21 años, y no podía entender ese nivel de interés.

    MB: ¿Diría que en esta etapa inicial era una mujer felizmente casada? D: Mucho. Pero, la presión de los medios sobre nosotros como pareja fue increíble, y malinterpretada por una gran cantidad de gente. Estábamos visitando Australia, por ejemplo, y todo lo que se oía era: "Oh, ella está al otro lado". Si eres un hombre orgulloso, como mi marido, te molesta si lo escuchas todos los días durante cuatro semanas. Y te sientes deprimido por ello, en lugar de sentirte feliz y compartirlo.

    MB: Cuando dice "Está en el otro lado", ¿a qué se refiere? D: Bueno, a que no estaban en el lado correcto para saludarme o tocarme.

    MB: ¿Así que ya entonces expresaban una preferencia por usted en vez de por su marido? D: Sí, y me hacía sentir muy incómoda. Creí que era injusto, porque yo quería compartir.

    MB: ¿Pero se sintió halagada por la atención de los medios? D: No, no particularmente, porque con la atención de los medios llegaron muchos celos, una gran cantidad de situaciones complicadas surgieron debido a eso.

    MB: En esta etapa temprana de su matrimonio, ¿tenía una idea del papel que quería desempeñar como princesa de Gales? D: No, estaba muy confundida por los asuntos que debía tratar. Entonces me encontré cada vez más involucrada con gente que era rechazada por la sociedad, como drogadictos, alcohólicos, gente maltratada o apartada, y encontré una afinidad allí. Y encontré mucha honestidad en las personas que conocí, porque en los hospicios, por ejemplo, cuando la gente se está muriendo, son mucho más abiertos y más vulnerables, y mucho más reales que otras personas. Y yo apreciaba eso.

    MB: ¿Habían pensado en palacio en su labor como princesa de Gales? D: No, nadie me sentó con un pedazo de papel y dijo: "Esto es lo que se espera de ti". Pero, de nuevo, tengo la suerte de haber encontrado mi lugar y soy muy consciente de ello, y me encanta estar con la gente.

    MB: ¿Así que realmente moldeó usted el rol que quería desempeñar? D: Eso creo. Recuerdo cuando me sentaba en las camas de hospital y tomaba la mano de la gente. Ellos se sorprendían porque decían que nunca habían visto algo así antes, y para mí era algo bastante normal. Cuando veía la seguridad que daba una acción como esa, lo hacía en todas partes. Y siempre lo haré.

    MB: Poco después de casarse se quedó embarazada. ¿Cuál fue su reacción cuando supo que el bebé era un varón? D: Un gran alivio. Sentí que todo el país estaba de parto conmigo. Un alivio enorme. Pero yo sabía que Guillermo iba a ser un niño, porque el escáner lo había mostrado, así que no me sorprendió.

    MB: ¿Siempre había querido formar una familia? D: Sí, yo vengo de una familia en la que éramos cuatro, así que nos divertimos mucho. Y entonces llegaron Guillermo y Harry, afortunadamente dos chicos. Habría sido un poco difícil si hubieran sido dos chicas. Por otro lado, conlleva responsabilidades criarlos, siendo el futuro de Guillermo el que es, y el de Harry como forma de respaldo.

    MB: ¿Cómo reaccionó el resto de la familia real cuando se enteraron de que sería un niño? D: Bueno, todo el mundo se emocionó mucho. Había sido un embarazo bastante difícil. Yo no había estado muy bien, así que cuando Guillermo llegó fue un gran alivio porque todo estaba en paz de nuevo, y yo estuve bien durante un tiempo. Luego me sentí mal con la depresión posnatal, de la que nadie habla. Me despertaba por la mañana sintiendo que no quería salir de la cama, me sentía incomprendida, y muy muy baja de moral.


    La princesa Diana, con Guillermo y Harry. (Cordon Press)

    MB: ¿Era algo completamente nuevo para usted? D: Sí, mucho. Nunca había tenido una depresión en mi vida. Pero cuando lo analicé pude ver que todo los cambios del último año me habían afectado, y mi cuerpo había dicho: "Queremos descansar".

    MB: Entonces, ¿qué tratamiento recibió? D: Recibí gran cantidad de tratamientos, pero en el fondo sabía que lo que necesitaba era espacio y tiempo para adaptarme a los diferentes cambios que se me habían presentado. Sabía que podía hacerlo, pero necesitaba que la gente fuera paciente y me diera el espacio suficiente para llevarlo a cabo.

    MB: Cuando habla de los cambios, ¿a qué se refiere? D: Bueno, fue un espacio de tiempo muy corto. En un año toda mi vida cambió, se puso patas arriba, y tuvo sus momentos maravillosos, pero también tuvo momentos que supusieron un gran desafío. Y pude ver dónde los bordes más ásperos necesitaban ser suavizados.

    MB: ¿Cuál fue la reacción de la familia a su depresión posnatal? D: Bueno, tal vez fui la primera persona en esta familia que tuvo una depresión o que lloró de manera abierta. Y obviamente eso fue desalentador, porque si nunca lo has visto antes, ¿cómo lo apoyas?

    MB: ¿Qué efecto tuvo la depresión en su matrimonio? D: Le dio a todo el mundo una maravillosa nueva etiqueta: ‘Diana es inestable y Diana está mentalmente desequilibrada’. Desafortunadamente, eso parece haberse mantenido a lo largo de los años.

    MB: ¿Está diciendo que esa etiqueta se quedó en su matrimonio? D: Creo que la gente la usó y se quedó ahí, sí.

    MB: La prensa sugirió que fue en esta época cuando las cosas se volvieron tan complicadas que trató de hacerse daño a sí misma. D: Cuando nadie te escucha, o sientes que nadie te escucha, empiezan a suceder todo tipo de cosas. Por ejemplo, tienes tanto dolor dentro de ti que intentas herirte por fuera porque quieres que te ayuden, pero estás pidiendo una ayuda equivocada. La gente lo ve como un lobo que llora o que busca atención, y piensan que porque estás en los medios de comunicación todo el tiempo tienes suficiente atención. Pero en realidad estaba llorando porque quería mejorar para seguir adelante y continuar con mi deber y mi papel como esposa, madre y princesa de Gales. Así que, sí, me infligí dolor a mí misma. No me gustaba, estaba avergonzada porque no podía hacer frente a las presiones.

    MB: ¿Qué hizo? D: Bueno, solamente me lesioné los brazos y las piernas. Ahora trabajo en ambientes donde veo mujeres haciendo cosas similares y soy capaz de entenderlas completamente. MB: ¿Cuál fue la reacción de su marido al hecho de que se empezara a autolesionarse? D: Bueno, en realidad, no siempre lo hice delante de él. Pero, obviamente, cualquiera que ame a alguien estaría muy preocupado por ello.

    MB: ¿Cree que comprendió lo que había detrás de eso? D: No, pero entonces no mucha gente se tomaba el tiempo para analizarlo.

    MB: ¿Pudo admitir que no estaba bien o se sintió obligada a seguir actuando como princesa de Gales? D: Me sentí obligada a actuar. Bueno, cuando digo actuar, me refiero a que me sentí obligada a salir y hacer frente a mis compromisos y no defraudar a la gente, y apoyarlos y amarlos. Y en cierto modo, estar en público me reconfortó, aunque ellos no eran conscientes del proceso curativo que me estaban dando. Eso me ayudó a seguir adelante.

    MB: Pero ¿sentía que tenía que mantener la imagen pública de una princesa de Gales triunfal? D: Sí, lo sentí.


    La princesa Diana, en 1992. (Getty)

    MB: La depresión se resolvió, como usted explica, pero después se informó de que sufría de bulimia. ¿Es eso cierto? D: Sí, así es. Tuve bulimia durante varios años. Y eso es como una enfermedad secreta. Te la infliges a ti misma porque tu autoestima está en un punto bajo, y no crees que seas digna o valiosa. Te llenas el estómago cuatro o cinco veces al día, algunos lo hacen más, y te da una sensación de confort. Es como tener un par de brazos a tu alrededor, pero es temporal. Luego te sientes mal por la hinchazón de tu estómago y lo vuelves a sacar. Y es un patrón repetitivo muy destructivo para uno mismo.

    MB: ¿Con qué frecuencia lo hacía esto en un día? D: Depende de las presiones que había. Si por ejemplo estaba en lo que yo llamo 'un día fuera' o visitando una parte del país, volvía a casa sintiéndome bastante vacía, porque mis compromisos en ese momento tenían que ver con gente muriendo o muy enferma, personas con problemas matrimoniales... Y volvía a casa y era muy difícil saber cómo consolarme a mí misma habiendo estado consolando a mucha otra gente, así que era algo normal asaltar la nevera. Era un síntoma de lo que estaba pasando en mi matrimonio. Pedía ayuda a gritos, pero daba señales erróneas y la gente usaba mi bulimia como un abrigo en una percha: decidieron que ese era el problema, que ‘Diana era inestable’.

    MB: En lugar de ver lo que lo causaba. D: Ajá.

    MB: ¿Y cuál fue la causa? D: La situación en la que mi esposo y yo tuvimos que mantener todo junto porque no queríamos decepcionar a la gente. Pero había mucha ansiedad entre nuestras cuatro paredes.

    MB: ¿Quiere decir entre ustedes dos? MD: Ajá.

    MB: ¿Y por eso se sometió a esta fase de atracones y vómitos? D: Podría usarse la palabra 'someter', pero en realidad era mi mecanismo de escape y me funcionó en ese momento.

    MB: ¿Buscó ayuda de algún otro miembro de la familia real? D: No. Cuando tienes bulimia, te avergüenzas mucho de ti misma y te odias, así que... Y la gente piensa que estás desperdiciando comida, por eso tampoco lo comentas. Lo que pasa con la bulimia es que tu peso siempre es el mismo, mientras que con la anorexia es mucho más visible. Así que puedes fingir todo el rato porque no hay pruebas.

    MB: Cuando dice que la gente podía pensar que desperdiciaba comida, ¿alguien le sugirió eso? D: Sí, varias veces.

    MB: ¿Qué se dijo? D: Bueno, fue algo así como "Supongo que vas a desperdiciar esa comida más tarde". Y eso fue una presión en sí misma. Por supuesto que lo iba a hacer porque era mi válvula de escape.

    MB: ¿Cuánto tiempo duró la bulimia? D: Mucho tiempo. Pero ahora estoy curada.

    MB: ¿Dos años, tres años? D: Mmm. Un poco más que eso.

    MB: Según la prensa nacional, fue entonces cuando comenzó a experimentar dificultades en su matrimonio con el príncipe de Gales. ¿Es eso cierto? D: Bueno, éramos una pareja recién casada, así que obviamente teníamos presiones. Y los medios de comunicación estaban completamente fascinados por todo lo que hacíamos. Era difícil compartir esa carga, porque yo era la que siempre estaba al frente, ya fuera por mi ropa, por lo que decía, lo que hacía con mi pelo, todo... En realidad lo que queríamos ser, lo que queríamos lograr, era que nos apoyaran en nuestro trabajo como equipo.


    Carlos y Diana, junto a la reina Isabel II. (Cordon Press)

    MB: ¿Qué efecto tuvo la prensa en su matrimonio? D: Lo hizo muy difícil, porque vivíamos la situación de una pareja desempeñando el mismo trabajo: salíamos del mismo coche, dábamos las mismas manos, mi marido ofrecía los discursos… Así que básicamente éramos una pareja casada realizando la misma labor, algo que es muy difícil para cualquiera y más si tienes toda la atención sobre ti. Luchamos un poco con ello y fue muy difícil, así que mi marido decidió que atendiéramos compromisos por separado. Eso me entristeció un poco porque me gustaba bastante la compañía. Pero, una vez más, no tuve elección.

    MB: ¿Así que no fue a petición suya, no lo hizo por su cuenta? D: No, en absoluto, no.

    MB: La biografía del príncipe de Gales escrita por Jonathan Dimbleby, que como sabe se publicó el año pasado, sugiere que usted y su marido tenían puntos de vista e intereses muy diferentes. ¿Está de acuerdo con eso? D: No. Creo que teníamos intereses comunes. A ambos nos gustaba la gente, la vida en el campo, los niños, el trabajo en el estudio del cáncer, la labor en los hospicios... Pero yo fui retratada en los medios de comunicación en ese momento, si no recuerdo mal, como una estúpida porque no había pasado de un nivel O a un nivel A. Y cometí el grave error de decirle a un niño que yo era gruesa como un tablón, para aliviar el nerviosismo del niño, algo que conseguí. Pero ese titular dio la vuelta al mundo, y me arrepiento de haberlo dicho.

    MB: El príncipe de Gales, en la biografía, es descrito como un gran pensador, un hombre con un tremendo rango de intereses. ¿Qué pensaba él de los suyos? D: En fin, no creo que se me permitiera tener ninguno. Creo que siempre he sido la chica de 18 años con la que se comprometió, así que no creo que se haya percatado de que he crecido. Y, Dios mío, he tenido que crecer. MB: Explique mejor lo que quiere decir con esto. D: Bueno…

    MB: Cuando dice que nunca le dieron ningún crédito, ¿qué quiere decir? D: Pues supongo que he hecho cosas buenas alguna vez pero nadie ha dicho: "Bien hecho" o "¡Ha estado bien!”. Sin embargo, si tropezaba, lo que invariablemente hacía, porque era nueva en el juego, una tonelada de ladrillos caía sobre mí.

    MB: ¿Cómo se enfrentó a eso? D: Lo cierto es que hubo muchas lágrimas, y me dejaba arrastrar por la bulimia, en un intento de escapar.

    MB: Algunas personas encontrarán difícil de creer que le dejaran afrontar ese problema por su cuenta, y la descripción que da sugiere que su relación con su marido no era muy buena incluso en esa etapa temprana. D: Bueno, tuvimos presiones increíbles sobre nosotros, y ambos tratamos de encubrirlas, pero obviamente no fue así.

    MB: Alrededor de 1986, de nuevo, según la biografía escrita por Jonathan Dimbleby sobre Carlos, su marido renovó su relación con Camilla Parker Bowles. ¿Estaba usted al tanto de eso? D: Sí, pero no estaba en posición de hacer nada al respecto.

    MB: ¿Qué pruebas tenía de que su relación continuaba aunque estaba casado? D: El instinto femenino es muy bueno.

    MB: ¿Eso es todo? D: Bueno, obviamente tenía conocimiento de ello.

    MB: ¿Por el personal? D: Bueno, por la gente que se preocupa y se preocupaba por nuestro matrimonio, sí.

    MB: ¿Qué efecto tuvo eso en usted? D: Bastante devastador. Bulimia desenfrenada, si es que se puede tener bulimia desenfrenada, y una sensación de no ser buena en nada y ser una inútil. Y desesperación y fallar en todos los sentidos.

    MB: Y con un marido que tenía una relación con otra persona... D: Con un marido que amaba a otra persona, sí.


    Diana y Camilla, en una imagen de jóvenes. (Getty)

    MB: ¿Realmente pensó usted eso? D: No lo pensaba, lo sabía.

    MB: ¿Cómo lo supo? D: Por el cambio en el patrón de comportamiento de mi marido y por todo tipo de razones que el instinto de una mujer produce, ya sabe. Ya era difícil, pero se hizo cada vez más complicado.

    MB: En la práctica, ¿cómo se hizo más difícil? D: Bueno, la gente estaba, y cuando digo gente me refiero a amigos de mi marido, estaba comentando que yo me encontraba de nuevo inestable, enferma, y que debería ser puesta en una casa de algún tipo para mejorar. Era casi una vergüenza.

    MB: ¿Cree que realmente pensaban eso? D: Bueno, no hay mejor manera de desmantelar una personalidad que aislarla. MB: ¿Así que la aislaron? D: Mucho.

    MB: ¿Cree que Parker Bowles fue un factor en la ruptura de su matrimonio? D: Bueno, éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado.

    MB: Vivían vidas separadas, pero ante el público aparecían como una pareja felizmente casada. ¿Cómo veía esto la familia real? D: Creo que todos estaban muy ansiosos porque podían percibir que había complicaciones pero no querían interferir. Estaban allí y hacían saber que estaban allí si era necesario.

    MB: ¿Cree que se asumió que se podía vivir dos vidas, una en privado y otra en público? D: No, porque de nuevo los medios de comunicación estaban muy interesados en nuestro ‘montaje’. Cuando viajábamos al extranjero teníamos apartamentos separados, aunque estábamos en el mismo piso, así que por supuesto eso se filtró, y causó complicaciones. Pero Carlos y yo teníamos que cumplir con nuestro deber y eso era primordial.

    MB: Así que, en cierto sentido, ¿se enfrentó a esta situación, a estas dos vidas, por cumplir con su deber? D: Éramos un muy buen equipo en público. A pesar de lo que pasaba en privado, éramos un buen equipo.

    MB: Algunos encontrarán eso difícil de conciliar. D: Bueno, ese es su problema. Sé lo que se siente.

    MB: La reina describió 1992 como su 'annus horribilis', y fue ese año cuando se publicó el libro de Andrew Morton sobre usted. ¿Conoció a Andrew o le ayudó personalmente con el libro? D: Nunca lo conocí, no.


    Andrew Morton. (Reuters)

    MB: ¿Alguna vez lo ayudó personalmente a escribir su libro? D: Mucha gente vio la situación de angustia en la que estaba mi vida y sintieron que podían ayudar de alguna forma.

    MB: ¿Permitió que sus amigos, sus amigos cercanos, hablaran con Morton? D: Sí, lo hice. Se lo permití.

    MB: ¿Por qué? D: Estaba perdiendo la paciencia, estaba desesperada. Creo que estaba muy harta de que me vieran como un caso perdido, porque soy una persona muy fuerte y sé que eso causa problemas en el entorno en el que vivo.

    MB: ¿Cómo puede cambiar eso un libro? D: No lo sé. Tal vez la gente lo entienda mejor, tal vez haya muchas mujeres que sufren al mismo nivel pero en un ambiente diferente, que no pueden defenderse porque su autoestima está partida en dos. No lo sé.

    MB: ¿Qué efecto cree que tuvo el libro en su marido y en la familia real? D: Creo que se sorprendieron, se horrorizaron y se decepcionaron mucho.


    MB: ¿Puede entender por qué? D: Creo que el libro de Dimbleby fue un shock para mucha gente y también una decepción.

    MB: ¿Qué efecto tuvo el libro de Morton en su relación con el príncipe de Gales? D: Bueno, lo que se había ocultado, o más bien lo que pensábamos que se había escondido, se hizo público y se habló de ello a diario. Nos presionaron para que lo arregláramos de alguna manera. ¿Íbamos a permanecer juntos o íbamos a separarnos? Y las palabras 'separación' y 'divorcio' seguían apareciendo en los medios de comunicación a diario.

    MB: ¿Qué pasó después de que se publicara? D: Bueno, nos esforzamos. Llevamos a cabo nuestros compromisos juntos, aunque nuestra vida privada era obviamente turbulenta.

    MB: ¿Las cosas llegaron a un punto crítico? D: Sí, lentamente, sí. Mi marido y yo lo hablamos con mucha calma. Pudimos ver lo que la gente estaba pidiendo. Querían claridad ante una situación que, obviamente, se estaba volviendo intolerable. Se volvió cada vez más difícil.

    MB: ¿Y qué pasó? D: Nos reunimos con los abogados y hablamos sobre la separación. Evidentemente había mucha gente con la que comentarlo: el primer ministro, Su Majestad… Y luego empezó a tomar forma por sí mismo, por así decirlo.

    MB: En diciembre de ese año, como usted dice, había acordado una separación legal. ¿Cuáles fueron sus sentimientos en ese momento? D: Profunda, profunda, profunda tristeza. Porque habíamos luchado para mantenerlo vivo, pero realmente ambos nos habíamos quedado sin fuerzas. En cierto modo supongo que podría haber sido un alivio para ambos que finalmente nos decidiéramos, pero mi marido pidió la separación y yo la apoyé.

    MB: ¿No fue idea suya? D: No. Para nada. Vengo de un ambiente de divorcio y no quería volver a entrar en eso.

    MB: ¿Qué pasó después? D: Le pregunté a mi esposo si podíamos hacer el anuncio antes de que los niños regresaran de la escuela para pasar las vacaciones de Navidad porque allí estaban protegidos. Y así lo hizo. Salió el 9 de diciembre. Yo estaba en un compromiso en el norte. Lo escuché en la radio y fue muy muy triste. Muy triste. El cuento de hadas había llegado a su fin y, lo más importante, nuestro matrimonio había dado un giro diferente.

    MB: ¿Les dijo a sus hijos que se iban a separar? D: Sí. Fui una semana antes y les expliqué lo que estaba pasando. Ellos lo tomaron como lo hacen los niños, con muchas preguntas. Yo esperaba poder tranquilizarlos, pero ¿quién sabe?


    Diana y el príncipe Guillermo. (Cordon Press)

    MB: ¿Qué efecto cree que tuvo esta noticia en ellos? D: Creo que el anuncio tuvo un gran efecto en mí y en Carlos, realmente. Los niños estaban fuera de esto, en el sentido de que estaban aislados en la escuela.

    MB: Una vez que la separación tomó cuerpo, en 1993, ¿qué pasó durante ese periodo? D: Las agendas cambiaron de la noche a la mañana. Ahora yo era la esposa separada del príncipe de Gales, un problema, una carga… Se preguntaban: "¿Cómo vamos a tratar con ella? Esto no ha sucedido antes".

    MB: ¿Quién se estaba haciendo esas preguntas? D: La gente a mi alrededor y...

    MB: ¿La Casa Real? D: La gente de mi entorno, sí. MB: ¿Y empezaron a verla como un problema? D: Sí, mucho.

    MB: ¿Cómo se materializó eso? D: Por los viajes al extranjero que se bloquearon, por las cosas que llegaban de manera normal y se pararon, cartas que se perdían y cosas así...

    MB: A pesar de que su interés era continuar con sus deberes… D: Sí. Todo cambió tras la separación. La vida se volvió muy difícil entonces para mí.

    MB: ¿Quién estaba detrás de ese cambio? D: Bueno, el equipo de mi marido estaba muy ocupado intentando pararme. MB: ¿Cuál fue su reacción cuando se supo que se había grabado una conversación telefónica entre usted y James Gilbey? D: Me sentí muy protectora con James porque había sido un muy buen amigo mío y seguía siéndolo. Y no podía soportar que su vida pudiera arruinarse por esa conexión conmigo. Eso me preocupaba. Protejo mucho a mis amigos.

    MB: ¿Tuvo la supuesta conversación telefónica? D: Sí, la tuvimos, absolutamente la tuvimos. MB: En esa cinta, Gilbey expresa su afecto por usted. ¿Esa transcripción era correcta? D: Sí. Quiero decir que es una persona muy cariñosa. Pero las implicaciones de esa conversación sugerían que habíamos tenido una relación adúltera, lo cual no era cierto.

    MB: ¿Tiene alguna idea de cómo esa conversación llegó a ser publicada en la prensa nacional? D: No, pero se hizo para perjudicarme de una manera seria, y esa fue la primera vez que experimenté lo que era estar fuera de la red, por así decirlo, y no estar en la familia.

    MB: ¿Cuál cree que era el propósito detrás de esto? D: Que la gente cambiara su actitud hacia mí. Era, ya sabes, si alguna vez nos íbamos a divorciar, mi marido tendría más cartas que yo... Era una partida de póquer, un juego de ajedrez.

    MB: También hubo una serie de llamadas telefónicas que, supuestamente, usted hizo a Oliver Hoare. ¿Hizo lo que se describió como 'llamadas telefónicas obsesivas'? D: Se llegó a decir que había hecho 300 llamadas telefónicas en un corto espacio de tiempo que, aunque teniendo en cuenta mi estilo de vida en ese momento, cualquiera puede darse cuenta de que soy una mujer muy ocupada. No, no lo hice. Pero ese fue otro gran movimiento para desacreditarme, y casi me hizo caer en la injusticia, porque hice mis propios deberes sobre ese tema y descubrí que un joven había hecho la mayoría de ellas. Hoare me contó que sus líneas estaban siendo intervenidas por la comisaría local. Dijo, ya sabes: "No llames". Así que no lo hice, pero alguien claramente sí.

    MB: ¿Había hecho alguna de esas llamadas? D: Solía hacerlo, sí, había llamado.

    MB: ¿Una, dos, tres veces? D: No lo sé. Durante un período de seis a nueve meses, unas cuantas veces, pero no de forma obsesiva.

    MB: ¿Realmente cree que se estaba llevando a cabo una campaña en su contra? D: Absolutamente.

    MB: ¿Por qué? D: Yo era la esposa separada del príncipe de Gales. Era un problema, punto. Nunca había pasado antes. Se decían: "¿Qué hacemos con ella?". MB: ¿Y no podían llevarla a algún lugar tranquilo en lugar de hacer una campaña en su contra? D: El problema es que yo no me iba a ir tranquilamente. Lucharé hasta el final, porque creo que tengo un papel que cumplir, y tengo dos hijos que criar.

    MB: A finales de 1993, usted había tenido dificultades con la prensa (incluida la publicación de estas conversaciones telefónicas) y decidió retirarse de la vida pública. ¿Por qué lo hizo? D: La presión se volvió intolerable y mi trabajo se vio afectado. Quería dar el 110% y solo podía dar el 50. Estaba constantemente cansada, exhausta, porque la presión era tan cruel. Así que pensé que la única manera de hacerlo era pararme y explicarlo, y aparcarlo antes de empezar a decepcionar y no llevar a cabo mi trabajo. Fue mi decisión hacer ese comunicado porque se lo debía a la gente. Quería decir: "Gracias". Desaparezco un poco, pero volveré".

    MB: No pasó mucho tiempo antes de que volviera. D: Bueno, no lo sé. Quiero decir que hice un montón de trabajo en la sombra, sin ningún tipo de atención por parte de los medios, así que nunca dejé de hacerlo. No lo hacía todos los días, no podía hacerlo. La campaña, en ese momento, estaba teniendo éxito, pero sorprendió a la gente que estaba causando el dolor, les sorprendió cuando me salí del juego. No se lo esperaban. Creo firmemente que siempre hay que confundir al enemigo.

    MB: ¿Quién era el enemigo? D: Bueno, el enemigo era el departamento de mi esposo, porque siempre recibía más publicidad, mi trabajo era más... Se discutía mucho más que el de él. Y, ya sabes, desde ese punto de vista lo entiendo. Pero yo estaba haciendo cosas buenas y quería hacer cosas buenas. Nunca iba a lastimar a nadie, nunca iba a decepcionar a nadie.

    MB: ¿Realmente cree que fue por celos que quisieron minarla? D: Creo que fue por miedo, porque aquí había una mujer fuerte haciendo su parte. ¿Y de dónde sacaba su fuerza para continuar?

    MB: ¿Cuál fue su reacción cuando su marido reveló a Jonathan Dimbleby que había cometido adulterio? D: Bueno, yo no sabía nada del contenido del libro y, de hecho, lo vi en las noticias de esa noche. Mi primera preocupación fue por los niños, porque podían entender lo que estaba pasando y quería protegerlos. Pero yo misma estaba devastada, aunque luego admiré su honestidad, porque se necesita mucho valor para hacer eso.

    MB: ¿En qué sentido? D: Bueno, ser tan honesto sobre una relación con alguien más, en su posición, significa mucho.

    MB: ¿Cómo manejó esto con los niños? D: Fui a la escuela y le dije a Guillermo que si algún día encontraba a alguien que amara en la vida debía aferrarse a él y cuidarlo. Y si tenía la suerte de encontrar a alguien que le amara, entonces debía protegerlo. Él me preguntó qué había estado pasando y si yo podía responderle a algunas preguntas. Me preguntó: “¿Es esa la razón por la que el matrimonio se ha roto?”. Y yo dije: “Bueno, éramos tres en este matrimonio y la presión de los medios de comunicación fue otro factor, así que las dos cosas juntas fueron muy difíciles. Y aunque yo todavía quería a papá, no podía vivir bajo el mismo techo que él, ni tampoco con él".


    Diana y Carlos, con sus hijos. (Getty)

    MB: ¿Qué efecto cree que tuvo en el príncipe Guillermo? D: Bueno, es un niño que piensa de una manera profunda, y no sabemos cómo puedo afectarle con el tiempo. Pero lo expliqué con suavidad, sin resentimiento ni ira.

    MB: Mirando hacia atrás, ¿se siente responsable de las dificultades de su matrimonio? D: Asumo cierta responsabilidad de que nuestro matrimonio saliera como lo hizo. Aceptaré la mitad, pero nada más, porque se necesitan dos para llegar a esta situación. MB: ¿Pero tiene parte de culpa? D: Absolutamente, ambos cometimos errores.

    MB: En otro libro, publicado recientemente, se habla de James Hewitt, que afirma haber tenido una relación muy estrecha con usted, desde aproximadamente 1989. ¿Cuál era la naturaleza de su relación? D: Fue un gran amigo mío en un momento muy difícil, otro momento difícil, y siempre estuvo ahí para apoyarme. Yo estaba absolutamente destrozada cuando apareció este libro, porque confiaba en él y porque, de nuevo, me preocupaba la reacción de mis hijos. Y, sí, había pruebas objetivas en el libro, pero muchas de ellas eran..., vienen de otro mundo, no se correspondían con lo que pasó.

    MB: ¿Qué quiere decir? D: Bueno, había mucha fantasía en ese libro, y fue muy angustioso para mí que un amigo mío, en quien había confiado, sacara beneficio de mí. Eso me preocupaba mucho. Me llamó 10 días antes de que llegara a las librerías para decirme que no había nada de qué preocuparse y yo le creí como una estúpida. Y cuando llegó, lo primero que hice fue ir corriendo a hablar con mis hijos. Guillermo sacó una caja de chocolates y dijo: “Mamá, creo que te han hecho daño. Estos son para que vuelvas a sonreír".

    MB: ¿Su relación fue más allá de una amistad cercana? D: Sí, así fue, sí.

    MB: ¿Fue usted infiel? D: Sí, lo adoraba. Sí, estaba enamorada de él. Pero me decepcionó mucho.

    MB: ¿Cómo describiría su vida ahora? Vive mucho por su cuenta, ¿no? D: Sí, en realidad no me importa. La gente cree que al final del día un hombre es la única respuesta. En realidad, un trabajo satisfactorio es mejor para mí (risas).

    MB: ¿Qué quiere decir con eso? D: Bueno, me refiero a que a cualquier hombre que ha pasado por mi puerta, los medios de comunicación ya le han relacionado conmigo y se ha desatado un infierno. Así que ha sido muy duro para los amigos masculinos que he tenido y, evidentemente, para mí también.

    MB: ¿Eso significa que cree que tendrá que estar sola el resto de su vida? D: No, no estoy sola. Tengo amigos maravillosos, tengo a mis hijos, tengo mi trabajo. Es solo que vivir en el palacio de Kensington claramente te aísla mucho, pero, ya sabes, tal vez todos nos sentimos así.

    MB: ¿Cómo se siente sobre la forma en que la prensa se comporta con usted ahora? D: A día de hoy sigo encontrando el interés excesivo y desalentador, porque en realidad no me gusta ser el centro de atención. Cuando tengo mis quehaceres públicos es normal, entiendo que cuando salgo del coche me fotografíen, pero ahora es también cuando salgo de la puerta de mi casa. Nunca sé dónde va a estar el objetivo. En un día normal puedo ser perseguida por cuatro coches; en un día normal vuelvo a mi coche y encuentro seis fotógrafos saltando a mi alrededor. Algunas personas pensarían: "Bueno, si tuvieras un policía sería más fácil", pero no es verdad. Han decidido que sigo siendo un producto, después de 15 o 16 años, que se vende bien. Y todos me gritan y me dicen cosas como: "Oh, vamos, Di, mira hacia arriba. Si nos das una buena foto, puedo llevar a mis hijos a una escuela mejor". Y, ya sabes, puede hacerte gracia pero eso es lo que pasa todo el tiempo. Es bastante difícil.


    Lady Di, en una imagen de los años 90. (Getty)

    MB: Alguna gente puede pensar que en los primeros años de su matrimonio usted misma fue responsable de fomentar el interés de la prensa (bailó con gente como Wayne Sleep, por ejemplo) y parecía disfrutarlo, tenía una muy buena y cálida relación con ellos. ¿Siente alguna responsabilidad por la forma en que la prensa se ha comportado con usted?
    D: Nunca he alentado a los medios de comunicación. Había una relación que funcionaba antes, pero ahora no puedo tolerarla porque se ha vuelto abusiva y es acoso. No quiero que se entienda esto como que me estoy autocompadeciendo. No lo hago. Entiendo que tienen un trabajo que hacer. Podrías equipararlo a una telenovela en realidad. Sigue y sigue y sigue, y la historia nunca cambia. Y cada vez que me divierto, aunque sea en una situación diferente, hay que pagar por ello, porque la gente critica. Pero yo soy un espíritu libre, desafortunadamente para algunos.

    MB: Pero aquí en el palacio de Kensington, ¿se siente aislada? D: Bueno, lo estoy por la naturaleza de mi situación, sí, pero no siento pena por mí misma de ninguna manera. Tengo mi trabajo que elijo hacer, y tengo a mis hijos, y tengo muchas oportunidades para el año que viene, como visitas al extranjero. Estoy a punto de ir a Argentina, de lo cual estoy muy contenta, y espero poder continuar la buena relación que se ha adoptado entre los dos países. Espero poder ser de ayuda allí. MB: ¿Qué papel ve para usted en el futuro? D: Me gustaría ser embajadora de mi país. Me gustaría representar a este país en el extranjero. Ya que tengo todo este interés en los medios, no nos quedemos solo con esto. Llevemos a esta gente, a representar a este país y sus buenas cualidades en el extranjero. Cuando voy al extranjero tenemos de 60 a 90 fotógrafos, solo de este país, que vienen conmigo, así que usémoslo de manera productiva, para ayudar a este país.

    MB: Dice que se ve en un futuro como una especie de embajadora. ¿A instancias de quién es eso? ¿En qué se basa para sentir que tiene el derecho de considerar que puede hacer ese papel? D: He estado en una posición privilegiada durante 15 años. Tengo un gran conocimiento sobre la gente y sobre cómo comunicarme. He aprendido eso, lo tengo y quiero usarlo. Y cuando miro a la gente en la vida pública, no soy un animal político, pero creo que la mayor enfermedad que sufre el mundo hoy en día es la enfermedad de la gente que no se siente amada, y sé que puedo dar amor por un minuto, por media hora, por un día, por un mes, pero puedo dar... Me siento feliz al hacerlo y quiero hacerlo.

    MB: ¿Cree que el pueblo británico está contento con su papel? D: Creo que el pueblo británico necesita a alguien en la vida pública que le dé afecto, que le haga sentir importante, que le apoye, que le dé luz en sus oscuros túneles. Lo veo como un papel único, y sí he tenido dificultades, como todo el mundo ha sido testigo a lo largo de los años, pero ahora podemos utilizar los conocimientos que he reunido para ayudar a otras personas en apuros.

    MB: ¿Cree que puede? D: Sé que puedo, sí.

    MB: Hasta que llegó a esta familia, la monarquía parecía disfrutar de una posición incuestionable en el corazón de la vida británica. ¿Siente que es la culpable del hecho de que la supervivencia de la monarquía sea ahora una pregunta que la gente se hace? D: No, no siento culpa. Quiero decir que una o dos veces he oído a la gente decir: "Diana quiere destruir la monarquía", lo que me ha desconcertado. ¿Por qué querría destruir algo que es el futuro de mis hijos? Lucharé por mis hijos a cualquier nivel para que sean felices y tengan paz mental y cumplan con sus deberes. Pero creo que lo que más me preocupa de la forma en que la gente habla de la monarquía es que se vuelven indiferentes, y creo que eso es un problema y debería solucionarse.

    MB: Cuando dice indiferente, ¿qué quiere decir? D: No les importa. A la gente ya no le importa. Han sido tan alimentados a la fuerza con problemas maritales que están hartos. Yo estoy harta de leer sobre ello, y soy parte, así que Dios sabe lo que la gente de ahí fuera debe pensar.

    MB: ¿Cree que la monarquía necesita adaptarse y cambiar para sobrevivir? D: Entiendo que el cambio es aterrador para la gente, especialmente si no hay nada a lo que acudir. Es mejor quedarse donde estás. Lo entiendo. Pero creo que hay algunas cosas que podrían cambiar, que aliviarían esta dudosa y a veces complicada relación entre la monarquía y el público. Creo que podrían ir de la mano, en vez de estar tan distantes.

    MB: ¿Qué está haciendo usted para introducir algún tipo de cambio? D: Bueno, con Guillermo y Harry, por ejemplo. Los llevo a los proyectos de la gente sin recursos; a acompañar a gente que se está muriendo de sida, aunque les dije que era cáncer; he llevado a los niños a todo tipo de áreas donde no creo que nadie de esa edad en esta familia haya estado antes. Y tienen un conocimiento, y puede que nunca lo usen, pero la semilla está ahí, y espero que crezca porque el conocimiento es poder.

    MB: ¿Qué impacto tendrá esa experiencia en sus hijos? D: Quiero que entiendan las emociones, las inseguridades y la angustia de la gente, y sus esperanzas y sueños.

    MB: ¿Qué tipo de monarquía vislumbra? D: Me gustaría una monarquía que tenga más contacto con su gente, y no me refiero a andar en bicicleta y cosas así, sino a tener una comprensión más profunda. No lo digo como una crítica a la monarquía actual: solo lo digo como lo veo, oigo y siento a diario desde el papel que he elegido para mí.

    MB: Hay mucha discusión en este momento sobre cómo se resolverán los asuntos entre usted y el príncipe de Gales. Incluso existe la sugerencia de un posible divorcio. ¿Qué piensa de eso? D: No quiero el divorcio, pero obviamente necesitamos claridad en una situación que ha sido de gran discusión en los últimos tres años en particular. Así que todo lo que digo es que espero la decisión de mi marido sobre el camino que vamos a tomar.

    MB: Si él quisiera que el divorcio se llevara a cabo, ¿lo aceptaría? D: Evidentemente lo hablaría con él, pero hasta ahora ninguno de los dos ha comentado este tema, aunque el resto del mundo parece haberlo hecho.

    MB: ¿Sería su deseo divorciarse? D: No, no es mi deseo.

    MB: ¿Por qué? ¿No resolvería eso el asunto? D: ¿Por qué resolvería el asunto?

    MB: Porque proporcionaría la claridad de la que habla, resolvería los asuntos en lo que respecta a la gente, tal vez. D: Sí, ¿pero qué pasa con los niños? Nuestros hijos, eso es lo que importa, ¿no?

    MB: ¿Cree que alguna vez será reina? D: No, no lo creo, no.

    MB: ¿Por qué piensa eso? D: Me gustaría ser reina en los corazones de la gente, pero no me veo siendo la reina de este país. No creo que mucha gente quiera que yo sea reina. En realidad, cuando digo mucha gente me refiero a la institución con la que me casé, porque han decidido que soy una principiante.

    MB: ¿Por qué considera que han decidido eso? D: Porque hago las cosas de manera diferente, porque no sigo un libro de reglas, porque dirijo desde el corazón, no desde la cabeza, y aunque eso me ha metido en problemas en mi trabajo, lo entiendo. Pero alguien tiene que salir y amar a la gente y mostrarlo.

    MB: ¿Opina que la forma de comportarse le ha impedido convertirse en reina? D: Bueno, no me lo ha impedido. Es solo que no creo que tenga tantos partidarios en ese ambiente como antes.

    MB: ¿Quiere decir dentro de la Casa Real? D: Me ven como una amenaza de algún tipo, y estoy aquí para hacer el bien: no soy una persona destructiva.

    MB: ¿Por qué la ven como una amenaza? D: Pienso que todas las mujeres fuertes de la historia han tenido que caminar por un camino similar, y que es la fuerza la que causa la confusión y el miedo. ¿Por qué es fuerte? ¿De dónde lo saca? ¿A dónde la lleva? ¿Dónde va a usar esa fuerza? ¿Por qué la gente todavía la apoya?

    MB: ¿Cree que el príncipe de Gales será rey algún día? D: No creo que ninguno de nosotros sepa la respuesta a eso. Y claramente es una pregunta que está en la cabeza de todos. Pero quién sabe lo que el destino producirá, quién sabe qué circunstancias provocará.


    Lady Di y Carlos de Inglaterra. (Anwar Hussein / Wireimage)

    MB: Pero usted lo conoce mejor que la mayoría de la gente. ¿Piensa que él desearía ser rey? D: Siempre hubo un conflicto sobre ese tema con él cuando lo discutimos, y entendí ese conflicto, porque ser príncipe de Gales es un papel muy exigente, pero lo es mucho más ser rey. Y ser príncipe te da más libertad ahora, pero ser rey será un poco más sofocante. Y porque le conozco, considero que el trabajo principal, como lo llamo, le traería enormes limitaciones, y no sé si podría adaptarse a eso.

    MB: ¿Cree que tendría más sentido, a la luz de las dificultades matrimoniales que usted y el príncipe de Gales han tenido, si el papel de monarca pasara directamente a su hijo Guillermo? D: Bueno, hay que tener en cuenta que Guillermo es muy joven en este momento, ¿quiere que una carga como esa sea puesta sobre sus hombros a esa edad? No puedo responder a esa pregunta.

    MB: ¿Desearía que Guillermo suceda a la reina cuando llegue a la mayoría de edad en lugar del actual príncipe de Gales? D: Mi deseo es que mi marido encuentre la paz mental, y de eso se derivan otras cosas, sí.

    MB: ¿Por qué ha decidido dar esta entrevista ahora? ¿Por qué ha decidido hablar en este momento? D: Porque en diciembre cumpliremos tres años separados, y la percepción que se ha tenido de mí durante este tiempo ha sido muy confusa, turbulenta, y en algunas áreas estoy segura de que mucha gente duda de mí. Y quiero asegurar a todas esas personas que me han amado y apoyado a lo largo de los últimos 15 años que nunca los defraudaré. Esa es una prioridad para mí, junto con mis hijos.

    MB: ¿Y siente que al hablar de esta manera podrá tranquilizar a la gente? D: La gente que me importa, la gente de la calle, sí, porque eso es lo que importa más que cualquier otra cosa.

    MB: Algunas personas podrían interpretar esto como que simplemente está aprovechando la oportunidad de vengarse de su marido. D: No me siento aquí con resentimiento, me siento aquí con tristeza porque un matrimonio no ha funcionado. Me siento aquí con esperanza porque hay un futuro por delante, un futuro para mi marido, un futuro para mí y un futuro para la monarquía.
    Última edición por dani55; 15-11-2020 a las 05:50:46

  29. #149
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Kiosco rosa: Leire Martínez, de La Oreja de Van Gogh, enamorada del saxofonista de 'Sálvame'
    La cantante comparte protagonismo este lunes junto a Ana Obregón, que acapara todas las portadas tras anunciar que dará las Campanadas en TVE.
    16 noviembre, 2020 08:32



    1 de 4
    '¡Qué me dices!'
    TVE sorprendió hace unos días al dar el nombre de las dos personas que conducirán las Campanadas en la televisión pública: Anne Igartiburu y Ana Obregón. La actriz cerrará este mal año para ella con un broche positivo y homenajeando a su hijo fallecido hace 6 meses. En otro orden de cosas, quien sí vive un buen momento es Leire Martínez, cantante de La Oreja de Van Gogh, que tiene nueva pareja. Su nueva ilusión es el saxofonista Miguel Sueiras, que tocaba en 'El club del espectador' que conducía Kiko Matamoros en 'Sálvame'. Y ya se les ha visto agarrados de la mano paseando por las calles de Madrid con una complicidad máxima y en las terrazas regalándose besos, miradas y gestos de amor. Lo mismo parecen vivir Tony Spina y Mayka, de 'La isla de las tentaciones'. Además, Raquel Sánchez Silva denuncia a la familia de Mario Biondo, así como a usuarios de las redes y una cadena de televisión italiana.



    2 de 4
    'Más y más'
    El primera plana, Ana Obregón y su vuelta a la televisión tras su año más duro. Pero mientras, Mila Ximénez también enfoca su lucha contra el cáncer con optimismo y buenas noticias después de terminar la primera fase de su tratamiento. En otro orden de cosas, los reyes eméritos se encuentran acorralados por la justicia al destaparse nuevos escándalos que atañen a su opaca economía; y en otro sentido, la guerra de los Pantoja está más abierta que nunca ya que todos los miembros del clan se han posicionado.



    3 de 4
    'Pronto'
    Ana Obregón dará el mejor homenaje posible a su hijo en la noche del 31 de diciembre para despedir este doloroso 2020 y llenarse de energía de cara al próximo año. Raquel Sánchez Silva, por su parte, está harta de tantos insultos y amenazas tanto en redes sociales como en medios de comunicación en los que hablan la familia de su difunto marido y ha interpuesto una denuncia. Además, la revista recoge los secretos de 'Mask Singer', el programa que está arrasando en Antena 3.



    4 de 4
    'Hoy corazón'
    Carlos de Inglaterra, eterno heredero al trono, cumple 72 años. Su madre, Isabel II, continúa siendo la soberana tras 67 años de reinado. La publicación también recoge la gran batalla que existe entre Toñi Salazar, de Azúcar Moreno, y su exmarido, Pedro Rilo, en la que ninguna de las partes se pone de acuerdo con sus bienes y propiedades. Igualmente, Ana Obregón tiene un hueco en la portada por el anuncio de que presentará las Campanadas para cerrar este año.
    Última edición por dani55; 16-11-2020 a las 08:29:10

  30. #150
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,853
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    ENTREVISTA EXCLUSIVA
    El pretendiente carlista al trono español: "Creo que Felipe VI está viviendo unos momentos muy difíciles"
    Hablamos con Carlos Javier de Borbón-Parma de la pandemia, de qué opina de los escándalos de don Juan Carlos y de qué manera está educando a su hijo y heredero


    El príncipe Carlos Javier de Borbón-Parma. (CP)

    N.TIBURCIO
    17/11/2020 - 05:00


    Cuando en 1830 Fernando VII derogó la ley sálica con la promulgación de la pragmática sanción para que su primogénita, la reina Isabel II, pudiera reinar, la familia Borbón se dividió para siempre. El hermano de Fernando, Carlos María Isidro, consideró ese cambió de la norma como un ataque, pues de no haberse modificado él hubiera sido el legítimo rey de España. Para apoyar sus derechos, Carlos María se aferró a que su hermano había acabado con la ley sin el concurso de las Cortes y a partir de ahí empezó una batalla sucesoria que acabó con tres guerras carlistas. Muchos siglos después, la herencia de los carlistas sigue viva en la figura del príncipe Carlos Javier de Borbón-Parma, quien de forma pacífica continúa luchando por los derechos de sus antepasados y por lo que ellos consideran que es suyo legítimamente, el trono español. A pesar de que reside en Holanda junto a su mujer y sus hijos, el duque de Parma mantiene un estecho vínculo con España, tierra que visita con asiduidad, aunque estos meses no ha podido realizar esos viajes por la pandemia del coronavirus. Aun así, Carlos Javier no ha dudado en atender a Vanitatis para contarnos cómo vive la situación del covid-19, qué opina de los escándalos de don Juan Carlos y la actitud de Felipe VI, y de qué manera está educando a su hijo y heredero, quien, como Leonor, también lleva el título de príncipe de Asturias.


    Carlos Javier y Ana María, con sus tres hijos. (Cortesía Asociación 16 de Abril)

    P: ¿Cómo están viviendo la pandemia del coronavirus usted y su familia?
    R: Con la preocupación lógica de afrontar una pandemia de proporciones desconocidas en su desarrollo y con la esperanza de que la ciencia desarrolle la vacuna y un medicamento que bloquee el avance del virus. En cuanto al aspecto sanitario, ni a mi mujer, ni a mis hijos ni a mí nos ha afectado por ahora. Tanto mi familia como yo estamos adaptándonos a la llamada 'nueva realidad' que se ha impuesto con la pandemia del covid-19. Intentando mantener a través de las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance las actividades profesionales, el colegio de mis hijos y el contacto con familiares y amigos. Somos muy estrictos en el cumplimiento de las normas, y le diré aún más, nuestro rigor de exigencia es aún mayor. Igualmente estamos muy sensibilizados con la situación tan delicada que están sufriendo miles de familias en España. Soy muy consciente de la crisis sanitaria, social y económica que se está viviendo en toda Europa, y en España puede ser más acusada por el modelo económico creado en los últimos años, basado principalmente en el sector servicios y en el turismo. Es en estos momentos donde todos nosotros tenemos que ponernos en el lugar del otro y dentro de nuestras posibilidades ayudar, trabajar por el bien común... Uno por sí solo puede ayudar mucho a las personas con mayores necesidades. Tenemos a nuestros mayores, a las personas dependientes, discapacitadas, a las familias con menos recursos económicos... Ellos tienen que ser el centro de todas las ayudas, son los que están sufriendo muy de cerca los impactos derivados de esta pandemia.

    P: Su tía, la princesa María Teresa de Borbón-Parma, falleció a causa del virus...
    R: La muerte de mi querida tía Teresa el pasado mes de marzo fue muy dura para la familia y para los carlistas. Nuestra tía era un ejemplo de vitalidad. Siempre dispuesta a comprometerse por los otros. Siempre vinculada a España, a las Españas... Enamorada de la diversidad de los pueblos de España. Pasaba temporadas en Cataluña y en Andalucía. Habitualmente residía mucho tiempo en Madrid, en concreto en su casa de Majadahonda, donde igualmente me hospedo durante mis frecuentes estancias en la capital. Mi tía Nieves tiene también otra residencia en la misma localidad. Su compromiso es un ejemplo a seguir para mí y para toda la familia.


    Carlos Javier, con sus hermanos y su tía Teresa. (CP)

    P: ¿Cómo ve la situación actual de la pandemia en España? ¿Cree que se han tomado las medidas correctas desde el gobierno de Sánchez?
    R: La situación actual de la pandemia en España es muy similar a la del resto de Europa. Una segunda ola muy difícil de evitar. La dicotomía a la que se enfrentan todos los gobiernos de elegir entre salud y actividad económica es inevitable. Lo que sí tengo muy claro es que de esta situación vamos a salir todos los españoles juntos, trabajando codo a codo y evitando los sectarismos políticos. Me emociona recordar los momentos en los que a principios de la pandemia todas las ciudades de España estaban unidas en torno a los profesionales que luchaban por las vidas de tantos compatriotas. Toda Europa fue testigo de la capacidad de los españoles de olvidar las diferencias y trabajar unidos frente a una amenaza global. Es un claro ejemplo de que unidos podemos con grandes retos y estoy totalmente convencido que a la pandemia del covid-19 la vamos a vencer con la mayor solidaridad y entrega de cada uno de nosotros. "Si el personaje público afectado es el Rey, no solo afecta a la persona, que también, sino en mucho mayor grado a la institución que representa, la Corona"

    P: Aparte del coronavirus, España vive otra crisis con la Corona: ¿qué opina usted de los escándalos financieros de don Juan Carlos?
    R: No soy juez, por lo tanto, poco puedo decir al respecto. Esta cuestión está en manos de la justicia española, a la que yo como español respeto absolutamente. Lo que sí puedo y debo decir es que cualquier tipo de cargo público con responsabilidad política o institucional debe ser intachable en todos sus comportamientos. Son y deben ser referentes para la sociedad. Si pierden ese valor, su funcionalidad desaparece... Más le diré, si el escándalo se produce por una persona de cualquier nivel, desde el concejal del pueblo más pequeño hasta el presidente de una autonomía, o incluso el presidente de una república, la afectación es exclusivamente a la persona, ni desaparecerán las alcaldías ni las autonomías ni las repúblicas. Si el personaje público afectado es el Rey, no solo afecta a la persona, que también, sino en mucho mayor grado a la institución que representa, la Corona. Ahí radica la trascendencia de sus actos. En todo caso tenemos que entender que estamos inmersos en una segunda 'transición', muy diferente a la del 78, en cuanto a que ahora lo que la sociedad demanda es una transparencia total de la gestión de lo público y una independencia del poder judicial. "Hay que dejar muy claro que hay múltiples formas de república y múltiples tipos de monarquía"

    P: En su opinión, ¿Felipe VI está actuando bien respecto a su padre? ¿Qué hubiera hecho usted? ¿Conoce personalmente al Rey? ¿Qué opina sobre él? ¿Y sobre la reina Letizia?
    R: Conozco a Felipe desde hace años, al igual que a Letizia. Hemos coincidido en actos familiares, así como en algunas de sus visitas a Holanda. Pero la verdad es que no mantengo una relación estrecha con ellos. Respecto a la actuación de Felipe con los presuntos escándalos de su padre, creo sinceramente que está viviendo unos momentos muy difíciles. ¿Qué hubiera hecho yo? Lo mismo que hago a fecha de hoy, estar al servicio de España y de los españoles. Trabajando constantemente en todos los foros posibles para que la sociedad española pueda continuar su desarrollo sin olvidar que lo más importante es la dignidad de la persona y las libertades.

    P: ¿Cree que sería bueno hacer un referéndum sobre la monarquía?
    R: Nosotros, los carlistas, siempre hemos defendido la necesidad de que el pueblo español se pronuncie respecto a cualquier tema de trascendencia. Hay que hacer, por supuesto, una labor pedagógica también entre formas de Estado. ¿República o monarquía? Igualmente hay que dejar muy claro que hay múltiples formas de república y múltiples tipos de monarquía.

    El otro príncipe de Asturias

    Fue el 20 de noviembre de 2009 cuando Carlos Javier contrajo nupcias con la periodista holandesa Ana María Gualthérie van Weezel en la abadía de la Cambre, en Bruselas. Él ya tenía un hijo fruto de una relación anterior, Carlos Hugo Klynstra (1997), y con su actual mujer amplió la familia con la llegada de Luisa (2012), Cecilia (2013) y Carlos Enrique (2016), quien es príncipe de Asturias y está llamado a convertirse en el próximo jefe de la casa Borbón-Parma.

    P: Su esposa, la princesa Ana María, era periodista como doña Letizia: ¿tienen ambas mujeres muchas cosas en común?
    R: No podría contestar porque no conozco en profundidad a doña Letizia Ortiz. Pero lo que sí puedo decirte es que Ana María es mi gran apoyo para todo. En lo personal, así como en mis deberes y responsabilidades como titular de la dinastía.


    La boda de Carlos Javier y Ana María. (CP)

    P: ¿Está educando al príncipe Carlos Enrique según las tradiciones carlistas?
    R: Mi hijo Carlos Enrique, a pesar de su corta edad, es muy consciente de los derechos y deberes -me gusta más decir deberes- que nuestra familia tiene con España y los españoles. Siempre tenemos en casa muy presente la realidad política y social de España. Mi hijo, sobre todo, aprende del ejemplo de sus padres, tal y como mis hermanos y yo recibimos el legado de nuestros padres. Estamos en permanente contacto con España, realizando frecuentemente visitas para encontrarme con empresarios, políticos, sociedad civil... Con mis queridos carlistas. "El carlismo es un movimiento social y político que nace de las tradiciones y libertades históricas de las Españas"

    P: ¿Piensa que es posible que algún día pueda reinar en España?
    R: Lo que sí tengo muy claro es que estoy al servicio de los españoles. Me debo a España, a las Españas, como nos gusta decir a los carlistas... y, por supuesto, a los deberes que me impone ser el jefe de la dinastía carlista, sin renunciar nunca a ninguno de ellos ni de mis derechos, como siempre lo han hecho todos mis antepasados.

    P: ¿Qué les contaría a aquellos españoles que no saben nada sobre el carlismo y leen esta entrevista?
    R: Que el carlismo es presente y futuro. El carlismo es un movimiento social y político que nace de las tradiciones y libertades históricas de las Españas, pero proyectado a futuro. Proponemos un sistema basado en el principio de subsidiariedad, de donde se desprende tanto un sistema de autogestión global, es decir, no debe interpretarse únicamente en un aspecto económico, sino también en el político y funcional, así como una estructura federativa en lo territorial. Igualmente tenemos muy claro que, frente a una sociedad del consumo, nosotros proponemos una sociedad que promueva el bien común y el desarrollo integral de la persona... siempre a la búsqueda de justicia social. Teniendo en cuenta la polarización política en la que está inmersa la sociedad española, el pensamiento carlista propone el federalismo como tercera vía, un lugar de encuentro para todos los españoles.

    Primo hermano del rey de Holanda

    Carlos Javier es el mayor de los hijos de Carlos Hugo, quien falleció en 2010, y de la princesa Irene de Holanda, hermana de la otrora reina Beatriz, por lo que es primo hermano del actual rey, Guillermo Alejandro, quien fue elegido como padrino de bautizo para el pequeño príncipe Carlos Enrique, una ceremonia católica celebrada en en Parma en septiembre de 2016, a la que no faltaron la reina Máxima y las princesas Amalia, Alexia y Ariane.

    P: Usted es primo hermano del rey de Holanda, ¿él lo apoya en sus pretensiones dinásticas?
    R. Como usted bien indica es mi primo, con el cual mantengo una muy buena relación, al igual que con su esposa e hijas, pero de cuestiones políticas y/o dinásticas no hablamos. Cuando coincidimos, hablamos de la familia, de los proyectos de economía circular y desarrollo sostenible que impulsa el think tank COMPAZZ, que presido. Llevo más de 20 años comprometido con el futuro de la sociedad, trabajando para visibilizar y comprometer a todos los niveles (comunidades de vecinos, ayuntamientos, asociaciones, empresarios, gobiernos, organizaciones internacionales…) en la necesidad de llevar a cabo una transición energética, así como un cambio de modelo económico donde se prime el equilibrio ecológico y la persona.


    El rey de Holanda, ejerciendo de padrino de Carlos Enrique. (CP)
    Última edición por dani55; 17-11-2020 a las 05:15:26

Página 5 de 6 PrimerPrimer ... 3456 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Rosa Luxemburg (1986)
    Por canyengue en el foro Cine de Época (+)
    Respuestas: 17
    Último mensaje: 19-03-2019, 14:57:28
  2. Ani Ohev Otach Rosa / I Love You Rosa (1972)
    Por canyengue en el foro Drama
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 19-03-2018, 18:07:53
  3. Del Rosa... al Amarillo (1963)
    Por Emolo en el foro Romance (+)
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 29-04-2016, 00:54:24
  4. Vladimir et Rosa (1970)
    Por luisIreneo en el foro Drama (+)
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 22-12-2013, 00:13:30
  5. El Nombre De La Rosa
    Por DohkoX en el foro Literatura
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 03-06-2013, 11:03:48

Miembros que han leído este tema: 16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •