Resultados 1 al 24 de 24

Tema: The Tragedy of Macbeth (2021)

  1. #1
    Moderador Avatar de the darkness
    Fecha de ingreso
    24-04-2013
    Ubicación
    Somewhere I Belong
    Mensajes
    21,722
    Agradecimientos: 115101

    Estados Unidos The Tragedy of Macbeth (2021)

    The Tragedy of Macbeth (2021)
    Sinopsis:
    Un lord escocés es convencido por unas brujas de que se convertirá en el futuro rey de Escocia. Adaptación de "Macbeth" de William Shakespeare.
    Datos Película:
    Director: Joel Coen.
    Reparto: Denzel Washington, Frances McDormand, Brendan Gleeson, Bertie Carvel, Alex Hassell, Corey Hawkins, Kathryn Hunter, Harry Melling, Ralph Ineson, Sean Patrick Thomas, Miles Anderson, Matt Helm, Brian Thompson, Max Baker, James Udom, Ethan Hutchison, Jacob McCarthy, Scott Subiono, Lucas Barker, Nancy Daly, Robert Gilbert.
    País: Estados Unidos.
    Género: Drama, Edad Media.
    Duración: 105 Minutos.
    Más Detalles en Film Affinity
     
    E-links:
    No Disponible
    Torrent / Magnet:
    Bajar Película
    Subtítulos:
    Español
    Descargas Directas:

    Links
    https://rapidgator.net/file/c18227d2deb8db561bd1937b5a5b4c68/The.Trgdy.of.Macbeth.2022.720p.ATVP.WEBRip.800MB.x264-GalaxyRG.mkv.html
    
    https://uploadgig.com/file/download/142aa96c374cC694/The.Trgdy.of.Macbeth.2022.720p.ATVP.WEBRip.800MB.x264-GalaxyRG.mkv
    
    https://nitro.download/view/14D30CADFC891CB/The.Trgdy.of.Macbeth.2022.720p.ATVP.WEBRip.800MB.x264-GalaxyRG.mkv
    
    https://drop.download/pg3af3n1mkyt
    
    https://ddownload.com/sjqzw7r4qh5o/The.Trgdy.of.Macbeth.2022.720p.ATVP.WEBRip.800MB.x264-GalaxyRG.mkv
    
    https://dailyuploads.net/al4e76zz4eb8
    Última edición por the darkness; 15-01-2022 a las 09:10:27


  2. #2
    Moderador Avatar de the darkness
    Fecha de ingreso
    24-04-2013
    Ubicación
    Somewhere I Belong
    Mensajes
    21,722
    Agradecimientos: 115101

    Estados Unidos

    Trailer:



    11 Premios y 76 Nominaciones

    Premios
    2021: Globos de Oro: Nominada a Mejor actor drama (Washington)
    2021: National Board of Review (NBR): Top Films, Mejor guion adaptado y fotografía
    2021: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año
    2021: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actriz sec. (Hunter)
    2021: Sindicato de Actores (SAG): Nominada a mejor actor (Washington)
    2021: Asociación de Críticos de Chicago: Nominada a mejor fotografía
    2021: Satellite Awards: 4 nominaciones, incluyendo mejor actor drama (Washington)

  3. Los siguientes 12 usuarios agradecen el post de the darkness:


  4. #3
    Moderador Avatar de the darkness
    Fecha de ingreso
    24-04-2013
    Ubicación
    Somewhere I Belong
    Mensajes
    21,722
    Agradecimientos: 115101

    Predeterminado

    Subtítulos en español de TaMaBin

  5. Los siguientes 9 usuarios agradecen el post de the darkness:


  6. #4
    Leyenda SubAdictos Avatar de macahe
    Fecha de ingreso
    13-11-2013
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,585
    Agradecimientos: 4774

    Predeterminado

    Gracias por el aporte @the darkness

  7. Los siguientes usuarios agradecen a macahe por este tema:


  8. #5
    Peligrosamente Adicto Avatar de dario nestor
    Fecha de ingreso
    04-08-2010
    Ubicación
    mdq
    Edad
    66
    Mensajes
    305
    Agradecimientos: 234

    Predeterminado

    Muchas gracias @the darkness y TaMaBin .
    Entre tanto comic y terror (todas iguales) algo distinto .

  9. Los siguientes 2 usuarios agradecen el post de dario nestor:


  10. #6
    Leyenda SubAdictos Avatar de macahe
    Fecha de ingreso
    13-11-2013
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,585
    Agradecimientos: 4774

    Predeterminado

    A Joel Coen le faltaba Shakespeare, para bien
    Es una película rara en el mejor sentido, arriesgada, que capta el espíritu de aquel señor que lo sabía todo de la naturaleza humana




    Spoiler:
    SPOILER:

    Carlos Boyero

    Suena exótico e insólito que en estos lamentables o posibilistas tiempos del cine (y de la vida), un creador se empeñe en hacer una película adaptando a Shakespeare, al escritor más sublime que ha existido, aunque dudo mucho de que tenga masiva o incluso mínima audiencia en internet. Shakespeare supuso la máxima obsesión artística para Orson Welles, que logró momentos grandiosos en Campanadas a medianoche y fue irregular en otras adaptaciones. Mankiewicz mantuvo estricta fidelidad a Shakespeare en la extraordinaria Julio César. Polanski realizó un Macbeth del que lo que más recuerdo era su sanguinolencia.

    Y ahora es Joel Coen, divorciado creativamente por primera vez de su hermano Ethan, el que se ha empeñado en volver a Macbeth, en contar la historia de aquel noble escocés que se cargó a su rey, de la ambición de poder en grado supremo y trágico, de los fatídicos designios de las inquietantes brujas, de su alianza depredadora con su esposa, la implacable lady Macbeth. Da la impresión de que este proyecto era un demorado capricho para Joel Coen, un director que para bien y para mal siempre ha realizado las películas que le daba la gana, ajeno a las convenciones y a los proyectos transparentemente comerciales. De estos hermanos te puedes esperar cualquier excentricidad, pero posee mucho mérito que Joel Coen se atreva en estos momentos a hacer una nueva versión de Shakespeare. En blanco y negro, con un estilo visual que me recuerda en muchos momentos al expresionismo alemán, alejándose del academicismo del teatro filmado, creando imágenes poderosas. Es una película rara en el mejor sentido, arriesgada, que capta el espíritu de Shakespeare, aquel señor que lo sabía todo de la naturaleza humana, de sus vértigos, sus esplendores y sus simas, de las incertidumbres, deseos, contradicciones, rencores, miedos y demonios que habitan en el corazón y en el cerebro de la gente. Todo ello expresado con un lenguaje incomparable.

    Mis prejuicios permanecen intactos ante el experimentalismo sin causa, o a introducir moderneces en la adaptación de los clásicos (vi en el teatro alguna infame, aunque muy promocionada obra de Shakespeare en la que los personajes vestían vaqueros y soltaban tacos continuamente). Asisto a La tragedia de Macbeth de Joel Coen con mantenida atención, creyéndome las abominaciones que cometen los personajes, sintiendo su angustia, hipnotizado con los vaticinios de las fatídicas brujas.

    Joel Coen, sabiendo lo difícil que sería colocar en el mercado a su extraño producto, se ha rodeado de un actor y una actriz que ofrecen las mejores garantías. Él es Denzel Washington, un tipo que se gana frecuentemente la vida haciendo clónicas e insoportables películas de vengadores y justicieros que se enfrentan al mal, pero también un actor con personalidad, presencia y talento ancestrales. Y lady Macbeth está encarnada por Frances McDormand, actriz superior a la que no le cuesta demasiado trabajo parecer dura, sinuosa y trágica. Existe una fotografía muy trabajada y la música siempre apropiada del admirable Carter Burwell, la banda sonora permanente en el cine de los Coen. Tengo la sensación de que el director se ha quedado a gusto en la problemática aventura de adaptar nuevamente a Shakespeare. Lo que no sé es el eco que va a lograr su atractiva propuesta.

    'Macbeth'

    Dirección: Joel Coen.

    Intérpretes: Denzel Washington, Frances McDormand.

    Género: drama. Estados Unidos, 2021.

    Duración: 105 minutos.

    Estreno: 14 de enero.

    Plataforma: Apple TV.

    https://elpais.com/cultura/2022-01-14/a-joel-coen-le-faltaba-shakespeare-para-bien.html

  11. Los siguientes 3 usuarios agradecen el post de macahe:


  12. #7
    Leyenda SubAdictos Avatar de macahe
    Fecha de ingreso
    13-11-2013
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,585
    Agradecimientos: 4774

    Predeterminado

    ¿Dónde está el alma de Macbeth?
    La adaptación de Joel Coen del clásico de Shakespeare tiene buenos actores, buena iluminación, en general todo está bien... pero falta algo



    Orson Welles, en su adaptación cinematográfica de 'Macbeth'.

    Andrés Lima

    Me encanta Macbeth, la tragedia de William Shakespeare, vaya por delante. Veo la adaptación cinematográfica de Joel Cohen, interpretando Denzel Washington y Frances McDormand a la pareja protagonista, los Macbeth. Buenos actores, buena iluminación, buena dirección de arte, buen vestuario, en general todo está bien, es estéticamente bonito, técnicamente fantástico… pero falta algo. ¿Qué?

    Creo que eso que le falta reside en la adaptación del teatro al cine. Me piden este artículo para hablar desde el punto de vista de una persona, como yo, que conoce a Shakespeare desde las tablas teatrales. Voy a intentar explicarme. Macbeth está escrita para un teatro, con todo lo que eso conlleva: público en directo, espacio único y contacto directo entre el actor y el espectador. El actor y el director deben dirigir la mirada del público hacia donde Shakespeare les indica, no hay filtros, no hay movimientos de cámara. Y es por esto por lo que la adaptación cinematográfica debe atender a las razones profundas que mueven esta historia y sus personajes.

    El autor con esta obra, casi por primera vez en la historia del teatro, entra dentro de la cabeza de los personajes, en su psicología, en sus miedos y deseos, en sus pesadillas y oraciones. El terror de Macbeth nos llega a través de sus monólogos, la crueldad de Lady Macbeth a través de sus invocaciones al infierno. No basta con acercar la cámara y susurrarnos la tragedia. El deseo en Macbeth grita, llora, se desespera y lo hace a través de la belleza de la palabra, que ha de llegar con todos sus matices. La furia de la tragedia depende del impacto emocional en el espectador, de la empatía, por contradictorio que parezca, que sentimos por los asesinos. La auténtica adaptación de Macbeth es la que hace que nos veamos en un espejo, que recibamos nuestra imagen más siniestra. Eso es el alma de Macbeth. Sin embargo, esta versión no tiene esa alma, es solo poética al servicio de la poética. Un jarrón chino habla de su propia belleza estética, a esto se parece esta versión, a la fotografía hermosa y tenebrosa de un castillo sin habitantes dentro.


    El director Joel Coen y a su izquierda Frances McDormand, en el rodaje de 'Macbeth'. Alison Rosa (AP)

    Macbeth es pasión, es miedo a cometer un crimen y que la espuela del deseo te empuje al horror de cometerlo, a apartarte de la vida, a abrazar la violencia, el odio, la sospecha, la culpa. Desde que se comete el asesinato ya nunca habrá paz, Macbeth ha matado al sueño y todo se convierte en pesadilla, en mal viaje con malos compañeros, en correr directos hacia la muerte arrastrando todo a nuestro paso. Macbeth habla de cómo construimos el horror, de cómo nos servimos del horror y de cómo todo ello nos conduce a la locura, a la habitación más oscura que habita en nuestro cerebro: “La vida es una historia contada por un loco, llena de ruido y furia, que no significa absolutamente nada”.


    Carmen Machi y Javier Gutiérrez, en la adaptación de 'Macbeth' dirigida por Andrés Lima en 2014.Luis Castilla.

    La tragedia de Macbeth es el retrato minucioso de la psicología del ser humano ante la ambición de poder. La lucha por el poder político siembra la historia del mundo de crímenes entre reyes, de guerras fratricidas, de militares enloquecidos, de asesinos y asesinas poderosos y de su mejor consejero: el interés.

    Respetar y conseguir que lo que nos cuenta Shakespeare llegue a los espectadores es la tarea de cualquiera que cuente el cuento del innombrable (en los ambientes teatrales trae mala suerte mentar el nombre del protagonista de esta obra). Es tan poderoso el mensaje del autor que la superstición envuelve la historia de este relato sobre la superstición. Todo se basa en el cuento de una bruja, un cuento de pasión incontrolable, de sed de poder y sangre. Akira Kurosawa adaptó Macbeth como nadie en su Trono de sangre. Orson Welles retrató la borrachera de ambición del ser humano en su película, tan hermosa como cruel. Los Macbeth son el matrimonio perfecto, unidos para el desastre, como lo fueron los Ceaucescu, los Pinochet y tantos otros. Es lo que tiene la ausencia de la democracia.

    Macbeth, lamentablemente, sigue siendo actual, aunque sea el cuento de unas brujas, que no existen, pero haberlas… haylas.

    Vean esta versión y ya me cuentan.
    https://elpais.com/cultura/2022-01-14/donde-esta-el-alma-de-macbeth.html

  13. Los siguientes 5 usuarios agradecen el post de macahe:


  14. #8
    Peligrosamente Adicto Avatar de Chorni
    Fecha de ingreso
    17-11-2020
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    469
    Agradecimientos: 775

    Predeterminado

    ¿Macbeth negro? quizás la próxima versión será con un Macbeth gay y una Lady Macbeth asiática, todo sea para ser políticamente correcto y captar mercados específicos.
    No me convenció la de Polanski.
    Buena adaptación la de Kurosawa,
    Me quedo con la versión protagonizada por Orson Welles.
    Saludos.
    Chorni.

  15. Los siguientes 3 usuarios agradecen el post de Chorni:


  16. #9
    Adicto Sin Retorno Avatar de murillo
    Fecha de ingreso
    06-04-2010
    Mensajes
    3,716
    Agradecimientos: 6064

    Predeterminado

    Ya he visto pinchemil adaptaciones de "Macbeth" que no creo necesitar otra. Pero gracias.

  17. Los siguientes usuarios agradecen a murillo por este tema:


  18. #10
    Sin Adicción Avatar de brunomalone
    Fecha de ingreso
    15-07-2012
    Mensajes
    22
    Agradecimientos: 18

    Predeterminado

    ¿No parece que sea comedia, verdad?

  19. #11
    Subtitulador Avatar de fanny
    Fecha de ingreso
    08-07-2015
    Ubicación
    Galicia
    Edad
    47
    Mensajes
    80,959
    Agradecimientos: 167860

  20. Los siguientes 5 usuarios agradecen el post de fanny:


  21. #12
    Adicto Sin Retorno Avatar de murillo
    Fecha de ingreso
    06-04-2010
    Mensajes
    3,716
    Agradecimientos: 6064

    Predeterminado

    Cita Iniciado por brunomalone Ver mensaje
    ¿No parece que sea comedia, verdad?
    Con los Coen nunca se sabe.

  22. #13
    Adicto Sin Retorno Avatar de viejohugo
    Fecha de ingreso
    24-03-2011
    Mensajes
    1,342
    Agradecimientos: 1917

    Predeterminado

    Gracias @the darkness

  23. Los siguientes usuarios agradecen a viejohugo por este tema:


  24. #14
    Medio Adicto Avatar de kakadeluxe
    Fecha de ingreso
    04-02-2021
    Mensajes
    47
    Agradecimientos: 39

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Chorni Ver mensaje
    ¿Macbeth negro? quizás la próxima versión será con un Macbeth gay y una Lady Macbeth asiática, todo sea para ser políticamente correcto y captar mercados específicos.
    No me convenció la de Polanski.
    Buena adaptación la de Kurosawa,
    Me quedo con la versión protagonizada por Orson Welles.

    Saludos.
    Chorni.
    Las versiones de Ákira Kurosawa y Orson Welles son unos peliculones y las mejores versiones de Macbeth que he visto.
    Visto las dos anteriores, ¿para que ver otra? salvo que tenga alguna novedad.

  25. Los siguientes 2 usuarios agradecen el post de kakadeluxe:


  26. #15
    Leyenda SubAdictos Avatar de macahe
    Fecha de ingreso
    13-11-2013
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,585
    Agradecimientos: 4774

    Predeterminado

    «Viscosa y espesa como una sopa de sangre»
    Crítica ★★★★☆ ½ de «La tragedia de Macbeth», de Joel Coen.


    Estados Unidos, 2021. Título original: «The Tragedy of Macbeth». Dirección: Joel Coen. Guion: Joel Coen. Historia original: William Shakespeare. Compañía productora: A24, IAC Films. Dirección de fotografía: Bruno Delbonnel. Música: Carter Burwell. Montaje: Lucia Johnston, Reginald Jaynes. Producción: Joel Coen, Frances McDormand, Robert Graf. Intérpretes: Denzel Washington, Frances McDormand, Brendan Gleeson, Bertie Carvel, Alex Hassell, Corey Hawkins, Kathryn Hunter, Harry Melling, Ralph Ineson, Sean Patrick Thomas, Miles Anderson, Matt Helm, Brian Thompson. Duración: 105 minutos.



    Spoiler:
    SPOILER:

    Carlos Cruz Salido

    Desde su estreno en la corte de Jacobo I a comienzos del siglo XVII, Macbeth ha sido considerada una pieza maldita entre aquellos que la interpretaban en teatros y salones. Aún hoy, los actores más supersticiosos se refieren a ella como «La obra escocesa», evitando así mentar el nombre de su malogrado protagonista. Según la leyenda negra que la envuelve, William Shakespeare se inspiró en la caza de brujas que tuvo lugar en North Berwick para representar a las «Hermanas Fatídicas», parafraseando incluso los testimonios de las enjuiciadas a la hora, por ejemplo, de conjurar sus aciagas profecías. El propio Jacobo I, mecenas del Bardo a quien la obra en cuestión homenajea (el monarca afirmaba ser descendiente lejano de Banquo, némesis de Macbeth), era un entusiasta reconocido del esoterismo, publicando en 1597 un tratado sobre demonología que serviría asimismo de influencia para Shakespeare. En este contexto dominado por la nigromancia y las fuerzas oscuras que nos gobiernan surge La tragedia de Macbeth (2021), primera incursión cinematográfica de Joel Coen en solitario. Su adaptación es notable no solo porque abraza –desde una veneración cercana a lo hagiográfico– el texto original, sino también el espíritu que lo imbuía: Macbeth es, en palabras del crítico teatral Jan Kott, «viscosa y espesa como una sopa de sangre». Después de demasiados intentos de transliteración a la gran pantalla, Coen ha conseguido al fin plasmar esa atmósfera densa y aletargada, esculpiendo una historia que tiene más de mal augurio que de tragedia política.

    Tanto la obra escrita como la que nos ocupa abren, de hecho, con las brujas de Hécate, que aguardan la llegada de Macbeth (Denzel Washington) y Banquo en un yermo donde solo pueden escucharse sus susurros presagiadores y la brisa que mece la bruma de la que emergen nuestros héroes, victoriosos tras la batalla. Lo que viene después es de sobra conocido: las Hermanas le vaticinan a Macbeth la Corona de Escocia, mientras que Banquo nunca reinará, pero sí sus vástagos –recordemos la genealogía de Jacobo I. Azuzado por estas visiones así como por las pasiones regicidas de su esposa, Lady Macbeth (Frances McDormand), el barón de Glamis y Cawdor se precipitará en un pozo de ambición y locura hasta cumplir con la profecía y convertirse en un tirano. Joel Coen sitúa la acción en un escenario descaradamente teatralizado, con paisajes fantasmagóricos acosados por una niebla perenne e interiores desnudos, casi primitivos, extraños a cualquier clase de ornamento. Que nadie se lleve las manos a la cabeza al descubrir que todo el proceso de grabación se llevó a cabo en un mastodóntico estudio de Los Ángeles. Así las cosas, cuesta distinguir si se trata de una recreación alucinada del infierno o de una perversión amarga de nuestro mundo: sus páramos están enlodados, aunque rara vez llueve; los muros y escaleras, hechos de un cartón piedra níveo y frío, recuerdan a los del castillo gótico de Vampyr (Carl Th. Dreyer, 1932); las lucernas, horadadas en perfecta simetría con portones y columnas, dejan penetrar una luminosidad artificial ya sea día o noche. Este Macbeth, filmado en el sensacional blanco y negro de Bruno Delbonnel, es un claroscuro penumbroso que, en sus contrastes, ensalza el mal incipiente y predativo que amenaza a aquella buena tierra. La intención del estadounidense resulta a estas alturas evidente: los protagonistas de La tragedia de Macbeth son los humanos y demonios (¿acaso no son lo mismo?) que lo habitan; su emplazamiento no es más que un marco de trabajo auxiliar con valor estético, la anotación al inicio de una escena que, en una obra de teatro, da paso a la misma.

    Quizá con ánimo de acentuar la teatralización, o quizá meramente consciente de los riesgos que entrañaría un duelo lírico con una de las plumas más brillantes que se conocen, el mayor de los Coen se resigna –salvo en contadas excepciones– a transcribir fragmentos del material original. Todo un disfrute para aquellos versados en las florituras y cabriolas semánticas del de Avon, si bien los no iniciados siquiera en su accesible Macbeth probablemente piensen diferente. Por fortuna, nos repetimos, el estreno en salas ha sido tan ridículamente limitado que los primeros podrán rebobinar cada soliloquio para deleitarse y los segundos para devanarse los sesos. Y, si no, siempre les quedará la posibilidad de tomar a préstamo los lamentos de Macbeth ante el atentado contra Duncan: «hubiera muerto yo una hora antes y mi vida habría sido una dicha». Un servidor no es especialista en Shakespeare, pero la casilla de Macbeth sí está tachada, y esta última adaptación –además de hacerle justicia– aporta grandiosidad y sublimidad a un texto que no necesitaba más que de sí mismo para entusiasmar.



    «Su adaptación es notable no solo porque abraza –desde una veneración cercana a lo hagiográfico– el texto original, sino también el espíritu que lo imbuía. […] Después de demasiados intentos de transliteración a la gran pantalla, Joel Coen ha conseguido al fin plasmar esa atmósfera densa y aletargada, esculpiendo una historia que tiene más de mal augurio que de tragedia política».

    Lo hace, paradójicamente, desde una sobriedad y mesura a las que solo un director experimentado como Joel Coen estaría dispuesto a someterse. Sus apabullantes planos picados y cenitales se acercan más a El proceso (1962) de Orson Welles que a su barroco Macbeth (1948). Tampoco hay ni rastro de la belicosidad de Justin Kurzel (2015) ni de la personalísima y no menos grotesca adaptación firmada por Roman Polanski (1971). Trono de sangre (Akira Kurosawa, 1957), a pesar de mostrarse más preocupada por el honor típicamente nipón que por la magia negra, es el único Macbeth capaz de hacer sombra al de Coen. Sin embargo, donde el inimitable Toshiro Mifuno eligió «ruido y furia», Denzel Washington se decanta por la templanza. La transición entre el barón de espíritu noble, fiel a su rey, y el magnicida embriagado de poder en que deviene es tan sutil que en un primer momento parece que jamás vaya a producirse. Sus angustiantes cavilaciones, acompañadas de miradas entregadas al vacío donde una chispa de locura va brotando sin remedio, se oponen a la determinación fatal de Frances McDormand. La complejidad de Lady Macbeth –caja de Pandora de todos los males al debutar la obra, hoy incluso vindicada– habría requerido de algo más de detenimiento. Su descenso a la demencia más absoluta se antoja apresurado, y para cuando se ha convertido en un espectro ataviado de blanco al final de la escalera, su hora fúnebre ya es inminente. Mención aparte merece la interpretación de no una, ni de dos, sino de las tres brujas, a cargo de Kathryn Hunter. Sus contorsiones imposibles y su horripilante voz hueca llegan a confundir, y un pensamiento flota entonces sobre nosotros: ¿y si Macbeth está genuinamente maldita?

    Joel Coen se ha hecho, sin duda, esa misma pregunta hasta la saciedad. ¿De dónde nacen si no esos tambores de ultratumba que resuenan al unísono de las pisadas que se encaminan a dar muerte a un rey, o de las gotas de sangre que se escurren hasta chocar con la piedra húmeda de Dunsinane? Al fin y al cabo, fueron las quemas de brujas y los grimorios escritos por su mecenas los que informaron esta tragedia shakesperiana. La ambición desmedida y la tiranía (focos habituales del análisis de la obra) son corolarios, que no causa, del mal que sacudió las tierras escocesas de Duncan, Macduff y otros nobles señores ficcionales del siglo XI. Y podríamos seguir disertando sobre las infinitas capas que encierra porque Macbeth es inagotable, ya se dirijan otras treinta adaptaciones más o caiga en el olvido de generaciones venideras. El maestro de Minnesota lo sabe; quizá es por eso que la suya es la mejor de todas ellas.


    https://www.elantepenultimomohicano.com/2022/01/critica-la-tragedia-de-macbeth.html

  27. Los siguientes 2 usuarios agradecen el post de macahe:

     Chorni,  fanny

  28. #16
    Peligrosamente Adicto Avatar de Arielito
    Fecha de ingreso
    30-06-2011
    Ubicación
    en una puta Ciudad...
    Mensajes
    335
    Agradecimientos: 588

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Chorni Ver mensaje
    ¿Macbeth negro? quizás la próxima versión será con un Macbeth gay y una Lady Macbeth asiática, todo sea para ser políticamente correcto y captar mercados específicos.
    No me convenció la de Polanski.
    Buena adaptación la de Kurosawa,
    Me quedo con la versión protagonizada por Orson Welles.
    Saludos.
    Chorni.
    tal cual,el progresismo esta enfermando todo,exageracion de correccion politica,me enferma la verdad,no queda duda que Denzel es un buen actor,me gusta pero los clasicos son clasicos,de la peli no voy a hablar,no la vi ni la veré,vi un Macbeth con Fassbender y la verdad me pareció rarisima,no me gustó.
    Falta un Tarzan transgénero? ya que tenia pelo larguitoooo
    Populista es aquella persona que predica ideas que sabe falsas entre personas que sabe idiotas.

  29. Los siguientes usuarios agradecen a Arielito por este tema:

     Chorni

  30. #17
    Subtitulador Avatar de fanny
    Fecha de ingreso
    08-07-2015
    Ubicación
    Galicia
    Edad
    47
    Mensajes
    80,959
    Agradecimientos: 167860

    Predeterminado

    Gracias @macahe

  31. #18
    Leyenda SubAdictos Avatar de macahe
    Fecha de ingreso
    13-11-2013
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,585
    Agradecimientos: 4774

    Predeterminado

    De nada @fanny

  32. Los siguientes usuarios agradecen a macahe por este tema:

     fanny

  33. #19
    Subtitulador Avatar de Wendy
    Fecha de ingreso
    29-05-2010
    Mensajes
    11,275
    Agradecimientos: 17005

    Predeterminado

    - Santas cachcuhas, Batman! Cuántos filisteos e intolerantes.
    - Sí, Robin. Son los que cuando tienen poder, censuran hasta a los hermanos Marx.
    - Con ese apellido, ven rojo...
    "El problema con las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta", Mafalda (Quino).

  34. #20
    Leyenda SubAdictos Avatar de Amadel
    Fecha de ingreso
    19-09-2013
    Ubicación
    Ciudad Autónoma de Buenos Aires
    Mensajes
    97,112
    Agradecimientos: 74753

    Predeterminado

    Jueves 20 de enero de 2022

    William Shakespare según Joel Coen

    "La tragedia de Macbeth": noche y niebla

    Su estilización extrema, su despojamiento, su voluntad de abstracción tan evidente es quizás el mayor problema del film, o en todo caso el que lo hace entrar en contradicción con la obra misma de la que se nutre.
    Luciano Monteagudo

    Denzel Washington y Frances McDormand hacen lucir el texto con precisión y autoridad, pero la puesta en escena les contagia su hieratismo.

    La tragedia de Macbeth 6 puntos
    The Tragedy of Macbeth, EE.UU., 2022.
    Dirección y guion: Joel Coen.
    Fotografía: Bruno Delbonnel.
    Música: Cartel Burwell.
    Intérpretes: Denzel Washington, Frances McDormand, Brendan Gleeson, Alex Hassell, Corey Hawkins.
    Duración: 106 minutos.

    Spoiler:
    SPOILER:
    Todo en el Macbeth dirigido por Joel Coen –la primera película en su obra que hace sin colaboración alguna de su hermano Ethan- es noche y niebla. Una noche siempre brumosa, blanquecina, por momentos casi cegadora. O como dice el propio texto de Shakespeare, cuando Macbeth (Denzel Washington) le pregunta a Lady Macbeth (Frances McDormand): “¿Cómo va la noche?” Y ella le responde: “Casi en lucha con la mañana, mitad por mitad”.

    Se diría que esa lucha nunca se resuelve, ni en la obra original ni en el film de Coen, quien seguramente eligió un blanco y negro muy contrastado, casi sin grises, para dar mejor cuenta de ese enfrentamiento, que no es entre el bien y el mal (hace tiempo que el mal ha triunfado), sino entre la noche y el día, entre el sueño y la vigilia. Es como si Macbeth tratara infructuosamente de despertar de la pesadilla en que se ha sumido y nunca pudiera conseguirlo, a pesar de todos sus esfuerzos.

    Otro tanto le sucede a Lady Macbeth, que comienza empujando a su marido al abismo de la traición y el magnicidio –el asesinato de Rey Duncan (el gran Brendan Gleeson)- pero luego no puede escapar tampoco del mal sueño que la acosa, hasta terminar sonámbula, caminando y hablando dormida, iluminada apenas por el temblor de una vela que no la conduce hacia ninguna parte.

    Como escribió el polaco Jan Kott, quizás el mejor exégeta de Shakespeare, la de Macbeth “es una noche de la cual fue desterrado el sueño, en ninguna de las tragedias de Shakespeare se habla tanto del sueño como en ésta. Macbeth ha matado el sueño, Macbeth ya no puede dormir, nadie puede dormir en toda Escocia. El sueño desapareció y sólo quedaron las pesadillas”.

    Ese clima onírico Joel Coen lo busca no sólo con la fotografía del francés Bruno Delbonnel (que viene trabajando con los famosos hermanos desde que abandonaron el registro analógico por el digital) sino también, muy en especial, por el diseño deliberadamente teatral y antinaturalista del set, que no hace sino enfatizar la prisión metafísica en la que viven sus personajes. El castillo de Macbeth –que parece una escenografía escapada de una ópera- es su propia cárcel. Hasta su dormitorio se asemeja a una mazmorra, con unas rejas brutales en el techo, desde donde las brujas que le anunciaron su trágico destino siguen perturbando su sueño, como buitres esperando la carroña.

    Los infinitos corredores recuerdan a los que pintaba el italiano Giorgio de Chirico, con esas inquietantes recovas vacías de vida. Todo en ese mundo son líneas de fuga y, sin embargo, Macbeth no tiene a dónde huir, no puede escapar a su conciencia, como lo prueban los recurrentes planos cenitales, donde el cielo parece caérsele encima.

    Esa estilización extrema, ese despojamiento, esa voluntad de abstracción tan evidente es quizás el mayor problema del film, o en todo caso el que lo hace entrar en contradicción con la obra misma de la que se nutre. Quizás no haya tragedia más sangrienta en la obra de Shakespeare que Macbeth, ninguna en la que la sangre manche tanto las ropas, las manos, los parlamentos incluso, y no hay un Macbeth más limpio, más gélido, menos sanguíneo que el de Joel Coen. El de Polanski es casi gore en comparación e incluso aquellos filmados en blanco y negro, como los de Orson Welles y Akira Kurosawa, son salvajes al lado de este Macbeth excesivamente pulcro, compuesto, desapasionado, ganado por la frialdad de la imagen digital.



    En los protagónicos, Denzel Washington y Frances McDormand hacen lucir el texto con precisión y autoridad, pero la puesta en escena les contagia su hieratismo. Se extraña más desvarío, más desesperación, más locura. Es lógico: en todo caso están en sintonía con la concepción general del film, que salvo Brendan Gleeson como el desdichado Duncan, tiene un elenco secundario poco relevante, de escasa fuerza, incluso allí donde más la necesita, como es el caso del Mcduff de Corey Hawkins, el antagonista final de Macbeth, aquel que “no ha nacido de vientre alguno de mujer”.


    https://www.pagina12.com.ar/396393-l...noche-y-niebla
    Última edición por Amadel; 20-01-2022 a las 02:06:49

  35. Los siguientes 2 usuarios agradecen el post de Amadel:

     Chorni,  fanny

  36. #21
    Medio Adicto Avatar de kakadeluxe
    Fecha de ingreso
    04-02-2021
    Mensajes
    47
    Agradecimientos: 39

    Predeterminado

    Me ha gustado la crítica de la Web Página 12, sobre todo el penúltimo párrafo que parece un excelente resumen de lo que vas a ver.

  37. Los siguientes usuarios agradecen a kakadeluxe por este tema:

     Chorni

  38. #22
    Subtitulador Avatar de fanny
    Fecha de ingreso
    08-07-2015
    Ubicación
    Galicia
    Edad
    47
    Mensajes
    80,959
    Agradecimientos: 167860

    Predeterminado

    Gracias @Amadel

  39. Los siguientes usuarios agradecen a fanny por este tema:

     Amadel

  40. #23
    Leyenda SubAdictos Avatar de Amadel
    Fecha de ingreso
    19-09-2013
    Ubicación
    Ciudad Autónoma de Buenos Aires
    Mensajes
    97,112
    Agradecimientos: 74753

    Predeterminado

    Cita Iniciado por fanny Ver mensaje
    Gracias @Amadel
    De nada @fanny

  41. Los siguientes usuarios agradecen a Amadel por este tema:

     fanny

  42. #24
    Adicto Sin Retorno Avatar de docdreem
    Fecha de ingreso
    28-04-2010
    Ubicación
    Brasil
    Edad
    45
    Mensajes
    3,475
    Agradecimientos: 2103


    Seguir a docdreem en Twitter Agrega a docdreem en Facebook

    Predeterminado

    Gracias por el aporte
    <[email protected]@argentina>

Temas similares

  1. Macbeth / The Tragedy of Macbeth (1971)
    Por Neokyo en el foro Drama (+)
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 25-12-2021, 04:38:11
  2. Macbeth (1948)
    Por NazoMunera en el foro Drama (+)
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 30-04-2018, 14:51:30
  3. Tragedy Girls (2017)
    Por LeoC en el foro Comedia (+)
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 07-02-2018, 04:10:54
  4. Az ember tragédiája / The Tragedy of Man (2011)
    Por canyengue en el foro Animación (+)
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 30-03-2017, 10:17:18
  5. Macbeth (2006)
    Por Neokyo en el foro Thriller / Crimen (+)
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 12-07-2014, 00:49:49

Miembros que han leído este tema: 208

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •