Página 6 de 6 PrimerPrimer ... 456
Resultados 151 al 161 de 161

Tema: España. Prensa Rosa en el kiosko

  1. #151
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Kiosco rosa: Isabel Pantoja, en conversaciones con Telecinco para presentar las Campanadas
    La tonadillera y su hijo, Kiko Rivera, copan todas las portadas en un miércoles en el que también es la absoluta protagonista Ana García Obregón.
    18 noviembre, 2020 08:38



    1 de 4
    'Semana'
    Tras la rotunda noche del pasado viernes en Telecinco en la que Kiko Rivera habló sin tapujos sobre lo mucho que le engañó su madre con el testamento de Paquirri, los hermanos Rivera, Fran y Cayetano, tienen en su mano emprender un proceso judicial que pueda llevar a la tonadillera de nuevo a la cárcel. Pero mientras, la cantante está en conversaciones con la cadena de Paolo Vasile para dar las Campanadas en su año más mediático, según afirma la publicación. En portada, la revista también expone la entrevista completa que concedió Kiko en la que "destrozó" a su madre, así como la sentencia judicial que no cumplió la intérprete de 'Marinero de luces'.



    2 de 4
    '¡HOLA!'
    La revista cede la totalidad de su portada a Ana Obregón. La actriz vive este 2020 el peor año de su vida tras perder a su hijo hace seis meses y tras conocerse que presentará las Campanadas en TVE ha concedido su entrevista más clara y desgarradora. Entre sus titulares más tajantes hay uno que se ha comentado mucho en redes y medios debido a lo que escribía en su Instagram y que ahora quiere aclarar: "Ya no me quiero ir porque quiero hacer las cosas que Álex quería hacer y no pudo terminar. Quiero seguir su legado".





    https://www.elespanol.com/corazon/fa...8_3.html#img_4

  2. #152
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Los Reyes en el Cerecedo: un escenario diferente, un vestido Angelina y un discurso reivindicativo
    Los Reyes hicieron entrega de este galardón a Vicente Vallés en una noche muy distinta a la de años anteriores


    Los Reyes, en la entrega del premio Cerecedo. (LP)

    Por N.Tiburcio
    19/11/2020 - 05:00

    Atípico' es el adjetivo que este año pega con todos los actos de los Reyes. Atípica Fiesta Nacional, atípicos Premios Princesa de Asturias y ahora atípica entrega del Cerecedo. La de este 2020 fue una ceremonia bien distinta. Empezando por el escenario. Desde siempre, este galardón se entregaba en el hotel Ritz, pero cuando empezaron las reformas de este, se cambió la localización por el Palace, a escasos metros, que albergó los premios en 2018 y 2019. Pero en esta ocasión se decidía que, para respetar las medidas sanitarias, el lugar fuese otro. En concreto, el Prado, cuyas instalaciones son mucho más amplias. Pero no solo el escenario fue distinto, también el formato del acto. Nada de la cena que los Reyes compartían con el galardonado, que en esta edición fue el periodista Vicente Vallés, director y presentador de Noticias 2 de Antena 3.
    Los Reyes, entregando el premio a Vicente Vallés. (LP)

    La entrega se llevó a cabo en el auditorio del museo, que acogió una actuación musical -el único detalle del acto que sí se mantuvo- a cargo de la Orquesta de la ONG Acción Social por la Música, una performance que don Felipe y doña Letizia escucharon desde las butacas, separados estratégicamente del resto de invitados para evitar posibles contagios. A las 19:30 horas de la tarde de este miércoles, Sus Majestades llegaban a la pinacoteca para cumplir con este acto que lleva en su agenda desde hace más de una década. Y desde hace también mucho la Reina elige para este compromiso el negro para vestir, y esta no fue una excepción. Doña Letizia rescató de su armario un vestido negro de líneas sencillas, con drapeado y volante lateral.



    Lo más llamativo del diseño, firmado por Emporio Armani, es la raja con la que presumió de piernas torneadas y que nos recuerda al estilo de Angelina Jolie, guardando las distancias, claro. Todavía recordamos a la actriz en los Premios Oscar con un vestido negro de Versace y una pierna que se llevó todo el protagonismo de la gala más importante del séptimo arte. Vestidos aparte, los encargados de tomar la palabra fueron Felipe VI y Vallés, y ambos hablaron sobre el periodismo. Don Felipe, que recordó la frase de Gabriel García Márquez sobre que es "el mejor oficio del mundo", alabó la labor del premiado y habló de la importancia de un periodismo libre. "El privilegio de transmitir a los ciudadanos los hechos que suceden a diario, la actualidad informativa que conforma nuestro mundo y nuestra realidad; la responsabilidad de hacerlo con honestidad y rigor, y con el noble afán de contribuir a generar en cada persona una conciencia cívica y una opinión libre", aseguró Felipe VI. Y terminó: "Encarecemos a toda la familia periodística a que no ceje nunca en su irrenunciable compromiso ético y profesional con nuestros valores constitucionales, con el espíritu de Europa, como idea, como proyecto y como realidad; en definitiva, con la democracia y con la libertad".


    El rey Felipe, durante su discurso. (EFE)

  3. #153
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    La reina Isabel y el duque de Edimburgo: 73 años de matrimonio que celebran de esta forma tan especial
    Aunque sí suele haber un recuerdo en sus redes sociales para esta fecha tan señalada, es raro que la pareja quiera compartirlo con una imagen nueva, como en esta ocasión


    La reina Isabel y el duque de Edimburgo. (Palacio de Buckingham)

    Por A. Rodríguez
    20/11/2020 - 09:15 Actualizado: 20/11/2020 - 10:29

    Corría el año 1947 cuando la princesa Isabel, la hija del entonces rey Jorge VI, contrajo matrimonio con Felipe de Grecia. Era el 20 de noviembre y poco imaginaba entonces aquella joven de 21 años que solo cuatro años después se convertiría en reina por la muerte de su padre. Su reinado ha sido uno de los más longevos de la historia, mientras que su matrimonio sí puede presumir de haber sido el más largo que ha disfrutado un soberano. Y es que este viernes Isabel II y el duque de Edimburgo están celebrando su 73º aniversario de boda. Todo un récord que han querido festejar y compartir de una forma muy especial y con ayuda de tres de sus ocho bisnietos: George, Charlotte y Louis.

    Pandemia mediante, es el primer aniversario en varios años que Isabel y Felipe pasan juntos. Desde que el duque de Edimburgo abandonara sus funciones institucionales, su residencia habitual ha sido Sandringham, mientras que la reina repartía su tiempo entre Buckingham, Windsor y Balmoral, dejando su residencia de Norfolk para pasar unas semanas desde diciembre a febrero, desde las navidades hasta el aniversario de la muerte de su padre, una fecha que le gusta pasar en la intimidad y sin actos públicos. Pero el coronavirus ha obligado al matrimonio a pasar el confinamiento juntos en Windsor, donde llevan desde el pasado marzo. Allí han recibido multitud de tarjetas para felicitarles por su aniversario de boda. Y entre ellas, una muy especial, realizada por los tres hijos de los duques de Cambridge.


    La tarjeta enviada por George, Charlotte y Louis. (Palacio de Kensington)

    En la imagen, tomada en una de las estancias del castillo de Windsor, vemos a la reina Isabel y el duque de Edimburgo sonrientes, mirando divertidos la tarjeta tamaño maxi que les han enviado George, Charlotte y Louis, en la que se ve un colorido 73 y varios recortes de diferentes formas y colores. Desafortunadamente, nos han dejado sin poder ver el interior y lo que los tres hijos de los duques de Cambridge han escrito. Sobre la mesa también descansan algunas fotografías y cartas, que el propio perfil social de la Casa Real explica que son buenos deseos enviados por anónimos.


    Aunque no es raro que en las cuentas oficiales se haga mención al aniversario de su boda, es mucho menos habitual que se realice una foto nueva para la ocasión, como es este caso. Una excepción más en este año extraño para todos, que curiosamente nos ha dado más imágenes de ellos juntos que muchos de los anteriores, ya que también distribuyeron una fotografía por el 99 cumpleaños del príncipe Felipe y, un mes más tarde, por la boda de la princesa Beatriz.


    Y, por supuesto, nada de la imagen es casualidad. No podemos negar que nos llama poderosamente la atención el maquillaje de la reina Isabel, que demuestra cuánto le importa, a sus 94 años, verse bien y gustarse. Pero, además, el broche prendido en su vestido azul pastel no es una elección al azar: ha escogido un broche con forma de crisantemo, realizado en zafiros y diamantes. Es el mismo que llevaba durante la primera parte de su luna de miel, en Broadlands, en el sur de Inglaterra, y el mismo que se pondría 60 años después, recreando la misma fotografía para celebrar su aniversario de diamante.



    La reina Isabel y el duque de Edimburgo, en su 60º aniversario de boda. (Cordon Press)
    Última edición por dani55; 20-11-2020 a las 08:01:30

  4. #154
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Sara Zaldívar, mujer de Gigi Sarasola: "Es muy divertido, es imposible aburrirse con él"
    Madre de dos niños y profesional de éxito, nos cuenta sus iniciativas profesionales dentro del mundo del arte y nos desvela algunas facetas de su vida personal


    Gigi Sarasola y Sara Zaldívar, en Ibiza. (Cortesía)

    Nasrin Zhiyan

    21/11/2020 05:00

    Sara Zaldívar se ha convertido en una figura clave en el mundo del arte, aunque los habituales de la crónica social la conocen fundamentalmente por ser la mujer de Gigi Sarasola, jinete olímpico y empresario, con quien ha formado una bonita familia. Son padres de dos niños, Tristán, que cumplió dos años en septiembre, y Gala Valentina, cuyo segundo nombre se debe a haber nacido en una fecha tan simbólica como el 14 de febrero, y llevan una vida bastante aparcada del foco mediático.

    Son muchas las actividades que desempeña esta multidisciplinar mujer, licenciada en Arquitectura, a través de su empresa, Huntress of Art, y de la Fundación SZ, además de dirigir la residencia de artistas El Núcleo. Zaldívar nos cuenta cómo concilia su apasionante labor profesional con la vida familiar, nos desvela algunos secretos personales y nos deja conocerla en las distancias cortas.

    PREGUNTA: Tu empresa Huntress of Art está especializada en asesoría de arte y en promoción de jóvenes artistas a través de exposiciones, además estudiaste Arquitectura. ¿Cómo nació tu pasión por el arte?

    RESPUESTA: Siempre he sido una apasionada del arte, iba sola a museos desde muy pequeña. Estar en contacto con arte simplemente me llena el alma.

    P: Desde hace tres años también eres la directora de la residencia de artistas El Núcleo, en Segovia, un proyecto de la Fundación SZ, de la que eres patrona. ¿Cuál es la actividad de la fundación?

    R: Es un proyecto de mecenazgo que decidimos lanzar hace tres años para el fomento de las artes visuales en España. Nuestra idea es invitar a artistas internacionales para que conozcan de primera mano el mercado del arte español y poder crear sinergias. El comité de la fundación selecciona a tres artistas al año para que puedan disfrutar de un mes de estancia en la residencia conociendo comisarios, agentes de arte y coleccionistas. Ya tenemos la selección de artistas para 2021 que serán: Mental KLINIK, un dúo turco representado por Sabrina Amrani con una posterior exposición en su galería de la calle Sallaberry. Con ellos, además, crearemos una obra de edición limitada que sacaremos a la venta en el mes de mayo. También el artista colombiano Miller Lagos, representado por la galería Max Estrella. Hemos creado un acuerdo con Colombia (puesto que el otro patrono de la residencia es medio colombiano) para que cada año uno de los artistas sea de esa nacionalidad. Y, por último, el artista indio Sudarshan Shetty, que esperemos pueda culminar su estancia con una exposición comisariada por Paloma Martín Llopis.

    P: Me encanta acudir a tus fiestas de cumpleaños, que se han vuelto legendarias, especialmente la de hace tres años, porque justo ese día te dijeron que ibas a ser madre.

    R: No sabes cómo me alegra que me digas esto, intento celebrar a diario la vida, pero me encanta en concreto celebrar mi cumpleaños con mis amigas para devolverles todo el cariño que me dan siempre. Tengo la suerte de tener muchas y muy buenas.

    P: ¿Cómo puedes compaginar tu trabajo empresarial con tus estudios de arquitectura y tu labor como madre y esposa?

    R: Compaginar todo es siempre difícil, tengo dos bebés (Tristán y Gala), trabajo en las empresas familiares, en mi empresa y en mis proyectos, y además acabo de empezar a cursar un doctorado en la cátedra de arquitectura explorando la relación entre el arte público y la ciudad… Creo que las mujeres somos superhéroes, pero cuando amas lo que haces, siempre encuentras tiempo para todo.

    La mejor de las noticias
    P: Este año particularmente duro por la pandemia, vosotros habéis recibido la mejor de las noticias, habéis tenido el pasado 14 de febrero a vuestra hija Gala Valentina, en una fecha muy simbólica, además. ¿Cómo estáis viviendo estos meses?

    R: Han sido unos meses duros para todos con la incertidumbre, el miedo y viendo sufrir a gente. Sin embargo, nosotros hemos vivido un momento muy dulce con el nacimiento de Gala, y en la cuarentena hemos podido pasar mucho tiempo juntos, que ha sido muy enriquecedor a nivel familiar.

    P: Ha sido un año complicado para todos los sectores, ¿estás pudiendo desempeñar bien tu trabajo?

    R: La verdad es que sí, la gente no ha dejado de comprar arte, quizás porque al pasar más tiempo en sus casas han decidido invertir en algo que les gusta y con lo que van a convivir a diario.

    P: Tanto tu marido como tú sentís una gran pasión por el arte y sois patrones de la Fundación SZ, a través de la cual apoyáis la creatividad y la investigación en las bellas artes. ¿Cuáles son las mayores satisfacciones que os da la fundación?

    R: Estar en contacto directo con lo artistas, convivir con ellos y ver de cerca su proceso creativo es maravilloso. Nuestra mayor satisfacción es saber que la estancia ha sido beneficiosa para ellos a nivel artístico o personal.


    Obra de Darío Villalba. (Foto: Cris Arana)

    P: ¿Cómo es tu día a día en tu consultoría Huntress of Art?

    P: Es muy divertido. Trato mucho con clientes, vamos a ver estudios de artistas, les envío información actualizada del mercado del arte e intento que lo que compren sea lo mejor que puedan permitirse. Asesoro a gente con economías muy diversas, no hace falta tener mucho dinero para comprar arte.

    P: ¿Qué te gustaría hacer profesionalmente en el futuro? ¿Hay alguna meta que tengas en mente?

    R: Me gustaría seguir trabajando en la línea actual, tanto en la asesoría, ampliando la cartera de clientes y fidelizándolos, como, por supuesto, seguir trabajando en la residencia para que llegue a ser muy prestigiosa. En la actualidad tengo muchos proyectos. Inauguramos tres exposiciones antes de fin de año: la primera el 19 de noviembre, 'Sustainability in Pandemic Times', de Zuleta, en IE Creativity Center de Segovia; la segunda, el día 25 de noviembre, 'Aire y otros náufragos', de Kike Garcinuño, en el espacio creativo Garaje Lola de Emiliano Suárez, y por último, el solo show de Guillermo Fornes en la Fundación Pons. También quiero continuar grabando mis 'Pequeñas entrevistas a grandes artistas' porque las disfruto mucho.

    Su vida familiar
    P. La finca familiar de El Espinar es uno de los epicentros de tu vida. ¿Qué os gusta hacer allí? ¿Cuáles son los mejores recuerdos que atesoras en la finca?

    R: Muchos y muy buenos. Nos gusta mucho pasar largas temporadas en verano y escaparnos los fines de semana a desconectar. Nos encanta recibir amigos allí.

    P: ¿Tienes también pasión por los caballos como tu marido?

    R: Lamentablemente no tanto como una pasión… Me gustan y monto de vez en cuando…

    P: Una de las claves para una familia es la conciliación, ¿cómo os organizáis para compaginar la vida familiar con la profesional?

    R: Nuestra prioridad son los niños, intentamos pasar el máximo tiempo con ellos y tiempo de calidad. Yo trabajo desde casa y ambos tenemos horarios flexibles, por lo que conseguir la conciliación es bastante más sencillo que en otras familias.

    P: ¿Qué es lo que más admiras de tu marido? ¿Qué cualidades destacarías de él?

    R: Es muy divertido, es imposible aburrirse con él. Me encanta porque me apoya mucho en mis decisiones profesionales y también es un padre maravilloso.

    P: ¿Te gustaría tener más hijos en el futuro?

    R: Creo que por ahora nos plantamos… aunque nunca digas nunca.


    Nasrin, Sara y Massumeh. (Foto: Nasrin)

    P: Tienes una piel realmente bonita. ¿Cómo te la cuidas? ¿Prestas mucha atención a la alimentación?

    R: No puedo faltar a mi cita, cada quince días, al centro cosmético MASSUMEH para realizarme un Caviar & Diamond Hydrolifting Treatment, ideal antes de un evento. En cuanto a la alimentación, me cuido, pero como de todo excepto azúcar, que la eliminé de mi dieta hace ya casi cuatro años.

    P: Transmites mucha tranquilidad y paz. ¿Se debe al yoga y a la meditación? También estás muy en forma.

    R: Muchas gracias. Creo que es un trabajo interior diario, la meditación y el reiki me ayudan mucho a equilibrar. Intento entrenar a diario, camino, boxeo, hago surf (cuando puedo), esquío, practico yoga… Me hace sentir bien, primero por dentro y luego me gustan los resultados que se consiguen por fuera.


    Con la escultura 'Julia', de Jaume Plensa. (Foto: Cris Arana)

    P: ¿Eres amante de los viajes? ¿Con qué frecuencia lo haces? ¿Tu ciudad favorita?

    R: Es lo que más me gusta en el mundo, y si lo puedo compaginar con algún plan cultural o arte, mucho mejor. Antes de la pandemia, cada mes… Algunas veces por trabajo y otras por placer. A Nueva York volvería un millón de veces, es siempre energizante.

    P: ¿Cuáles son tus objetos esenciales de viaje? ¿Qué objeto no faltaría nunca en tu maleta?

    R: Mi ordenador (soy un poquito workaholic…), ropa de deporte para entrenar (me gusta hacerlo casi a diario) y, por supuesto, algún lookazo.

    P: ¿Qué opinas sobre el medioambiente y el cambio climático?

    R: Estoy muy concienciada, de hecho, estoy participando de la plataforma Consenso por el Clima y generando exposiciones que ayuden a sensibilizar, que es, además, uno de los temas que abordo en mi tesis.

    P: ¿Qué música te gusta escuchar?

    R: Clásica, bossa nova, electrónica, soul…

    P: ¿Cuáles son tus restaurantes favoritos?

    R: Me encanta el sushi, así que en ocasiones especiales siempre elijo Kabuki. Si quedo con amigas, me gusta ir a Aarde, donde nos tratan genial y siempre está superanimado.

    P: ¿Y tus museos favoritos?

    R: El Prado, sin duda, el Louvre y el MoMA.


    Escultura de Markus Linnenbrink. (Foto: Cris Arana)

    P: ¿Qué libros tienes en tu mesilla de noche y cuáles recomiendas?

    R: Ahora mismo leo mucho sobre temas de mi tesis, estoy leyendo 'El complejo arte-arquitectura', de Hal Foster, pero también pertenezco a un club de lectura (que creó mi íntima amiga Carmen Panadero) de amigas. Leemos cada mes un libro y posteriormente lo comentamos; este mes hemos leído 'Rojo y negro', de Stendhal.

    P: ¿Cuál ha sido el momento más memorable de tu vida? ¿Y de tu carrera?

    R: Por supuesto, a nivel personal, el nacimiento de mis hijos, y a nivel profesional, te diré que cada día es un día memorable, porque cada día aprendo cosas nuevas y es un día de crecimiento.


    Con una escultura de Anthony Gormley. (Foto: Gigi Sarasola)
    Última edición por dani55; 21-11-2020 a las 04:46:44

  5. #155
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    ANIVERSARIO DE SU PROCLAMACIÓN COMO REY
    Don Juan Carlos, del amor al desencanto en 45 años: los famosos hablan del emérito
    Paloma Cuevas, Massiel, Norma Duval, Sánchez Dragó, Pedro Ruiz, Iñaki Anasagasti, Beatriz de Orleans... ¿Qué opinan los famosos del Rey de entonces y del emérito de ahora?

    Paloma Barrientos
    R. Riaño
    22/11/2020 - 05:00


    Imagen de archivo de Juan Carlos de Borbón proclamándose Rey de España. (EFE)

    Este domingo 22 de noviembre se cumplen 45 años de uno de los momentos más destacados de la historia de España: la proclamación de don Juan Carlos como Rey, un acto que marcó un antes y un después y que fue vivido con gran emoción por lo que aquello representaba: el fin de una dictadura tras la muerte de Franco y el comienzo de una nueva era. El rey Juan Carlos se convirtió, para muchos, en la figura a la cabeza de un nuevo rumbo político marcado por una nueva generación social que caminaba, con ganas, hacia la libertad.

    La solemne ceremonia de proclamación como Rey en el Congreso de los Diputados fue seguida por todo el país con gran expectación a través de la televisión. Don Juan Carlos traía en ese momento esperanza y apertura a un país que llevaba demasiados años bajo el pie de una dictadura. Nadie, en aquel momento, podía imaginar lo que 45 años después ocurriría. Hoy, don Juan Carlos continúa viviendo fuera de España. Su precipitada marcha tras los escándalos financieros en los que se ha visto envuelto supone una salida por la puerta de atrás y con la reputación bastante manchada. Un triste final si comparamos estas circunstancias con la imagen de su coronación hace 45 años.


    Don Juan Carlos, el 22 de noviembre de 1975. (EFE)

    Famosos de nuestro país -algunos testigos en 1975 de la proclamación de don Juan Carlos como Rey; otros, por juventud, más conscientes de su futura trayectoria, y todos ellos espectadores ahora de su decepcionante final- han hablado para Vanitatis. Periodistas, artistas, políticos, escritores, empresarios… Todos tienen grabada en la memoria la imagen de un don Juan Carlos en su época más dorada. ¿Qué pensaban entonces de él? ¿Qué les hacía sentir entonces y cómo perciben ahora la figura del emérito después de todo lo ocurrido?

    Paloma Cuevas
    "A don Juan Carlos le profeso una gran admiración y profundo agradecimiento como española. Si hay algo que debemos al Rey emérito es el éxito de una Transición tranquila, sosegada y consensuada, que dio paso a uno de los periodos de mayor prosperidad en nuestro país. Me gustaría resaltar su gran papel como embajador de lujo en los diversos ámbitos internacionales, impulsando proyectos como el ingreso de España en la Comunidad Económica Europea, las Cumbres Iberoamericanas, el apoyo a la integración española en las organizaciones occidentales... Ha sido un gran jefe de Estado, priorizando siempre su gran proximidad durante 45 años con su pueblo, donde ha compartido sus logros y sus tragedias".

    Massiel
    "La coronación la vi por la televisión. Yo en el 75 lo vi como un acontecimiento importantísimo puesto que yo no era franquista. Era un Rey joven, con una mujer joven... La imagen que daba para todos los españoles era mucho mejor que la imagen que daba Franco y toda la corte que tenía alrededor. La imagen hoy cambia en tanto en cuanto han pasado 45 años y todos hemos cambiado. Asistíamos al final de franquismo, esperábamos una democracia que llegó y en la cual hay un momento después de la coronación que a mí, que era una mujer muy joven, me marca mucho y me generó una gran emoción: el día del asalto al Congreso.


    Adolfo Suárez, jurando su cargo como presidente del Gobierno ante el rey Juan Carlos en 1976. (EFE)

    En aquel momento, yo vivía en una urbanización en Mirasierra, donde entre otros vivía Juan Antonio García Díez, que en ese momento era vicepresidente del Consejo y ministro de Economía. Yo llegué a casa de García Vargas, que fue ministro de Defensa y Sanidad. Estábamos todos alrededor de una tele pequeña, portátil, esperando, hasta que salió el Rey y dio ese mensaje que nos ilusionó a todos. Yo tengo grabadas la imagen de la coronación del Rey, llorando, y luego me voy inmediatamente después al momento del golpe de Estado y a la salida del Rey en la tele. Todo eso me ha marcado. Todos esos años para mí tuvieron mucha emoción. Después han pasado muchas cosas en este país, algunas muy vergonzosas. Lo más grave de este país no es solo lo que haya hecho el Rey. Están sucediendo cosas muy graves. Lo que estoy viviendo ahora está suponiendo una gran decepción".

    Fernando Sánchez Dragó
    "Yo estaba en Tokio el día de la proclamación de don Juan Carlos como Rey. En Japón, en aquella época, solo vi aparecer el nombre de España en la prensa en dos ocasiones. Una cuando murió Franco y otra cuando un toro mató a Paquirri. Con esto lo que quiero decir es que la proclamación del Rey y todo aquello me pillaba, en aquel momento, muy lejos y casi no me enteraba. Además, yo siempre he vivido al margen de todo lo que sea áurico. En aquel momento casi no reparé en ello y no le di mayor importancia. Que comenzaba con él una nueva etapa se supo a posteriori. A priori, lo que había era una continuidad con el franquismo. Al fin y al cabo se estaba llevando a cabo lo que Franco había decidido, que era que don Juan Carlos fuera proclamado Rey. No tuve sensación de que fuera a producirse una discontinuidad con lo anterior, sino una prolongación.


    Felipe de Borbón, la reina Sofía, el rey Juan Carlos y su madre, María de las Mercedes, en 1977. (EFE)

    A mí en principio me cae bien todo el mundo. En ese sentido, el Rey me caía bien, pero en aquel momento no tenía una idea muy formada sobre él. No la teníamos nadie. A partir de ese momento, yo regreso a España en 1976. Inevitablemente ahí ya comencé a seguir con más interés lo que estaba sucediendo en el mundo de la política. Tuve además algún contacto personal con don Juan Carlos, le acompañé en alguno de sus viajes, concretamente en el primer viaje que hizo a Japón como Rey. Yo fui en la comitiva de periodistas que lo acompañábamos. Ahí fue cuando empecé a tener cierto trato con él, muy superficial. Tengo que decir que siempre lo he visto con simpatía. Siempre me ha tratado con buena educación y yo a él con respeto. No tengo nada en contra de él. Todas estas cosas que ahora se cuenta sobre él... En fin, yo no me meto en las vidas privadas. Yo no juzgo nunca. Jamás juzgo a nadie. Está siendo objeto de una cacería. Que haya elementos un poco inquietantes, de posible corrupción, pues es verdad. Pero yo no soy quién para meterme en eso. Personalmente no me decepciona en la medida de que tampoco esperé nunca nada de él. Solo una vez escribí un artículo muy duro sobre él, cuando ocurrió lo del elefante. Me parece terrible matar a un elefante".

    Pedro Ruiz
    "Para mí, la subida al trono de don Juan Carlos supuso una incógnita, como para todo el mundo. Al final, las cosas se juzgan por las conductas. Era un momento en el que las personas que vivíamos en España teníamos una idea relativa de cómo se iba a desarrollar la política porque en realidad se nos habían ocultado muchas cosas. Yo soy de los que piensan que lo mismo a un rey que al presidente de una república solo se les puede exigir una cosa: honradez. A partir de ahí me he limitado a contemplar lo que ocurría. Y ahora, lo que ha ocurrido es lo que se sospecha siempre de mucha de la gente que está arriba.


    Foto de archivo tomada el 27 de diciembre de 1978 del rey Juan Carlos durante un acto celebrado en el Congreso de los Diputados. (EFE)

    No diré que esté yo, personalmente, en un periodo de decepción, porque sé que hay cosas que la gente de a pie ignoramos, pero cuando se descubren y se hacen tan evidentes como ahora, pues no deja de ser una decepción, humana ante todo. En las tentaciones de la vida, cada uno demuestra al final quién es. Si hay tonos blancos y negros, a mí los tonos negros me decepcionan mucho".

    Rosa Villacastín
    "En 1975, don Juan Carlos representaba la ilusión. Piensa que Franco estaba de cuerpo semipresente y eran muchas las expectativas. Nadie sabía por dónde iban a ir las cosas. El Rey representaba la esperanza porque ya había dado síntomas de que quería hacer las cosas de otra manera. Todo el mundo estaba esperanzado de que lo iba a hacer bien y de que todo el mundo iba a remar en la misma dirección. Yo cubrí la proclamación como Rey de don Juan Carlos para el diario 'Pueblo' y había mucha ilusión. Políticos de otros países que no vinieron al entierro de Franco sí asistieron a la coronación. Se abría un tiempo de esperanza. Comparo aquella figura de don Juan Carlos con la de ahora y siento pena. Piensa que la monarquía, como institución, hace unos años salía como número uno en las encuestas de valoración de los españoles. Todo el mundo tenía muy buena impresión y muy buena imagen de la institución. Juan Carlos fue el mejor embajador de la marca España. Por eso la decepción ha sido luego tan grande. Una cosa son los temas amorosos y sentimentales, que más o menos se conocían, pero el tema del dinero... Creo que pocos lo podían imaginar. Sobre todo esas cantidades. Ese regalo a Corinna... Esa creo que es una de las cosas que más indignación ha provocado. ¿Cómo se pueden regalar 67 millones de euros? Sin ninguna necesidad. Creo que esa mujer lo volvió loco, pero eso no le impedía tener un buen comportamiento, porque él lo tenía todo, podía hacer todos los viajes que quería, era mimado por la clase política y por la sociedad... Lo tenía todo.


    El rey Juan Carlos, durante su discurso el 22 de noviembre de 1975. (EFE)

    ¿Por qué jugarse todo eso? Es una pregunta que le haría si lo tuviera en frente. ¿Por qué? Si no tenía ninguna necesidad. Cuando quería un coche, se lo regalaban; viajes, los que quisiera; que quería mujeres, pues también las tenía. Lo tenía todo. Por eso no puedo entender ese momento que debe de existir, no solo en él, sino también en mucha otra gente, en el que ya se les nubla la razón. Quizás es por vanidad, por pensar que nunca les van a coger. Creo que es esa vanidad lo que al final lo ha llevado a la situación en la que está y en la que está poniendo a su hijo Felipe VI y a la monarquía. Y ya da igual el dinero. También está esa salida de España y cómo se ha producido. ¿No hubiera sido mejor sentarse y que tres o cuatro periodistas lo hubieran grabado, le hubieran preguntado y tratar de aclararlo? Pero salir como ha salido yo creo que le impide volver a España en muchísimo tiempo. Personalmente para mí es muy decepcionante".

    Norma Duval
    "Respecto al Rey, solo voy a referirme a la figura que ha representado de forma institucional y a la estabilidad que nos ha dado durante tantos años, sobre todo en su papel durante el golpe de Estado en el año 82 y que fue definitivo para restablecer la democracia. Institucionalmente creo que ha sido impecable. En su vida privada no voy a entrar y en lo demás tampoco porque tampoco creo que haya unas pruebas contundentes como para estar acusándolo. Yo ahí me mantengo al margen. Como Rey, creo que ha sido un magnífico Rey y creo que nos ha dado una gran estabilidad a todos los españoles y que ha protagonizado un magnífico reinado. Para mí tiene todos mis respetos".


    Juan Carlos I, durante su intervención para detener el golpe de estado del 23-F. (RTVE)

    Jimmy Giménez-Arnau
    "Juan Carlos I, un gran Rey tras haber sido el esclavo de Franco durante 18 años y gran juerguista tras entregarse a los placeres. Si quiere proteger a su hijo, el rey Felipe VI, no debería volver a España. Que siga de juerga".

    Beatriz de Orleans
    "Don Juan Carlos ha sido un Rey magnífico y en el futuro todos los españoles lo tendrán que reconocer. Creo que hay mucha ingratitud hacia una persona que ha sido el mejor embajador en el mundo entero. Todos los seres humanos tienen debilidades, pero eso no excluye que sean buenas personas y que hagan bien su trabajo como lo ha hecho el Rey".

    Iñaki Anasagasti
    "Tras la proclamación como Rey, tuvo dos años de acierto. Nadie esperaba nada de él pero de 1976 a 1978 logró no solo que se votara libremente una Constitución para el momento, sino que creyéramos en una democracia homologada en Europa. Lo malo vino después. Una Constitución que lo hacía inviolable, consagró no solo su inmunidad sino también su impunidad. Un culpable pacto de silencio entre medios y políticos y una irresponsabilidad increíble han hecho que su reinado solo pase a la Historia por esos dos años. El resto es absolutamente repudiable".


    El rey Juan Carlos, junto a su familia el día de su proclamación. (Cordon Press)

    Pilar Cernuda
    "Sé lo que le debo como española al rey Juan Carlos. Durante los últimos 45 años he estado pegada a él, como periodista, en los momentos más importantes de su vida, de nuestra vida. Desde su proclamación hasta la conversación de despedida que mantuvimos en la Zarzuela, aunque para mí no era despedida porque no sabía que se marcharía tres días más tarde. Siento por D. Juan Carlos un profundo agradecimiento por lo que peleó para que este país fuera una democracia en tan corto espacio de tiempo. Siento también profundo afecto, admiración y respeto. Y decepción por los errores cometidos, que los ha habido y han sido muy graves. Espero que la Justicia resuelva qué hay de cierto en lo que se cuenta y qué noticias son tergiversaciones, manipulaciones y maledicencias. Como espero que don Juan Carlos regrese para hacer lo que ha hecho siempre: dar la cara en los momentos extremos. Lo espero por su propio bien, por el de la Corona y por la España que siempre defendió".

    Alfredo Fraile
    "Durante su reinado, el rey Juan Carlos cumplió con las obligaciones que la Constitución le exigía muy dignamente, y además era la mejor imagen y relaciones públicas de España. Y de eso entiendo un poco. Pero nadie es perfecto, ni siquiera un Rey. Todos estamos influenciados por nuestras experiencias infantiles y juveniles. También un Rey. En la balanza, el resultado es muy positivo para don Juan Carlos y para España".

    Pilar González de Gregorio
    "El rey Juan Carlos trajo la democracia y salvó un momento que podía haber acabado en un abismo cainita. España pasó a formar parte, con pleno derecho, de la comunidad internacional. Con la ayuda del Rey se abrieron nuevos mercados y se tendieron muchos puentes. Fue una gran imagen. Pero siempre hay sombras. No ayudó el muro de silencio de los medios. Yo no me quiero sumar al gran ruido en su contra, una vez caído el escudo del poder. Nunca su hijo podrá prestar tales servicios. Nunca imaginamos que, confinados por un virus, un Rey podría acusar a su padre públicamente".
    Última edición por dani55; 22-11-2020 a las 06:45:11

  6. #156
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    Carmen Maura: "Me gusta estar sola y en mi casa no meto a nadie... A mis hijos, pero poco"
    A sus 75 años, triunfa de nuevo con 'La golondrina' en el teatro Infanta Isabel de Madrid, acaba de rodar la serie 'Deudas' y tiene proyectos hasta 2022


    Carmen Maura. (Foto: Javier Naval)

    por Juanra López
    23/11/2020 - 05:00

    El público que llena el teatro Infanta Isabel de Madrid, dentro de las limitaciones de aforo impuestas por la pandemia, vive un crisol de emociones durante los setenta y cinco minutos que dura 'La golondrina'. Una función escrita por Guillem Clua, flamante Premio Nacional de Literatura Dramática, y protagonizada de nuevo por Carmen Maura y Dafnis Balduz, que recrea desde otra tesitura el personaje que anteriormente había interpretado Félix Gómez. Hay sonrisas y muchas lágrimas conforme avanza esta historia demoledora y al mismo tiempo catártica entre una severa profesora de canto y un inesperado alumno al que le une un gran vínculo que ella ignora.

    Esperamos a Maura a la salida del teatro, que los espectadores abandonan comentando los emocionantes giros argumentales del texto y la sobresaliente labor de los actores. Con una energía increíble tras la adrenalina de los aplausos, nos disponemos a buscar una terraza en la que poder conversar, aunque es inevitable que antes de que nos sentemos y encendamos la grabadora nos dé ya sorprendentes titulares: en 2022 representará esta misma obra en París y ella misma ha traducido los diálogos de su personaje. Entrados en materia, el pasado, el presente y el futuro se enredan en una conversación distendida y tan natural como siempre se muestra delante de una cámara o en un escenario, una cualidad artística al alcance de muy pocos. Una vez que ponemos el 'the end' a nuestra entrevista, la acompaño a buscar a su perra Rita, una encantadora yorkshire, que se queda en casa de dos de sus grandes amigos mientras ella está en el teatro, y me marcho con la sensación de que podríamos haber seguido hablando mil horas más.

    PREGUNTA: Cuando uno lleva dos años con un personaje, ¿le va añadiendo matices desde que lo interpretó por primera vez?
    RESPUESTA: No sé porque no lo controlo tanto como para darme cuenta de eso. Cuando estábamos de gira, surgió lo del covid y fue bastante frustrante, porque en teoría teníamos que acabar y volver unos días a Madrid. Cuando me propusieron retomarla dije que sí si era en navidades, porque me parecía que iban a ser un poco raras... Al principio estaba un poco acojonada porque no sabía si me acordaría del texto y para nada... Me siento muy segura -dice la actriz, que seguirá representándola en la capital hasta el 10 de enero.

    P: Tu personaje dice en un momento de alta intensidad emocional que lo que nos identifica como seres humanos es el dolor y el sentir como propio el dolor ajeno. ¿Nos vendría bien que esto fuera así en estos momentos? R: Sí, sobre todo da unas ganas enormes de dar lecciones a los políticos, aunque no es a mí a quien me corresponde hacerlo. Y también otra idea crucial: vivimos en una sociedad plural y respetarnos los unos a los otros nos hace mejores. Hay que comprender que cada uno puede pensar como quiera y tiene que ser respetado igual que el de enfente; si no, no hay manera. Esta obra también es muy buena para decir que la gente se quiera, que no deje de decirlo.


    Carmen Maura, con su compañero Dafnis Balduz en un momento de la función. (Foto: Javier Naval)

    P: Irte de gira es como volver a los inicios de tu carrera, ¿no?
    R: Cuando me propusieron esta función, puse varias condiciones. Sobre todo dos muy importantes, que quería empezar con gira, que era lo que más me divertía. Y la otra era estrenar en El Escorial, porque para mí es como mi pueblo. De pequeña iba a este teatro cuando era un salón mierdoso con bancos, con todo el suelo lleno de pipas... Veía películas con mi pandilla. Tengo recuerdos preciosos. Mis padres vivieron allí e iba todos los veranos. Yo llegué a tener un apartamento. Luego cuando murieron, se vendió la casa y ahora tengo una en Miraflores.

    P: Es tu 'campo pequeño'...
    R: Sí, porque tengo una finca grande, pero estar allí para mí es más complicado ahora, estar a kilómetros del siguiente ser humano. En mi apartamento de Miraflores, me he puesto un ejemplar de cada árbol que tengo en la finca, en un jardín pequeño, de unos 200 metros cuadrados. Me ha quedado precioso, es un gozo.

    P: ¿Te has puesto en plan jardinera o te los han plantado?
    R: Entiendo bastante de árboles, y una de las cosas que me encantan de ser mayor es ver un árbol que era pequeño cuando lo plantaste y que ahora llega hasta la ventana aquella -dice, señalando a un edificio alto-. El otro día, el amigo que me ayuda con el jardín me enseñó una foto con los árboles enanitos y, de repente, ahora no te puedes imaginar cómo están. Tenemos una higuera enorme, tenemos madroños...

    P: ¿Quién se ocupa de la finca?
    R: Mi hija vive allí y está feliz, recogiendo la uva, la aceituna, las almendras... No sabía qué hacer con ella, la quería vender, pero ahora es un momento difícil para hacerlo.

    P: Tienes una nieta, Carla, de tu hijo Pablo. ¿Te gustaría que fuera actriz?
    R: No te creas... En esta profesión tienes que tener suerte y es algo que no se puede controlar. Puede ayudarte un carácter tranquilo, no demasiado competitivo.... He visto gente con muchísimo talento no llegar a triunfar por el carácter. Hay que tener aguante. Empezar ambicionando demasiadas cosas me parece completamente negativo porque basta que quieras llegar a no sé dónde para que no... Yo empecé sin ninguna ambición, no pensaba que con esto iba a ser ni rica ni famosa ni nada. Simplemente porque me divertía.

    P: Sin embargo, arriesgaste tu familia y tuviste unos problemas tremendos por querer dedicarte a ello.
    R: Tuve unos comienzos superdifíciles... No sé si lo pensé mucho o no. Yo tenía mi grupo de aficionados y si hubiera seguido teniéndolo, probablemente no estaría aquí. Hacía eso porque me gustaba hacer funciones, nada más. Me gustaba desde pequeña. Era una enana, con siete años, no más, y teníamos en casa una puerta corredera y cobrábamos una peseta a los padres. La función la escribía yo, la dirigía y normalmente tenía un papel secundario, no me daba la protagonista. Pero yo no asociaba esto con ser famosa, como mucha gente ahora. A lo de ser famosa no le veo ninguna gracia -nos dice entre risas-. Lo de ganar pelas, vale, pero no significa impepinablemente que te vayas a hacer rica dedicándote a esto.


    Carmen Maura, en una sesión fotográfica. (Foto: Daniel Rojas)

    P: En una ocasión aseguraste que para ti había sido pan comido ser actriz, que tu vida había sido mucho más dura.
    R: Si lo comparas con la vida... Es que ser actriz es la única cosa que se me da bien. No estoy muy orgullosa de cómo he llevado la vida en general, me casé como me casé, como madre tampoco era demasiado maternal... Como cocinera, tampoco... Lo único que hago bien es limpiar. Se me da muy bien y soy muy exigente, pero es que luego queda tan bien... Me encantan la lavadora, el friegaplatos, la aspiradora. Ser actriz, si se te da bien, tampoco es para tanto. Siempre he sido muy cotilla con la gente, me gusta observarla y escuchar. No es tan complicado, si eres capaz de fingir o de jugar. Yo veo a un grupo de niños y sé quién se cree las cosas y quién no. Mi hermana no se creía nada. Jugábamos con muñecos, y yo decía que estaba empezando a llover y ella no abría el paraguas ni nada.

    P: Todos tenemos que fingir en alguna ocasión, que es una forma de actuar.
    R: ¡Claro! Y hay gente que no lo sabe hacer. Este trabajo, si no se te da bien, es muy duro. Porque tienes que estudiar muchísimo, sufir para hacer una asesina o irte dos meses a un sanatorio para interpretar a una enferma. Además, rodando, todo el mundo te está mirando en ese momento. Si no te sale bien, se puede sufrir un montón. En caso me dicen, "eres tal", me dan el vestuario, me ponen el decorado y lo hago. A mí me gusta mucho repetir poco. Eso sí, si me piden que repita, puedo hacerlo las veces que haga falta. Recuerdo que Gonzalo Suárez (rodaron juntos 'La reina anónima') podía hacer treinta tomas, y eso es desesperante. Aun así, me lo pasé muy bien rodando con él y fue genial. A otros con dos tomas les basta. Y hay directores difíciles como Pedro Almodóvar, pero yo le entendía muy bien y para mí no era difícil. Para mí fue fácil hasta 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', donde chocamos un poco.

    P: Hasta que llegó 'Volver', una de las mejores películas de vuestra filmografía.
    R: Es muy buena. Fue muy gracioso porque hacía mucho tiempo que no nos veíamos, veinte años. Me llamó y me preguntó: "¿No te importa hacer de destrozada?". Y yo le dije: "Menuda pregunta me estás haciendo, qué me va a importar a mí". Creo que me llamó porque era un papel muy delicado. Llevémonos como nos llevemos, los dos sabemos que el otro lo hace bien. Porque esta misma historia me la ofrece otro director... Han dicho de mí cosas maravillosas por este personaje, como si hubiera tenido yo que hacer un estudio... Y fue una de las cosas más cómodas que he hecho en mi vida. No llevaba maquillaje, me ponía la bata, me ponía un poquito más gorda de lo que estaba -dice, haciendo gesto de ponerse un relleno-, el pelo sin tratar, con zapato plano... Fue facilísimo porque entiendo muy bien lo que escribe, al menos lo que yo he hecho, porque hay otras películas que las entiendo menos. Cuando leía los guiones sabía cómo quería decirlo. Es más, a veces veo sus películas y sé cómo quería que dijeran el texto los actores. A veces lo han dicho como él quería y otras no. Es que le conozco muy bien...


    Carmen Maura, en una imagen de 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'. (Foto: El Deseo)

    P: Decías que Francia es un país complicado para que te acojan, pero tú tienes grandes reconocimientos allí, como el César, por ejemplo.
    R: Me dieron la Gran Medalla del Ayuntamiento de París veinte años después y en el discurso lo dije: "Mi trabajo me ha costado". No es un país fácil y ahora soy bastante respetada. Allí no es como aquí, que me conoce todo el mundo, pero como de repente vaya al Marais, que está cerca de mi casa, y me encuentre a un grupo que me reconoce, flipan. Siempre he tenido a mi lado el mundo gay, que es superfiel. Es genial, porque ya puedo hacer la mamarrachada más grande, que no se me tiene muy en cuenta. Sobre todo fue ya muy fuerte después de 'La ley del deseo'. Esa mujer era maravillosa. Es el personaje que más enamorados me ha sacado. P: Tal vez esa película no se hubiera podido rodar igual en estos tiempos... R: La que no se hubiera podido hacer es 'Pepi, Luci, Bom...'. Nos habrían metido en la cárcel. Son esos detalles pequeños que demuestran que hay mucha menos libertad que antes. Es triste, pero antes se podían decir más las cosas.

    P: Cuando hablabas de las ventajas de hacerte mayor observando tu jardín, utilizas un término que otras actrices rehúyen. Es más, no te has sometido a ningún retoque estético.
    R: Se equivocan al operarse. A mí me han operado, de la matriz, de un pie, de un brazo... No me meto en un sanatorio ni loca. Es que además es un error porque no puedes operar las manos y muchas cosas. Puedes hacer lo que quieras con la cara, pero así y y todo se deforma, se pierden expresiones, hay resultados horrorosos. Dentro de unos años estaremos hablando de esto como una aberración de la civilización. Por eso me dan papeles de lo que me toca y quedo de verdad.

    P: Otra queja habitual es que no hay papeles para las actrices a partir de los 40.
    R: Fíjate los papeles que he hecho y ahora tengo proyectos bastante bonitos de los que no puedo hablar todavía. Mira lo de 'Alguien tiene que morir', que me he llevado de maravilla con el director, Manolo Caro (artífice también de 'La casa de las flores'). Tiene un talento increíble y el trato con los actores es para comértelo, porque tiene un punto de niño pequeño jugando...

    P: Él me comentó en una entrevista que aprendía mucho de los emails que le mandabas.
    R: Me gusta escribir. En el colegio, con 13 años, escribí una novela por entregas con mis amigas de la clase, pero la quemé. Vivía en una casa en la que tenía chimenea y también quemé todos mis diarios. Esas cosas luego pueden acabar en el rastro o vete a saber en qué manos. Cuando estuve de presentadora de televisión, me ofrecieron escribir pero en plan de tener un negro, y empecé a ver que ese mundo era bastante repugnantillo. Solo pensar que tengo que promocionar el libro ya te digo que no... Como cuando me dicen de dirigir, pues lo mismo. Si dirigiera sería insoportable, a mí me viene un actor con las prisas o que no se puede motivar y lo mato... -nos comenta, muy divertida.


    Carmen Maura, en 'Alguien tiene que morir'. (Netflix)

    P: Dices que te gustaría autoconfinarte todos los años un tiempo y que sola estás divinamente.
    R: Me gusta mucho estar sola, de siempre. Entiendo lo mal que lo debió de pasar alguna gente durante el confinamiento por estarlo o al revés, por estar demasiado acompañada todo el día. Yo he estado sola, con mi perra, en mi casa, que es grande, tenemos terraza... Soy una privilegiada. Mi conserje, que es muy simpático, me traía las cosas, aunque no entraba a casa. Mis amigos Paco y Joaquín, que viven enfrente, me mandaban mucha comida... Estábamos en la gloria. Me gustó tanto que lo pensé de verdad, confinarme sin abrir la puerta a nadie. Lo de cambiar los horarios me chiflaba, me acostaba a las cinco de la mañana, desayunaba a las cuatro de la tarde.

    P: Hay también gente que no sabe estar sin pareja.
    R: Nos deberían enseñar a estar solos desde pequeños... Es muy importante. Esa cosa que tienen algunas personas que tienen que estar en pareja porque no saben estar solos es horrible. No puedes aguantar a una persona solo por estar acompañada. Yo no meto a nadie en mi casa... Mis hijos un poco, pero no mucho. Hablo con mi perra y los perros ya saben lo que les dicen. Sabe cuándo estoy de buen humor, cuándo no, lo sabe todo. Debería ser un poco más sociable, porque lo soy poco. Hace casi un año que no voy a París y también suelo ir al campo, así que me encanta cuando la gente cree que no estoy en Madrid y sí lo estoy. Tengo un empacho de sociabilidad, porque imagínate los rodajes en los que tienes que estar rodeada por cien personas doce horas al día. Ha habido años de hacer varias películas y conocer a distintos equipos nuevos y es una locura -concluye la actriz, quien acaba de terminar el rodaje de la serie 'Deudas' para Antena 3.
    Última edición por dani55; 23-11-2020 a las 05:32:50

  7. #157
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado



    Kiosco rosa: el gran cambio en la vida de Pilar Rubio y Sergio Ramos por 60 millones de euros
    Además de la colaboradora y el futbolista, también son noticia este lunes Isabel Pantoja y su negro futuro, o los infinitos proyectos de Sara Carbonero e Iker Casillas.
    23 noviembre, 2020 08:42



    1 de 4
    'Pronto'
    Isabel Pantoja está atravesando un complicado momento. Mientras ella vive encerrada en Cantora, su hijo, sus exempleados y la familia Rivera acuden a televisión para hablar de lo que ocurre en su casa y de las supuestas ilegales prácticas de la tonadillera. Por otro lado, en portada también aparecen Pilar Rubio y Sergio Ramos que podrían cambiar su vida de arriba abajo si los rumores de que el futbolista acepta una oferta del Paris Saint-Germain F.C son ciertos. El equipo le ofrecería 60 millones de euros por su fichaje, lo que podría llevar a la amplia familia Ramos Rubio a mudarse. La revista, además, ha entrevistado a Cristina Rodríguez, la estilista del exitoso programa de Antena 3 'Mask Singer'.



    2 de 4
    'Más y más'
    Belén Esteban desmintió que fuera a dejar 'Sálvame', pero, al parecer, su perfil bajo de los últimos meses en el programa no convence a la audiencia. Por el contrario, Tamara Falcó aumenta su caché en sus compromisos profesionales (televisión y publicidad) a un paso de convertirse en marquesa de Griñón. Mientras, el actual duque de Alba y su hermano Cayetano Martínez de Irujo han hecho las paces tras unos últimos años en guerra. Además, Kiko Rivera está encontrando en los Rivera sus mejores aliados tras hacer pública su batalla contra su madre.



    3 de 4
    '¡Qué me dices!'
    Sara Carbonero e Iker Casillas no paran de trabajar desde que aterrizaron en España. Él muestra su parte más humana y solidaria colaborando en recogidas de alimentos para los que más lo necesitan y la presentadora hace lo propio mientras también se preocupa por la sostenibilidad y el medio ambiente. En otro orden de cosas, Belén Esteban ha desmentido su marcha de 'Sálvame'; Adriana Abenia ha revelado que tuvo que ser operada de "un bulto en el pecho"; y Pablo, de 'La isla de las tentaciones', se somete a un implante de pelo.



    4 de 4
    'Hoy corazón'
    La fallecida duquesa de Alba protagoniza la portada porque la publicación recoge cómo está su legado seis años después de su muerte y justo cuando sus hijos han hecho las paces. En primera plana también aparece la cantante Tamara, que ha puesto música a un vino. La revista recoge, además, el posible divorcio millonario entre Melania y Donald Trump; y presenta las imágenes de Kalina de Bulgaria despidiéndose de Marruecos.

  8. #158
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    KIOSCO 25 DE NOVIEMBRE

    El nuevo amor de Tamara Falcó, Antonio David Flores y la guerra de Cantora protagonizan las portadas
    0
    Como cada miércoles, les avanzamos los principales contenidos de las revistas del corazón, que hoy se hacen las dueñas del kiosco

    https://www.lavanguardia.com/gente/2...a-pantoja.html

  9. #159
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    MUERTE DE UN MITO

    Maradona, de la gloria del fútbol al infierno personal

    A mediados de los 80 empezó el tonteo del Pelusa con la cocaína, droga de la que nunca pudo separarse. Todo lo hizo a lo grande: "Un tipo rico en vivir vidas", nos dice un amigo



    Por Silvia Taulés
    26/11/2020 - 05:00

    Hace unas semanas, justo cuando cumplió 60 años, Diego Armando Maradona andaba preocupado por su salud. Una persona de su equipo técnico dio positivo de coronavirus y el Pelusa se encerró en una habitación de su hogar en Tigre, al norte de Buenos Aires, en la que ha pasado los últimos días de su vida. Estaba asustado, con el ánimo por los suelos. A los pocos días de cumplir 60, con ese bajón anímico y anemia fuerte, ingresaba en la clínica La Plata, donde era operado de urgencia de un hematoma subdural. Ocho días después volvía a casa y prometía a los suyos que se iba a cuidar.


    Su hermano Hugo se lo contaba a un amigo de hace años, Jorge Vallejo, el pizzero que atendía a Diego en Barcelona, un argentino afincado en la ciudad que este miércoles lloraba y no podía siquiera hablar por teléfono. “Hablé justo ayer con su hermano”, nos escribía por WhatsApp, “estaba nervioso, estamos mal, muy afectados”.

    Hugo Maradona, que vive en Nápoles, la ciudad que convirtió a Maradona en un dios, era una de las personas que se dedicaba a informar de la salud de su hermano a los amigos que tenía repartidos por medio mundo. Amado y odiado, el 10 era ya el personaje que se zampó al hombre, un tipo que hablaba de sí mismo en tercera persona, como para alejarse de la imagen que le devolvía el espejo.

    "Muchas vidas"

    Qué le llevó a descender a los infiernos no lo sabrá nunca nadie. Aunque algunas de las personas que lo conocieron tienen sus opiniones. Como Pichi Alonso, quien compartió vestuario con Maradona en el Barça y no es condescendiente: “Cuando tienes la sensación de que lo has hecho todo, de que lo has conseguido todo, quizás te sientes por encima, estaba muy mal aconsejado por su entorno, no tenía quien le pusiera los pies en el suelo, así ha acabado. Ya no es un ejemplo de nada, para nadie”. Hablamos con Alonso con motivo del cumpleaños del astro, hace casi un mes, como hicimos con otros compañeros. Francisco José 'Lobo' Carrasco, por ejemplo, amigo y admirador del argentino, nos decía algo casi premonitorio: “Diego ha sido un aventurero, un tipo rico en vivir muchas vidas”. Vidas turbulentas, llenas de momentos locos, de desvarío, drogas, lujo, lumpen, mujeres, hijos, nietos y descontrol total. Si recorremos su biografía, veremos que las alarmas llevaban avisando años, incluso décadas.

    La vida loca empezó, dicen las malas lenguas y él mismo en alguna ocasión, en Barcelona, a donde llegó en 1982. En la capital catalana probó la cocaína por primera vez y en Nápoles fue suspendido por consumo. Corría el año 1991 y su fútbol tocaba la gloria mientras él empezaba ese descenso infernal. Aquel mismo año le caía una sanción de 15 meses por dopaje, un golpe al que se le sumó la sanción por positivo en los Mundiales de Estados Unidos de 1994. Entre el 95 y el 97 volvió a Argentina, a su Boca Juniors del alma, pero un nuevo positivo lo llevó a retirarse. El declive era ahora más que evidente y Maradona entraba en caída libre.

    Sobredosis

    En 2000, durante unas vacaciones en Punta del Este, sufrió una crisis cardiaca provocada por una sobredosis. “Cuando llegué me hicieron pasar enseguida. Me encontré no a Maradona, me encontré a un hombre muriendo. Estaba en estado de coma, tirado en un sillón, rodeado de personas que no tenían mucha idea de lo que había que hacer”, contó Jorge Romero, el médico que le atendió.

    Maradona fue trasladado a una clínica de Cuba para rehabilitarse, una lugar en el que pasó cuatro años. En La Pradera, un complejo exclusivo en la isla, el Pelusa dijo en una entrevista que se sentía “medio muerto” y clamaba entonces por seguir con vida para poder estar con sus hijos. Sus hijos… Maradona se casó con Claudia Villafañe el 7 de noviembre de 1989 en Luna Park en una celebración que cegó a todos por la desmesura. A la boda asistieron sus hijas, Dalma y Gianinna, entonces muy pequeñas, y se retransmitió en directo en Argentina. El vestido de la novia pesaba ocho kilos y había costado 30.000 dólares. Fueron 1.200 invitados atentidos por 140 camareros, se sirvieron 400 litros de vino blanco, 500 de tinto, 900 litros de champán...

    Mujeres y demandas

    A los pocos años de la boda, Diego iniciaba una relación 'secreta' con la italiana Cristina Sinagra. Era su etapa napolitana y del noviazgo nació Diego, un niño al que Maradona tardó mucho en reconocer mientras Claudia, su todavía mujer, se dedicaba a mandarle una pensión cada mes. Así era su vida, todo lo llevaba al límite.

    Tampoco quiso reconocer hasta que cumplió 12 años a Jana, hija de Verónica Sabalian, a quien conoció cuando era camarera en la discoteca La Diosa. Con Verónica Ojeda, otra novia argentina, tuvo a Dieguito Fernando. Y además, el 10 admitió varias veces que durante sus estancias en Cuba tuvo relaciones de las que seguramente nacieron otros tres niños. Con todas acabó peleado, con todas tuvo enfrentamientos en los tribunales. Incluso su última novia, Rocío Oliva, 22 años más joven que él, le había denunciado por malos tratos en más de una ocasión. Él la denunció por robo y acabó detenida durante varias semanas. Hace dos años, Oliva anunció feliz que se iba a casar con Maradona, algo que él mismo se encargó de desmentir al poco tiempo, rompiendo así la supuesta magia que envolvía el noviazgo.

    Carne de platós

    Con sus hijos siempre ha mantenido una buena relación, sobre todo con las dos mayores, quienes lo hicieron abuelo (Gianinna es la exmujer del Kun Agüero) y quienes le felicitaban con cariño por su 60 cumpleaños. Con él vivieron sus años dorados y también con él se adentraron en la oscuridad. "Desde la cuna hasta la eternidad", escribió Gianinna por su aniversario. "Mi gran ejemplo", añadía Dalma. Y eso que durante años, sus vidas han sido expuestas al público en platós de televisión, donde todas y cada una de las mujeres que han pasado por la vida de Maradona han contado cualquier detalle que pudiera alimentar el hambre de carnaza.

    ¿Cómo evitarlo? ¿Quién no se había quedado hipnotizado viendo a Maradona haciendo el loco en algún vídeo? Seguía siendo viral, pese a la edad y el descontrol. Y eso que había trabajado duro para intentar estar sano. Contábamos que había estado en Cuba internado cuatro años, tiempo en el que afianzó su amistad íntima con Fidel Castro, de quien siempre defendió sus políticas. Apasionado en todo lo que hacía, acaso demasiado, nunca se bajó de los lemas de la Revolución y el Che siempre fue uno de sus ídolos.

    Un niño tímido

    Tras abandonar Cuba, en 2005, anunció que estaba rehabilitado: con 1,66 metros de altura, pesaba 120 kilos. Aquel año se sometió a una reducción de estómago y los siguientes volvió a tener recaídas. Pero nada le apartó jamás del fútbol. Seleccionador de Argentina, entrenador en Emiratos, en México… Ahora estaba al mando del vestuario del Gimnasia y Esgrima La Plata, un equipo con el que tenía contrato hasta 2021. “Maradona está vivo gracias a la pelota -nos decía Lobo Carrasco-. La pelota lo sigue persiguiendo, tanto que espero que llegue a los 80 o los 90 años por su amor al balón”. Aquel chiquillo nacido en la pobreza, tímido, parco y acomplejado, tal como lo definen quienes le conocieron entonces, empezó en el fútbol a los 16, y le ha dedicado su vida, sus vidas. Pero ha tenido tiempo para mucho más.

    Presentador de televisión, protagonista de incontables anuncios, incluso lideró una campaña antidroga en pleno apogeo personal. Vivió siempre rodeado de mucho gente, aplaudido incluso en sus peores ‘boutades’. Hasta hay una religión que se dedica a adorarle: la Iglesia Maradoniana, fundada en Rosario en 1998.

    Con todo, como nos decía su amigo Lobo Carrasco, él solo le fue fiel a la pelota. Lo dejó dicho en su programa de televisión ‘La noche del 10’ cuando se preguntó a sí mismo (sí, se autoentrevistó) qué pondría en su lápida: “Gracias a la pelota”. Así sea.

  10. #160
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    El fantasma de Lady Di amenaza de nuevo a Camilla: vuelve el odio hacia ella
    La serie 'The Crown' ha despertado un debate en Reino Unido que ya parecía superado: los que son pro-Diana y los que son pro-Camilla


    La Duquesa de Cornualles (Getty)

    Por Celia Maza. Londres
    28/11/2020 - 05:00

    The Crown' será una serie que pase a la historia, pero desde luego no está causando furor en el palacio de Buckingham. Y ya no solo por la frustración que provoca tener que recalcar cada día que solo se trata de una ficción, sino porque además está tirando por la borda uno de los logros que más trabajo ha costado: dar a Camilla su lugar. En Reino Unido, la sociedad no se divide entre derechas versus izquierdas, euroescépticos versus pro-UE, ni tan siquiera monárquicos versus republicanos. El debate está entre pro-Diana o pro-Camilla. Aun sin haber vivido ni ella ni los suyos escándalos que se acerquen si quiera a otros protagonizados por los sangre real (el príncipe Andrés, entre otros); aun siendo quizá la única persona que comprende y hace reír al eterno heredero al trono; aun habiendo guardado toda su vida silencio, durante largas décadas la actual duquesa de Cornualles estuvo condenada al ostracismo.

    En los últimos tiempos, Palacio había logrado enterrar fantasmas del pasado. Pero el hecho de que la serie haya tratado en su cuarta temporada el triángulo amoroso más famoso de todos los tiempos ha reabierto heridas que se creían cerradas entre los súbditos. El grupo pro-Diana ha regresado con fuerza, manifestando en redes sociales que siempre habrá una única 'princesa del pueblo'. Pero los camilistas no están dispuestos ahora a quitar méritos a una mujer que se ha ganado a pulso su sitio.


    Camilla Parker Bowles. (Reuters)

    Ni siquiera el día de su 60 cumpleaños, Camilla pudo soplar feliz las velas. Aquel verano de 2007, se cumplían los diez años de la muerte de Lady Di. Su círculo más íntimo asegura que fue su 'annus horribilis'. Tan solo pensar en cómo actuar en los actos oficiales la ponía enferma. No dormía, no comía. La presión la llevó hasta límites insospechados. En palacio, tampoco sabían cómo afrontar la situación. Si acudía a los servicios religiosos celebrados en honor de su eterna enemiga, los británicos podrían enfurecer. Si no acudía, los británicos podrían arremeter, aún más, contra Carlos, considerando la ausencia como un acto de cobardía. Una vez más, Camilla acabó optando por el ostracismo, para que nada de lo que hiciera o dijera pudiera herir sensibilidades. Mientras famosos, cantantes y aristócratas acudían a la misa, ella fue fotografiada en Escocia, sola en el campo, recogiendo setas. Y eso que para entonces ya era formalmente la mujer del heredero. Tras más de 30 años de romance (que se dice pronto), Camilla y Carlos contrajeron matrimonio el 9 de abril de 2005. El camino no fue nada fácil. Cuando Sir Michael Peat llegó al palacio de Buckingham en 2002 para asumir el cargo de secretario privado del príncipe, le asignaron una agenda clara. La reina Isabel II quería cortar esa relación porque restaba valor al trabajo del primogénito


    El príncipe Carlos y Camilla, el día de su boda. (Reuters)

    La pareja ya compartía prácticamente casa. Pero Camilla seguía siendo una figura en el limbo. Y no definir su papel era incómodo para la imagen de un hombre que el día de mañana no solo se convertirá en rey sino también en la máxima autoridad de la Iglesia de Inglaterra. Peat no tardó en darse cuenta de que las órdenes de la soberana iban a ser imposibles de cumplir. La solución era justamente la contraria: había que oficializar la relación. Pero para eso no solo se necesitaba el permiso de la reina, sino también del Estado (en su momento el que fuera primer ministro Stanley Baldwin fue de los más críticos con Eduardo VIII y Wallis Simpson, forzando finalmente su abdicación), la Iglesia y el propio pueblo. Finalmente se optó por una sencilla ceremonia civil con la bendición luego del arzobispo de Canterbury. Por supuesto, nada de subirse al famoso balcón de palacio. Camilla tuvo que esperar a la boda de Guillermo y Kate en 2011 para salir por primera vez al emblemático escenario.


    El príncipe Guillermo y Kate Middleton, el día de su boda. (Getty)

    A diferencia de Lady Di, la esposa del heredero del trono no adquirió el título de princesa el día de su boda. Fue la propia novia –se entiende que con el beneplácito de la monarca- la que prefirió quedarse con el título de duquesa de Cornualles. Los expertos ensalzaron ese gesto como signo de inteligencia. Por aquel entonces, tan solo el 32 por ciento de los británicos aprobaban aquel enlace, por lo que haber arrebatado el título de princesa de Gales a la siempre amada e idealizada Diana habría sido una provocación innecesaria a jugar en su contra. Cuando la hija del comandante Bruce Shand entró oficialmente a ser miembro de la familia real tenía ya 58 años. La transición no fue fácil. Y la tuvo que hacer además sin contar con ningún apoyo. No tenía el visto bueno de la soberana y ni mucho menos el cariño de súbditos. Es más, la popularidad de la pareja cayó a sus cuotas más bajas cuando se dio el 'sí, quiero'. Entonces, en palacio se diseñó un elaborado plan para mostrarla en público tan solo en contadas ocasiones. De nuevo en la sombra. La duquesa tuvo que aprender cómo hablar y cómo callar. Una lástima porque ingenio no le falta. “¿Sabía que su tatarabuelo el rey Eduardo VII fue amante de mi bisabuela Alice Keppel?”, fue lo primero que le dijo a Carlos cuando se conocieron. Pero, ante todo, tuvo que intentar ganarse, si no el cariño, al menos el respeto de un pueblo que jamás le dio la oportunidad de conocerla.


    El príncipe Carlos y la princesa Ana, junto a Camilla y Kate Middleton, en una imagen de archivo. (Getty)

    Sus insaciables fuerzas por agradar la llevaron a seguir a rajatabla un meticuloso programa elaborado por asesores de imagen. Y no es por quitar valía a los expertos, pero ha sido precisamente a través de las fotos en las que se la ha visto más natural con las que se ha ido ganando, muy poco a poco, la simpatía de la calle. Y la clave de todo es que jamás ha intentado copiar a Diana. Sus amigos creen que el secreto de su éxito se basa en que es capaz de hacerse indispensable para aquellos a los que quiere tener cerca. Y eso no quita para que sepa cómo dar a cada uno su espacio. Prueba de ello es la relación que tiene con su marido. A pesar de que pasan por su momento más dulce, a la hora de disfrutar de sus dos hijos –fruto de su primer matrimonio- y sus cinco nietos, prefiere refugiarse en Raymill House, la casa de campo que adquirió tras su divorcio en Wiltshire y la que se negó a vender tras contraer matrimonio con el heredero del trono. Su humor es otro de sus puntos fuertes y, por último, destaca su paciencia, adquirida quizá por las clases de yoga y pilates en las que realiza todo tipo de posturas -impensables para el resto de los mortales- con una facilidad pasmosa. Por otra parte, el cambio de imagen ha sido crucial. Eso sí, sin renunciar nunca a su peculiar melena. Para ello, se ha rodeado de un pequeño grupo de asesores, en gran parte mujeres, que se muestran especialmente leales con ella.

    Jacqui Meakin es la responsable de su armario. No hay que olvidar que Camilla era una ama de casa que utilizaba los topes de seguridad para mantener atados los cordones porque no tenía paciencia para hacerse el lazo. En definitiva, su preocupación por la estética era nula, por lo que trabajar en su estilismo ha sido todo un reto. En los últimos años también hay signos de acercamiento entre nuera y suegra. Uno de los mayores gestos de confianza por parte de la soberana fue cuando autorizó en 2013 el primer viaje oficial en solitario de Camilla al extranjero representando a la Corona. Se trató de dos días en París. “Es mi primero y puede que sea el último”, confesó entre bromas la duquesa de Cornualles en 'petit comité', sin poder ocultar sus nervios. Toda la prensa coincidió luego en que había sido un éxito rotundo. “Fue un pequeño viaje al otro lado del Canal, pero un enorme paso adelante para Camilla”, rezaban los titulares. Ese mismo año, tan solo un día después de su 65 cumpleaños, el príncipe Carlos presidió en Sri Lanka la reunión de jefes de Gobierno de la Commonwealth representando por primera vez a Isabel II. En la cena de gala, Camilla apareció con una tiara de diamantes muy especial para la familia real. Se trataba de la misma tiara que en, tantas ocasiones, lució la reina madre. El gesto de la monarca hablaba por sí solo. En definitiva, los camilistas no están dispuestos a condenarla de nuevo al ostracismo. Con título o sin título de princesa se ha ganado a pulso su sitio. Y consideran que es el momento de reconocérselo.
    Última edición por dani55; 28-11-2020 a las 06:05:13

  11. #161
    Adicto Sin Retorno Avatar de dani55
    Fecha de ingreso
    06-06-2014
    Mensajes
    2,856
    Agradecimientos: 2817

    Predeterminado

    ENTREVISTA EXCLUSIVA

    Jamie Dornan: "El tiempo para cuidarme se lo llevan mis tres hijas pequeñas"
    El actor irlandés nos concede una entrevista en la que habla de su faceta de modelo, sus primeros años como actor y la familia que ha formado en este tiempo


    Dornan, en la campaña de Hugo Boss. (Cortesía)

    Por
    Jose Madrid
    29/11/2020 - 05:00 Actualizado: 29/11/2020 - 10:49


    Nos hemos acostumbrado tan a menudo a asociar a Jamie Dornan con Christian Grey que, en ocasiones, nos cuesta pensar en él como algo más que ese personaje. Pero, desde su conde Fersen en ‘María Antonieta’, de la cual le hablamos en esta entrevista, a su último filme, 'Wild Mountain Thyme’, en el que comparte cartel con Emily Blunt, el irlandés ha sabido construirse una filmografía de lo más variada, una carrera que va mucho más allá del cliché y de su célebre seductor de ‘50 sombras de Grey’. Dornan ha sabido elaborar un discurso propio que rompe con el estereotipo sexualizado al que muchos han querido adscribirle.


    Esa imagen, la de icono sexual, poco o nada tiene que ver con la persona cálida y familiar con la que se encontró Vanitatis en esta entrevista: un hombre de 38 años con sentido del humor, elocuente en sus respuestas y con una capacidad innata para esquivar los sinsentidos típicos del universo celebrity. El actor vuelve a ser embajador del perfume Hugo Boss The Scent, y por ese motivo nos concede una entrevista en la que, más que a un guaperas irresistible, nos encontramos a todo un padre de familia (tiene tres hijas fruto de su martrimonio con la compositora Amelia Warner) y a un intérprete que ha ido subiendo, peldaño a peldaño, los escalones de una vida profesional de la que se siente muy orgulloso.


    PREGUNTA: ¿Cómo se siente al ser una imagen de referencia para muchos hombres alrededor del mundo?


    RESPUESTA: ¿Asustado? (risas) No lo sé, es una de esas cosas en las que intento no pensar mucho. Me volvería loco si aceptase ser un símbolo como tú dices. Creo que simplemente tengo que valorar que alguna gente piense eso de mí. Estoy agradecido, creo que es cool que muchos hombres me vean de esa forma. Lo acepto pero tampoco lo pienso demasiado.

    P: ¿Qué es para usted un hombre Hugo Boss? R: Creo que es alguien que está a gusto en su propia piel, tiene confianza, poder de seducción y masculinidad. Son cosas que a veces veo en mí mismo (risas), pero todos tenemos días en las que no nos sentimos seguros de nosotros en absoluto. Supongo que cuando hablo de esta campaña, siento esa especie de seguridad. P: ¿Tiene Jaime Dornan alguna rutina de belleza?

    R: No hago demasiado por cuidarme. Tengo a tres chicas en la familia que tienen menos de siete años, y mi mujer y yo nos dedicamos a ellas cada mañana para hacer que se levanten, se laven, coman y vayan a la escuela. Toda mi energía matinal va dirigida a ellas. Para ser honesto, incluso antes de tener hijos, nunca he sido muy bueno en eso de cuidarme a mí mismo. Soy bastante malo en lo de hacer dietas, por ejemplo, pero recientemente, antes de hacer la última película, intentaba proteger mi piel del sol, hiciese un día soleado o no, bajo los ojos, en la nariz, en las mejillas. ¿Me va a ayudar eso? No lo sé.

    P: Además de actor, hizo sus pinitos como modelo y como cantante. Si tuviese que elegir entre las tres profesiones, ¿con cuál se queda?


    R: Creo que ya lo he hecho, que ya elegí. Nunca quise ser modelo. Para ser honesto, nunca lo disfruté. Siempre lo vi como una forma de hacer otras cosas, no necesariamente actuar, pero sí estaba seguro de que estaba ahí para acabar dedicándome a otra cosa. Aparte de esta gran colaboración con Hugo Boss, de la que me siento muy orgulloso de formar parte desde hace tres años, hacía diez que había dejado el mundo de la moda. Echando la vista atrás, me siento muy afortunado de haber sido capaz de haberme forjado una carrera como actor, algo que me mantiene muy ocupado pero es mi pasión y crezco con ella cada día.


    P: ¿Piensa lo mismo de la música?


    R: A la música tampoco quise dedicarme nunca realmente. Cuando era modelo tenía un montón de tiempo en mis manos y la música era una forma de llenar ese tiempo. Pero aquello fue en mis veinte, así que queda algo lejano en mi pasado. Ahora mismo estoy muy contento enfocado en ser un actor más que en cualquier otra cosa.


    P: ¿Cuál es su gran reto como actor?


    R: Mi objetivo es seguir trabajando. Este es un juego impredecible. La belleza de todo esto es lo desconocido y eso es algo que a mí me gusta. Me gusta no saber qué es lo que te espera a la vuelta de la esquina. Me siento afortunado, los actores vivimos una gran vida y en mi caso también me permite darle una vida espléndida a mi familia. Puedo hacer dinero de mil maneras haciendo lo que me gusta, material que me importa y me motiva, y creo que en los últimos años he hecho eso. Es justo lo que quiero seguir haciendo.



    P: Echando la vista atrás, recordamos su trabajo en películas inesperadas, como la ‘María Antonieta’ de Sofia Coppola. ¿Cómo vivió aquel rodaje?


    R: Yo tenía 22 o 23 años. Ese fue mi primer trabajo y mi primer casting. Ni siquiera tenía un agente por aquel entonces, simplemente fui a hacer la audición y, de pronto, ahí estaba trabajando con Sofia, que acababa de ganar el Oscar por ‘Lost in translation’, actuando en una película de estudio, de Sony, con muchos actores increíbles. Fue muy loco. Creo que no era plenamente consciente de lo que estaba haciendo (risas). Recuerdo cómo corríamos todo el rato por Versalles. Estoy realmente orgulloso de ese trabajo aunque me gustaría haber hecho más de lo que hice. Todavía tengo amigos que conocí en esa película, todavía sigo en contacto con Rose Byrne y otras personas del equipo aunque hayan pasado… ¿Cuántos? ¿Quince años desde que la rodamos? Estoy muy agradecido de que ese fuese mi primer trabajo y formar parte de una película como esa. Admiro mucho a Sofia (nos dice que va a ver su nueva película esa misma semana).

    P: ¿Existe el personaje de sus sueños?


    R: No creo que deba pensar en eso como actor. No puedes decir quiero ser ese personaje de tal novela o trabajar con ese director porque la realidad es que puede no ocurrir nunca. Como te dije, he hecho un par de ellos últimamente con los que me siento muy conectado. Me siento muy afortunado con lo que he conseguido hacer y me gustaría seguir encarnando personajes de todo tipo.


    P: Imagínese que hubiese una máquina del tiempo y pudiese viajar al pasado para darse un consejo a sí mismo. ¿Cuál sería?


    R: No sé si me daría consejos (ríe a carcajadas), pero si lo hiciese, me daría el que afortunadamente me dieron mi padre y mis amigos: "No te olvides de dónde vienes, no te olvides de tus amigos, de ese grupo de amigos que tienes de toda la vida". Tengo la suerte de que los de siempre, aunque se interesan por mi trabajo, no se dejan arrastrar por esa idea ridícula de éxito a lo Hollywood. Tengo la suerte de seguir manteniendo ese mismo grupo de gente en mi vida y que me mantengan con los pies en el suelo.

Página 6 de 6 PrimerPrimer ... 456

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Rosa Luxemburg (1986)
    Por canyengue en el foro Cine de Época (+)
    Respuestas: 17
    Último mensaje: 19-03-2019, 14:57:28
  2. Ani Ohev Otach Rosa / I Love You Rosa (1972)
    Por canyengue en el foro Drama
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 19-03-2018, 18:07:53
  3. Del Rosa... al Amarillo (1963)
    Por Emolo en el foro Romance (+)
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 29-04-2016, 00:54:24
  4. Vladimir et Rosa (1970)
    Por luisIreneo en el foro Drama (+)
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 22-12-2013, 00:13:30
  5. El Nombre De La Rosa
    Por DohkoX en el foro Literatura
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 03-06-2013, 11:03:48

Miembros que han leído este tema: 16

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •